lunes, septiembre 25, 2023
https://itpcsantiago.cl/

Festival de Venecia: «Larrain, Pinochet vampiro perché la storia non si ripeta»

Debe leer

La siguiente es la crónica de la agencia italiana ANSA sobre la película chilena que define como: «El director chileno lleva la comedia negra El Conde a la competición del Lido. Fue necesaria la imaginación de Pablo Larraín (Tony Manero, Jackie) para imaginar a un Augusto Pinochet convertido en un vampiro cansado que, tras 250 años de vida, sólo quiere morir.

Él también estaría dispuesto a hacerlo, pero sólo tiene un miedo: acepta que le llamen asesino, pero no soporta que le llamen ladrón.

Su esposa (Gloria Münchmeyer), entonces, ha iniciado una aventura con su turbio mayordomo (Alfredo Castro), que también es vampiro. Finalmente, los hijos y las hijas sólo esperan su herencia y, por tanto, son más vampiros que vampiros. Así es, en pocas palabras, El Conde de Pablo Larraín, una película en blanco y negro aspirante a Venecia y centrada en la figura de Augusto Pinochet (Jaime Vadell), general chileno al mando del país de 1973 a 1990, como así como protagonista de una de las dictaduras más atroces del siglo XX que produjo miles de víctimas civiles.

«La idea de la película (que será distribuida por Netflix a partir del 15 de septiembre) – explica el director – no es ciertamente original y se basa en el concepto más peligroso: que una figura como Pinochet puede ser eterna y que el mal eventualmente podrá sobrevivir. Creo que es justo decir esto hoy en un momento en que la historia parece repetirse». Por otro lado, es difícil «prever – añade – cómo será recibido en Chile. Probablemente habrá quienes lo odiarán y quienes lo amarán». La idea inicial, señala Larraín, «era hacer una película sobre Pinochet como vampiro y pensamos en hacer una serie de televisión, pero luego nos dijimos: ¿por qué no hacemos una película? Sin embargo, nunca nos habíamos planteado desarrollar estos proyectos con motivo del cincuentenario del golpe de estado. No estaba previsto. Fue sólo una casualidad».

Fue necesario un largo proceso para abordar esta cuestión, también porque «Pinochet nunca ha sido representado en el cine ni en la televisión. Tuvimos que encontrar el enfoque adecuado que al final nos llevó a combinar la farsa, la sátira con elementos que de la leyenda del «El conde vampiro. Una manera de no empatizar nunca con él, algo que habría sido absolutamente inaceptable», subraya el director.

«Pinochet, hay que decirlo, nunca tuvo que lidiar con la justicia. Es un hombre que murió en libertad y muy rico. Esta impunidad también lo hizo eterno y qué mejor que un vampiro para representar la eternidad»

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Compañías chilenas se reúnen con empresas del acero de Turquía

Atraídas por el gran ambiente de inversión en infraestructura que se vive en Chile, se juntaron con cerca de...
- Publicidad -

Los destacados del día