Osvaldo Andrade al asumir presidencia de la Cámara: “La actual crisis de confianza atraviesa a toda la sociedad y se expresa en la pérdida de credibilidad de las instituciones políticas”

0
293

Este martes asumió la nueva mesa directiva de la cámara baja, la cual, tras un acuerdo de la nueva mayoría, será presidida por el diputado PS Osvaldo Andrade y en las vicepresidencias estarán el radical Marcos Espinosa y el DC Gabriel Silber.

Cumpliendo con el ritual de la Corporación, durante la mañana de este martes se realizaron las 3 elecciones para los cargos señalados.

De los 120 diputados en ejercicio, 119 fueron los habilitados para votar en estas tres elecciones que se realizan tradicionalmente con sistema de papel y lápiz.

En su discurso de entronización, Osvaldo Andrade señaló: “La amistad cívica, el afecto y respeto que he sentido en estos días comprometen mi voluntad por ejercer la Presidencia de esta Cámara de Diputados con rigurosidad y ecuanimidad, retomando la tradición republicana que hizo posible nuestra propia independencia como nación y que situó a esta Cámara como la fundadora del Congreso Nacional, cuna de nuestra democracia y defensora de nuestras libertades”.

Aton_114529-450x300

Andrade abordó de manera directa la actual crisis de confianza que afecta a la actividad política chilena.

“En efecto, desde hace un tiempo a esta parte se ha hecho sentir con fuerza un profundo malestar en la sociedad y un notorio debilitamiento en la confianza hacia nuestras principales instituciones. La que se expresa de manera brutal en el distanciamiento y descrédito de la política y particularmente en la institución que la representa: el Congreso Nacional. Probablemente razones hemos dado para que la ciudadanía se alejara de la política y de sus representantes. Pero reducir la actual crisis institucional sólo a la política sería mezquino y, fundamentalmente, un profundo error. La actual crisis de confianza atraviesa a toda la sociedad y se expresa en la pérdida de credibilidad de las instituciones políticas, empresariales y religiosas. A ello habría que agregar la preocupante pérdida del sentido de lo colectivo en la vida nacional. Se ha impuesto una cultura que privilegia el bienestar personal por sobre el bien común. La ganancia rápida por sobre el esfuerzo y la mesura. El camino corto por sobre el proyecto de largo aliento. El éxito individual por sobre el proyecto colectivo. Es este factor el que considero está a la base de la crisis actual y que explica la profundidad de la crisis”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí