Cancillería anunció oficialmente que no respaldará postulación de Claudio Grossman a la Corte Internacional de Justicia

0
272

El Ministerio de Relaciones Exteriores dio a conocer la tarde de este jueves de oficializar su decisión de no postular al destacado jurista chileno Claudio Grossman a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para tomar la vacante que dejó la muerte del brasileño Antônio Cançado Trindade el 29 de mayo.

La decisión se produce luego de un intenso lobby desde círculos diplomáticos nacionales, que incluyó incluso una carta de ex cancilleres al Ministerio. Sin embargo, la postulación no era bien vista en el Gobierno, desde donde estimaban que el lanzamiento de una candidatura de ese tipo era de por si compleja y que debían necesariamente considerar equilibrios diplomáticos y votos comprometidos con otros Estados por negociaciones anteriores, algo que se dio justamente para que en noviembre el propio Grossman fuera reelecto para un segundo período de cinco años (2023 – 2027) en la Comisión de Derecho Internacional de Naciones Unidas. Si dejara ese puesto, Chile perdería el cupo y eso es algo que la actual administración no está dispuesta a conceder.

Fue así que, por medio de un comunicado, la Cancillería finalmente lo confirmó en respuesta a una carta enviada por los Miembros del Grupo Nacional de la Corte Permanente de Arbitraje, que también respaldó el nombre de Grossman, quien pudo ser el primer chileno en tal cargo en 67 años, tras el desempeño como juez titular de Alejandro Álvarez Jofré entre 1946 y 1955.

Si bien en el texto la cartera resaltó que el frustrado candidato “es un reconocido académico y jurista chileno con una destacadísima trayectoria internacional”, entre ella, su rol como coagente en el caso de la delimitación marítima contra Perú y en el caso contra Bolivia, apunta que es tradición en la CIJ que “el país que por alguna razón pierde a su experto, provee su reemplazo”.

De todas maneras, en este caso “Argentina ha presentado la candidatura del jurista Marcelo Kohen, mientras que Brasil ha postulado al juez Leonardo Caldeira para la vacante del fallecido juez Cançado Trindade”. El comunicado también precisa que en paralelo, otros países han puesto sus fichas para la elección regular del periodo 2024-2033.

Dicho esto, la Cancillería estableció que “una elección a la CIJ implica una campaña de gran envergadura, que se debe trabajar de manera prioritaria y con mucha anticipación“, y en ese sentido, advierte que “la administración anterior, pese a conocer esta información, no presentó al profesor Grossman ni a ningún otro candidato a la CIJ para el período 2024-2033, como tampoco se planteó por algún grupo de interés o Grupo Nacional de la Corte Permanente de Arbitraje la posibilidad de hacerlo ante esta administración”.

A la vez, se dio cuenta de que Chile tiene un “escaso caudal de votos para comprometer”, así como un “preocupante escenario actual de intercambio de apoyos”, lo que posiblemente dificultará también la presente candidatura al Consejo de Derechos Humanos.

“En el escenario descrito, considerando que una elección tan importante requiere planificación anticipada, disposición de votos, recursos presupuestarios y estrategia de campaña, el Ministerio de Relaciones Exteriores lamentablemente no está en condiciones de postular esta candidatura para el proceso eleccionario en curso”, ratifica Relaciones Exteriores.

Igualmente, el escrito cierra indicando que “estamos seguros de que en un futuro cercano -y atendiendo a la relevancia de la Corte Internacional de La Haya- Chile podrá realizar una postulación a este órgano judicial principal de la Organización de las Naciones Unidas, la que será presentada con la anticipación y planificación seria y adecuada que el cargo merece, de manera de asegurar su éxito”.

El eventual sucesor de Cançado Trindade ocupará su puesto durante los cinco años -de nueve- que restan de su segundo período, que inició en febrero del 2018.

Publicidad