Chile en modo plebiscito

Si gana el Apruebo, será en torno a las decenas de leyes transitorias que deberán normar la transición. Si gana el Rechazo, está abierto el abanico.

0
383
En el centro de Santiago se vende la Constució en las calles como en este puesto de calle Huérfanos el viernes 22 de julio. (Foto: Infogate)

Faltan poco más de cinco semanas para el 24/9.  Lo único seguro es que después seguiremos en modo constituyenteSi gana el Apruebo, será en torno a las decenas de leyes transitorias que deberán normar la transición.  Si gana el Rechazo, está abierto el abanico: desde recomenzar un nuevo proceso hasta iniciar reformas a la constitución existente según prometen algunos.  

La sociedad clama por recuperar la seguridad, amenazada cotidianamente por diversas causas, y también por la carestía de la vida, o sea, la inflación que cada día achica los salarios.  El malestar no tiene mucho que ver con la discusión constitucional, pero pone el contexto real y emocional para miles de familias, de esas que viven al sur de Av. Matta en la capital, o que no tienen posgrados en el extranjero.  El 4/9,  ¿será momento de expresión de rabia? ¿o de demanda de certidumbres?  La campaña empezó, veremos quien moviliza mas infantería, luego vendrá la Franja que moverá las emociones.

La escena mundial no facilita un entorno de tranquilidad.  Pelea de perros grandes. No está claro si se van a tranquilizar las aguas, tampoco cual será el nuevo escenario que emergerá.  En este cuadro en Sudamérica se comprueba una vez más que la eternidad es muy breve: Argentina una vez más en una cascada de inflación, deuda y devaluación.  Los peruanos celebraran un nuevo aniversario igual que los últimos años: con una presidencia tambaleante.  A inicios de agosto asume Petro, en sus tiempos de presidente electo no se fue de vacaciones, realizo atinadas designaciones y amplió su base de apoyo partidario.  Que tiene experiencia, la tiene.

Frente al frenesí de la elite, entre Apruebo y Rechazo, con un Congreso discutiendo iniciativas que nacen y mueren a veces por los mismos progenitores, dedicando tiempo a acusar a autoridades, es lógico que una importante cuota de la población critique por igual a los partidos y se declara independiente. Ante la urgencia del día a día, cuando el kilo de pan llega a los dos mil pesos y la UF crece sin respiro, es comprensible que muchos chilenos de a pie se pregunten porque los dirigentes del país no acuerdan medidas para aliviar la situación de las mayorías en vez de estar peleando.    

El 18/10 no lo vio venir nadie.  Las autoridades de entonces consideraban que Chile era una isla y nos aprestábamos a recibir a los lideres mundiales en el foro de APEC y después en la Conferencia sobre Cambio Climático.  Ninguna se pudo realizar, pocas semanas después se planificaba como evacuar al presidente de la Moneda en una operación especial.  Ahora tenemos una fecha predeterminada, el 4/9, confiemos que a lo menos esa certeza permita que nuestras elites construyan escenarios para el bien de Chile.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí