¿Se irá a bajar Sichel? : “No podemos tener dos candidatos al mismo tiempo, es muy raro” dijo el candidato

“Participé en una primaria con ellos, pero tengo la sensación de que están más preocupados de sus problemas más internos que del bienestar de Chile. Hay algunos con los que me saco el sombrero y hay otros a los que lo único que les importa es su propia sobrevivencia”, dijo el abanderado de Chile Podemos Más.

0
426

Luego de los descuelgues de militantes y parlamentarios de la campaña de Sebastián Sichel para respaldar la candidatura del ultraderechista José Antonio Kast, el propio abanderado de lo que queda de Chile Podemos Más recapacita en torno a que no puede haber dos candidatos al mismo tiempo, porque es “raro”.

Tiene que haber definiciones y por eso dije que los dejaba en libertad de acción, no sólo a los militantes. Siento que lo que no puede pasar es tener dos candidatos al mismo tiempo, es muy raro (…). más que un quiebre, hay una sensación rara”, precisó el aspirante a La Moneda en una entrevista a El Mercurio.

En ese sentido, Sichel explica que le tiene respeto a los partidos (aunque en un momento, el 5 de agosto pasado dijo que le daba lo mismo) que conforman su campaña, indicando que “participé en una primaria con ellos, pero tengo la sensación de que están más preocupados de sus problemas más internos que del bienestar de Chile. Hay algunos con los que me saco el sombrero y hay otros a los que lo único que les importa es su propia sobrevivencia”.

Sin embargo, el candidato de la derecha apunta sus cuestionamientos una vez más a las colectividades oficialistas, afirmando que “si la derecha vuelve a caer en la tentación de sólo ser la resistencia, este país no sólo será ingobernable, sino que no vivirá nunca más en paz”.

Hay ciertas tentaciones caudillistas o populistas que van trayendo hacia atrás la historia de la centroderecha. Si algo yo valoraba en la centroderecha es que era el bastión del ciudado de la responsabilidad fiscal, pero parece que a algunos que se han descolgado les importaba poco y que, por lo tanto, están dispuestos a adherir a programas que son irresponsables en lo que era ese bastión”, apunta el ex ministro.

Incluso aseguró que “la centroderecha -agregó- había logrado avanzar en tolerar sus diferencias, abandonar esa derecha de los 90 que se peleaba todos los días. Siento que volvimos a esas viejas prácticas antes de potenciar lo que logramos en la primaria: un proyecto mayoritario y unitario”.

E insistió en que “no es la centroderecha en sí, sino que los que están cayendo en la tentación del resultado electoral de corto plazo con la derecha antigua, es que están haciendo perder la credibilidad que se había ganado en cuanto a la protección de los derechos humanos, en valoración de la diversidad, en la tolerancia con las distintas orientaciones sexuales“.

Sichel también reconoce que una vez pensó en bajar su candidatura y fue cuando “encontraron al desgraciado que golpeaba a mi mamá y pasó una cosa humana que tocó a mi familia y para mí eso es grave”.

En ese sentido, explicó que “fue duro y ahí uno dice que hay gente que está dispuesta a todo, a buscar a un abusador para hacerte daño en una elección y ahí uno piensa que nunca se quiere exponer a la familia”.

En cuanto a la posición asumida durante la semana que dio libertad para que quienes lo respaldaban se cambiaran debando, precisando que “estamos en un minuto de felicidad total porque también transparentamos una conversación tabú: había gente que quería tener dos candidatos y es mejor que fueran libres. Fue un acto de liberación”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí