martes, mayo 28, 2024

Fumar aumenta el riesgo de pérdida de audición en un 70%

Debe leer

Y las personas que viven con un fumador también pueden tener su audición afectada.

El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, evento promulgado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1987, con el objetivo de informar y concienciar a las personas sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición pasiva al humo del tabaco.  En línea con esta idea, cabe señalar una relación casi desconocida: el tabaco y la pérdida de audición.

Cada vez más estudios apoyan la relación entre el tabaquismo y la pérdida de audición. Por ejemplo, un estudio realizado entre más de 50.000 trabajadores japoneses concluyó que los fumadores tenían hasta un 70% más de probabilidades que los no fumadores de desarrollar pérdida auditiva de alta frecuencia, que es el tipo más común de pérdida auditiva. Además, el estudio determinó que fumar aumenta el riesgo de pérdida auditiva de baja frecuencia hasta en un 40%.

El número de cigarros que se fuman también es importante. Según estos investigadores, cuanto mayor es el número, mayor es el riesgo de pérdida auditiva. Los participantes en el estudio que fumaban hasta 10 cigarros por día tenían un riesgo 40% mayor de pérdida auditiva de alta frecuencia; y ese riesgo aumentó al 70% para aquellos que consumían más de 20 cigarros al día.

Sin embargo, algunos de estos efectos pueden revertirse. En la misma investigación se encontró que el riesgo de pérdida auditiva se redujo significativamente dentro de los cinco años posteriores a que una persona dejara de fumar.

«La investigación no explica por qué fumar daña la audición. Sin embargo, es probable que la nicotina y otras toxinas, como el formaldehído, el arsénico, el amoníaco y el cianuro de hidrógeno, dañen el oído interno. Además, fumar causa inflamación y puede disminuir el flujo sanguíneo vital a la cóclea, parte del oído interno que es esencial para la audición», explican los expertos de GAES, una marca amplifon.

Finalmente, según recoge Spanish-hear.it, y reafirmando esta correlación, la Universidad de Pekín, en China, realizó un estudio en el que participaron 517 trabajadores. El 60% eran fumadores, mientras que el 40% restante no lo eran. Todos habían estado expuestos durante al menos un año a fuertes niveles de ruido industrial que oscilaban entre 80 y 118 decibelios, superando con creces la exposición diaria promedio al ruido recomendada en la mayoría de los países. El resultado mostró que los trabajadores que fumaban tenían un mayor riesgo de pérdida auditiva. Lee el artículo completo de GAES Médica aquí

«Frente a todas estas pruebas y las implicaciones reconocidas de la pérdida de audición (depresión, demencia, pérdida de equilibrio, aislamiento, etc.) se puede decir que dejar de fumar crea el potencial de beneficios para la salud ‘en cascada’: tanto la prevención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo como la disminución del riesgo de afecciones relacionadas con la pérdida auditiva», dice Luciano García, fonoaudiólogo de GAES, una marca amplifon.

Y añade: «Los audífonos habituales pueden detectar la pérdida de audición tanto en fumadores como en no fumadores, por lo que es importante acudir a un especialista para los controles preventivos, que detectan la pérdida auditiva en una etapa temprana. El tratamiento adecuado, como el uso correcto de audífonos, puede ayudar a preservar la calidad de vida y el desempeño laboral, al tiempo que reduce el riesgo de comorbilidades por pérdida auditiva».

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Papa Francisco en reunión con obispos en Roma: “Ya hay demasiado ‘maricón’”, y pide no admitir a seminaristas gay

Revuelo en toda la prensa italiana y ya del mundo causan las palabras del Papa Francisco que dijo en...

Los destacados del día