Alcalde Codina pide a la elite política dejar de lados sus intereses y suspender elecciones

Además, llamó al Gobierno a que entregue ayuda a la ciudadanía en esta crisis sanitaria, la cual tiene que ser directa y con menos burocracia.

0
1558

A través de una carta que colgó en su cuenta de Facebook, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, quien va a la reelección, pidió a la elite política dejar de lado sus intereses partidarios e ideológicos y colocar los de la salud de la ciudadanía primero para posponer las elecciones del 11 de abril a raíz del aumento de contagios de Covid que se han venido registrando en las últimas semanas. Además, le envió un claro mensaje al Gobierno para que la ayuda a la ciudadanía sea directa y sin tanta burocracia.

Siendo alcalde de Puente Alto, la comuna más poblada del país, considero que, en estas circunstancias, se ha convertido en un deber compartir mi opinión sobre el dilema de aplazar o no las elecciones”, inicia su mensaje el edil.

En ese sentido, expresa que “veo miles de compatriotas sufriendo privaciones de distinto tipo, haciendo un esfuerzo enorme por no sucumbir a la pandemia ni a sus efectos económicos y emocionales producto de las restricciones y el encierro. También es cierto que vemos conductas irresponsables en fiestas clandestinas y otras situaciones que vulneran la norma sanitaria y son indignantes”.

Además, sostiene que el sistema de salud “está exigido como nunca antes. Las sociedades médicas y quienes dirigen la infraestructura hospitalaria informan que están haciendo esfuerzos sobrehumanos para lidiar con la pandemia y que algunos ya están sin camas disponibles o con el personal extenuado”.

Codina señala que “la situación es tremendamente delicada y el sistema político y sus autoridades no pueden estar desconectados del sufrimiento de tantas personas, quienes además les han dado su confianza para dirigir desde las distintas instituciones públicas los destinos del país”.

Los candidatos debemos compartir, sin distingos, las consecuencias que sufre cualquier ciudadano al que hoy la autoridad sanitaria le restringe sus libertades por el estado de catástrofe. Cómo podría el sistema político en su conjunto esperar apoyo de la ciudadanía y revertir el descrédito de la política si en una situación tan delicada no fuera capaz de ponderar que primero está la vida y la salud de las personas? Cualquier otro interés debe quedar de lado”, precisa.

Y sostiene que es necesario que “la elección se debe posponer sin dudarlo más. Por cierto que es una decisión que afecta a quienes estamos en competencia y más aún a quienes ostentan un cargo, pero el sistema político debe desprenderse de cualquier privilegio”.

Quienes estamos ejerciendo un cargo de elección popular y estamos en competencia, deberíamos dejar nuestros cargos hasta que se realicen efectivamente las elecciones, y de esta forma brindar condiciones para una competencia justa y seguridad de que en aplazar la elección no hay otro interés que cuidar la vida y salud de nuestras vecinas y vecinos. Chile necesita que de una vez pensemos en el bien común antes que en el propio. Sólo así lograremos avanzar y estar a la altura de lo que Chile necesita para sortear esta difícil e histórica crisis. Es fundamental brindar las adecuadas condiciones para garantizar una amplia participación en el crucial proceso constituyente y que nadie pueda cuestionarlo”, agrega.

Y explica que el hecho de aplazar las elecciones “debería ir acompañado de medidas potentes para evitar los contagios y la entrada de nuevas cepas, como el cierre de las fronteras, una estricta fiscalización y otras normas que sugieren los expertos”.

Al respecto, Codina le da un tirón de oreja al Gobierno, afirmando que “junto a esa discusión, es preciso acometer cómo seguir ayudando a tanta gente que lo necesita, sin burocracia, esa es una de las discusiones de fondo que debe ocupar realmente al gobierno, la oposición y la clase política en su conjunto”.

La escasa legitimidad de algunas autoridades, la baja participación y algunas decisiones erradas o mal comunicadas, han sido parte fundamental del problema político y social que vive nuestro país. Hoy existe la posibilidad de adoptar decisiones adecuadas e ir sanando heridas, o la posibilidad de profundizarlas y aumentar la distancia entre autoridades y ciudadanos… Ojalá el Gobierno y el Congreso no equivoquen el camino”, concluye.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí