El viaje oficial de los hijos del Presidente a China que puede transformarse en el Caval de Piñera

0
701

El viaje oficial a China que hizo a China el Presidente Sebastián Piñera ha causado un nuevo dolor de cabeza al Gobierno, luego que se conociera que los hijos del mandatario eran parte de la comitiva oficial y que participaron activamente en reuniones con empresarios tecnológicos chinos, transformando este hecho en un posible “Caso Caval” para la actual administración.

A pesar que el Gobierno rechazó una comparación con el caso que convulsionó y provocó la caída de aprobación de la figura de Michelle Bachelet, al interior de Palacio y de los partidos oficialistas hay un cierto resquemor a que en el futuro se vuelvan a suceder giras con familiares, con excepción de la primera dama y afecte aún más la imagen del mandatario.

Uno de los que es contrario a repetir una experiencia como esta es el timonel de RN, Mario Desbordes, quien señaló que la critica que se ha hecho a la situación es legítima por parte de la ciudadanía, pero rechazando el uso político que ha hecho la oposición.

En lo que viene no deberían viajar familiares, salvo la primera dama que tiene un rol de Estado”, aseguró el diputado RN.

Sin embargo, no es el único dirigente en esta postura puesto que el propio presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, también es partidario que en base a esta experiencia, se cambie la forma de integrar una comitiva y se hagan viajes con estándares más exigentes y transparentes.

 Un nuevo “Caso Caval”, pero para Piñera

El primero que puso un punto de inflexión con la participación de los hijos del mandatario, Cristobal y Sebastián Piñera Morel, fue el diputado del PS, Leonardo Soto, quien afirmó que esta situación era más grave que Caval.

Esta situación es más grave que Caval, porque en Caval hablábamos del hijo de la Presidenta (Michelle) Bachelet que cuando no era Presidenta tenía relaciones extraña con empresarios privados. Aquí estamos hablando de un Presidente en ejercicio de su función pública que invita a sus hijos a participar de los negocios que crea la Presidencia de la República para todos los chilenos. Hay una contradicción evidente entre ambos intereses y esto puede ser mucho más grave”, explicó.

Otro que también apuntó a esta visión fue el diputado del PC, Daniel Núñez, quien señaló que a pesar que no se atreve a compararlo directamente con el caso que afectó la imagen de Bachelet, existe un “olor” a que pueda transformarse en un escándalo de proporciones.

Así como vamos y como el Presidente sigue sumando casos, tiene aire, un olor a que puede ser un escándalo de proporciones mayúsculas”, expresó.

Sin embargo, dijo que “no me atrevería a compararlo con el otro caso, pero huele a algo muy oscuro que se está desarrollando acá y desde ese punto de vista Caval es una alerta de lo que puede ocurrir en Chile cuando un Presidente de la República incumple principios tan básicos como la probidad, la transparencia y en forma tan evidente, ya que lo que ha hecho el Presidente es algo completamente increíble y quiero decir que todavía no hemos escuchado ninguna palabra reconociendo el error y planteando qué es lo que va hacer. Así que desde ese punto de vista estamos muy preocupados por esa situación”.

En tanto, el senador de País Progresista, Alejandro Navarro, presentó esta jornada un requerimiento ante la Contraloría para que se aclare la situación, afirmando que este caso es superior a Caval, en donde están implicados Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, hijo y nuera de Bachelet, respectivamente.

Es muy superior al caso Caval, hay algunos que quieren hacer la semejanza o el correlato. El Presidente tuvo esa experiencia y aquí no se trata de perseguir a la familia del Presidente, aquí se trata de separar los negocios con la familia desde La Moneda y eso es un tema político, es un tema de probidad administrativa”, explicó el legislador.

Además, planteó que la información respecto a que Piñera habría ordenado a sus hijos a no realizar negocios con los empresarios con los que se reunieron no salvaba el tema, sino que por el contrario “se agrava, porque el Presidente lo que hace es reconocer que sus hijos fueron hacer negocios a China, en el avión presidencial, bajo el paraguas de su padre y eso para los chinos es corrupción y creo que China va a evaluar esta gira y después creo que dirán que fue equívoca, una gira fallida”.

Por su parte, la jefa de bancada de diputados del PPD, Andrea Parra, dijo que la presencia de los hijos del jefe de Estado en una gira oficial y que se hayan reunidos con empresarios chinos “no solamente la empaña, sino que se trata de una acción que es imprudente, que daña la figura presidencial y el ejercicio de su función pública”.

Además, no abordó el tema en cuanto a que esto podría transformarse en un Caval para el mandatario, indicando que aún cuesta comprender que la política “tiene que estar lo más lejos de los negocios y que la investidura no puede ser un trampolín para que los hijos del jefe de Estado accedan a espacios de privilegio”.

A su vez, el timonel del PPD, Heraldo Muñoz, dijo que esta reunión de negocios era “improcedente”, añadiendo no tener precedentes en que familiares de jefes de Estado hayan participado en actividades que tengan que ver con negocios.

En ese sentido, aprovechó de desmentir los comentarios provenientes del Gobierno y de Chile Vamos en el sentido que desde la llegada de la democracia, los Presidentes viajan junto a sus familiares.

Durante los cuatro años en que participé en las giras de la Presidenta Bachelet, no recuerdo ninguna vez que en que ella haya viajado con parientes, menos aún que alguna de esas personas, si hubiera habido alguna ocasión que yo no conocí, hubiese participado en alguna actividad oficial relativa a negocios”, precisó.

Defensa del Gobierno y Chile Vamos

A pesar de las insinuaciones que hubo desde la oposición a que esto podría transformarse en un Caval para Piñera, desde el Gobierno y Chile Vamos salieron a poner paños fríos a la situación e instaron a no comparar el viaje de los hijos del mandatario a China con lo ocurrido con Dávalos y Compagnon, caso en el que hubo tráfico de influencias.

La vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, pidió no ver debajo del agua y buscar comparar los casos, argumentando para ello que los viajes oficiales de los mandatarios desde que retornó la democracia al país siempre han viajado con familiares.

No veamos bajo el agua, aquí no ha existido ningún beneficio personal, acá no es empate con ninguna otra situación del pasado, porque eso no ha sucedido y en eso tenemos la convicción de que no ha sido así tal como lo han señalado los propios parlamentarios que han estado en esta gira acompañando al Presidente de la República”, argumentó.

Por su parte, la timonel de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, también rechazó la pretensión de algunos sectores de la oposición de vincular situaciones similares entre la presencia de los hijos del mandatario con Caval.

Eso no es efectivo y eso incluso fue reconocido por los parlamentarios de oposición. Era una reunión que fue pública, en la cual incluso participaron los medios de comunicación que estaban en la gira, por lo que pretender darle una connotación distinta no corresponde y evidencia la mala fe con la que ha actuado la izquierda”, sostuvo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí