Proceso de Paz de Colombia: España y Chile “acompañarán” diálogos entre el gobierno de Petro y el ELN

Tras asumir el poder el 7 de agosto, Petro se comprometió a llevar al país a una "paz total", con la propuesta de negociar el desarme y el sometimiento a la justicia de rebeldes y organizaciones narcotraficantes, respectivamente.

0
1190
Foto: Presidencia Argentina.

España y Chile “serán países acompañantes” de las negociaciones de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN que se retomarán en noviembre, informó este jueves el canciller colombiano, Álvaro Leyva, en un foro internacional en Buenos Aires.

Ambos países se habían ofrecido a apoyar los diálogos suspendidos por el expresidente Iván Duque (2018-2022) tras un mortífero ataque con coche bomba a una escuela policial en Bogotá en 2019.

Junto a los ministros de Relaciones Exteriores de España y Chile, Leyva confirmó “oficialmente” que serán “países acompañantes del proceso de paz colombiano”.

El gobierno izquierdista de Gustavo Petro y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) acordaron el restablecimiento de las conversaciones a partir de noviembre en “sedes rotativas” entre los países garantes del proceso: Venezuela, Cuba y Noruega, señala un cable de DW.

“La finalidad de todas estas reuniones (internacionales) debe ser la búsqueda de la paz total, ese es nuestro compromiso”, aseguró el canciller colombiano durante la reunión en la capital argentina, a la que asistieron representantes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Unión Europea y diplomáticos.

Sobre este diálogo,  el alto representante de la UE para las relaciones exteriores, Josep Borrell, dijo este jueves que es un proceso “que todo el mundo quiere acompañar, porque todo el mundo es consciente de su importancia y muchos creen que pueden hacer una aportación importante”.

Leyva agradeció a su homólogo cubano por “facilitar su territorio para hacer la paz” y aseguró que “Cuba no es un país terrorista”.

Cuba fue sede y garante del acuerdo de paz con las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), convertidas hoy en partido político. También acogió el proceso con el ELN, la última guerrilla reconocida en Colombia, hasta el abrupto fin de las conversaciones.

El entonces presidente Duque pidió a las autoridades cubanas la entrega del equipo negociador de esa guerrilla, a lo que Cuba se opuso alegando que los protocolos establecían el regreso seguro de los rebeldes a territorio colombiano en caso de que fracasaran los diálogos.

Entonces, Bogotá presionó para que Estados Unidos volviera a considerar a Cuba como un país patrocinador del terrorismo. En enero de 2021, en los últimos días de la administración de Donald Trump, Washington incluyó a Cuba en esa listajunto con Irán, Siria y Corea del Norte.

Tras asumir el poder el 7 de agosto, Petro se comprometió a llevar al país a una “paz total”, con la propuesta de negociar el desarme y el sometimiento a la justicia de rebeldes y organizaciones narcotraficantes, respectivamente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí