Los errores de protocolo que erró Trump en la visita a la Reina Isabel II

0
781

Donald Trump no es precisamente conocido por su fidelidad al protocolo, y en su reunión con la reina Isabel II de Inglaterra pasó por alto condiciones que hay que cumplir frente a la monarca…Como no llegar tarde a la reunión, reverenciar o casi hacerla tropezar han sido algunas de las faltas más sonadas de Trump en su viaje oficial.

Tras hacerse esperar por más de 12 minutos, la Reina jamás mostró una señal de falta de clase ni se mostró molesta luego de estar esperando de pie al mandatario norteamericano y al cabo de un rato, Trump apareció sin mostrar ni una señal de disculpas al protocolo. Y es que el presidente estadounidense no fue ni siquiera capaz de hacerle una reverencia a la reina y en su lugar le extendió la mano.

Posteriormente, siguió mostrando su falta de modales y logró captar la atención de las cámaras, cuando, en plena inspección de la Guardia de Honor y sin una señal de respeto, dejó atrás a la reina. Para los ingleses, que están acostumbrados a la rigidez protocolar de la Casa Real, la visita del presidente estadounidense a su monarca fue sólo una molestia y los internautas lo hicieron saber a través de las redes sociales.

“No puedo dejar de mirar este vídeo. El presidente Trump anda delante de la reina. Hace como si su majestad no estuviera. Me faltan las palabras”, escribe un usuario de Twitter.

“Me recuerda a mi difunta madre, que más o menos tenía su edad. Seguramente ella también hubiera sido educada(…)”, escribió un usuario.

Este es el Protocolo real:

No hacerla esperar

La reina siempre es puntual. Llegar tarde a una reunión con ella es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer.

Saludar a la reina con un apretón de manos

Ni abrazos, ni besos, ni ningún tipo de contacto físico. A la reina se la saluda con un apretón de manos breve y suave.

Se debe esperar a que ella extienda su mano primero, si no lo hace, mejor limitarse a sonreír.

Hablar cuando te lo indiquen

A la hora de entablar una conversación con Su Majestad, es importante hablar solo si se le pregunta algo. Es la reina quien elige sobre qué temáticas hablar en sus conversaciones.

A su vez, si la reina está hablando de un tema, no se la debe interrumpir o cambiarle de tema; ella siempre debe llevar las riendas de la conversación.

Protocolo de vestimenta

La reina tiene el poder constitucional de exigir a sus súbditos que usen sombreros. Y a la hora de conocerla, la apariencia es muy importante y un atuendo serio y apropiado siempre es la mejor opción.

El contacto fisico está prohibido

Una regla estricta es que a la realeza no se la toca, solo en forma de apretón de manos siempre y cuando la reina decida extender su mano.

Medir las palabras

Si es la primera vez que conoces a la reina, la forma correcta de dirigirse a ella es diciéndole: «Su Majestad». Evita llamarla: «Su Alteza Real» o hablarle por su nombre de pila si no quieres que te echen del palacio.

¡De pie!

Si estás sentado al momento de la llegada de la reina, ¡párate de inmediato! Es señal de respeto y reconocimiento.

Jamás besar a la reina:

Nunca debes besar a la reina o a ningún miembro real a no ser que seas un miembro de la familia o un amigo cercano.

Las mujeres de la realeza eligen si quieren dar un beso en la mejilla o no, pero para que sea adecuado, no debe ser en el aire, pero tampoco estruendoso.

Lenguaje corporal

Ni brazos cruzados ni hombros caídos ante la reina. Al estar parados se puede colocar las manos delante o en la espalda. Pero se debe mantener una postura adecuada.

Y si bien hay muchos rumores sobre la importancia de los códigos de etiqueta y sus alocadas y estrictas exigencias, los miembros de la realeza suelen ser tolerantes con los que se confunden las normas; eso siempre y cuando no decidas abrazar a la reina y le pidas un autógrafo o una selfie.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí