jueves, febrero 22, 2024

El eterno Raimundo Espinoza

Debe leer

«Exigimos investigar con el mismo celo la eventual complicidad de Raimundo Espinoza, ya sea por su participación, instigador, cómplice o encubridor de uno de los más brutales crímenes en contra de los trabajadores en los últimos tiempos»

Así de categórico fue el comunicado difundido por la Federación de Sindicatos División El Salvador, donde se cuestiona el actuar de Raimundo Espinoza, timonel de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), gremio que reúne a los trabajadores de planta de Codelco.

Públicas y conocidas son las diferencias entre la FTC y la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), liderada por Manuel Ahumada, quien declara que el diálogo debe realizarse «sin vetos ni condiciones, cuyo único fin sea solucionar el conflicto laboral que mantiene paralizada las divisiones de la estatal».

Ahumada sabe que los trabajadores subcontratados en Codelco representan más del 70% o de la fuerza laboral y por tal motivo tiene en cuenta el «peso» que significa paralizar la producción de la cuprífera estatal.

Llevan 23 días movilizados por la renovación del “Acuerdo Marco” y luego que el propio presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, señalara a los trabajadores «que por ningún motivo se sentaría en la mesa, menos con la CTC».

Esta semana la CTC sostuvo un encuentro con representantes de Codelco y sus empresas contratistas, con el objetivo de alcanzar una solución al conflicto. Sin embargo, no se alcanzó acuerdo.

«Llevamos seis días en que podríamos haber avanzado en una solución real al conflicto pero, por el contrario, Codelco ha dilatado las conversaciones. No asistió a la citación que realizó la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados y durante tres días consecutivos ha trabado el diálogo inventando nuevos temas para no generar las garantías mínimas que permitan la instalación de una mesa de negociaciones», dijo Ahumada.


Sin embargo, Codelco respondió con una ofensiva judicial al tiempo que intenta establecer una mesa de diálogo. La estatal interpuso un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Antofagasta y dos querellas criminales por desmanes en la División Salvador. Y además presentó una nueva acción penal por agresiones contra trabajadores de la división que hoy cumple 22 días paralizada y que totaliza pérdidas por US$110 millones.

Las querellas señalan que «los desmanes incluso se han extendido a la ciudad misma de El Salvador, bloqueando los accesos de entrada y salida, manteniendo virtualmente secuestrada a su población (…) cuanto a las personas que han liderado las acciones de paralización y tomas del establecimiento industrial y de caminos, corresponden a dirigentes de la CTC».

Y agregan que «los hechos narrados describen claramente las conductas típicas realizadas por delincuentes, los cuales alteran el orden y seguridad pública como bien jurídico protegido».

Álvaro Aliaga, vicepresidente de Operaciones Centro–Sur de Codelco, aseguró que «ellos deben negociar con quienes les pagan el sueldo, no con Codelco».

¿Quién es Reimundo Espinoza?

Volvamos a la figura de Reimundo Espinoza. En un texto escrito por el economista Orlando Caputo se señala que «bajo la conducción de Raimundo Espinosa, la mayoría de los dirigentes de la FTC tiene una elevada responsabilidad en la desnacionalización del cobre, en la pérdida de competitividad de Codelco y ha promovido la creación de empresas contratistas y subcontratistas, desmantelando a Codelco de varias actividades fundamentales y generando la división de los trabajadores promovida por el neoliberalismo».

El documento fechado en 2007 vislumbraba lo que hasta ahora es una realidad: «Todas las organizaciones de trabajadores que se han pronunciado han apoyado el movimiento de los trabajadores de las empresas contratistas y subcontratistas que trabajan para Codelco, excepto la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que corresponde a la organización sindical de los trabajadores de planta de Codelco y que desde 1994 dirige Raimundo Espinosa».

«La FTC, bajo la presidencia de Raimundo Espinosa, ha callado y participado en la privatización y desnacionalización de la principal riqueza básica del país. Las empresas extranjeras son las que más se han beneficiado con los precios elevados en los años recientes. En 2006, las empresas extranjeras en el cobre han tenido ganancias en torno a 20 mil millones de dólares, ganancias superiores al total de las inversiones extranjeras realizadas en la minería chilena desde 1974 a 2005, es decir, inversiones realizadas en 32 años», agrega.

«En relación a la competitividad de Codelco, como hemos dicho, la FTC que dirige Raimundo Espinosa, plantea que las reivindicaciones no deben afectar la competitividad de la empresa. Señala que las reivindicaciones deberán definirse, “en el marco de la defensa de la necesaria competitividad que debe tener Codelco, requisito fundamental para asegurar la continuidad de la corporación como una empresa 100% del Estado en el largo plazo», acota Caputo.

«La FTC bajo la dirección de Raimundo Espinosa ha favorecido el trabajo precario y ha desmantelado actividades fundamentales de Codelco. La FTC señala que “(…) continuará ejerciendo su papel histórico de velar por el cumplimiento irrestricto de la normativa legal, especialmente la referida al trabajo en régimen de subcontratación». En la realidad, la FTC ha favorecido el trabajo precario al promover junto con la empresa la disminución de los buenos empleos de planta y su reemplazo por empleos precarios de las empresas contratistas y subcontratistas. Las cifras son elocuentes. Los trabajadores de planta disminuyen desde 28.500 en 1980 a cerca 18.000 en 2006. La mayor caída se produce en los 90’s. Si se descuentan los supervisores y Ejecutivos de Codelco, sólo tiene alrededor de 14.000 trabajadores de planta», reflexiona el economista.

Concluye poniendo énfasis en que si los dirigentes de la FTC a nivel nacional apoyaran efectivamente a los trabajadores contratistas, bastaría la amenaza de ‘Paro Total’ o por un par de días de paro para resolver el conflicto.

«Como presidente de la FTC defenderé a Codelco», sostuvo Raimundo Espinosa tras reunirse en La Moneda con el ministro del Interior, Jorge Burgos, y el subsecretario de la cartera, Mahmud Aleuy, para denunciar a los trabajadores que están movilizados.

Espinoza criticó a la gremial que representa a los trabajadores subcontratados de permitir la violencia y los ataques a Codelco.

Incluso acusó a los trabajadores movilizados de disparar con balines.

En respuesta, la Federación de Sindicatos División El Salvador (FESAL) aseguró que Raimundo Espinoza es cómplice del asesinato de Nelson Quichillao.

«Tenemos graves y fundados antecedentes que acreditan que no sólo fue Codelco quien solicitó el ingreso de la fuerza pública (Fuerzas Especiales de Carabineros) a la División El Salvador la madrugada del 24 de julio, sino que también fue solicitada por el señor Raimundo Espinoza, presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y director del sindicato Nº6 de trabajadores de planta de El Salvador».

Escuchar entrevista a Manuel Ahumada en Radio Villa Francia

Raimundo Espinoza participa del Directorio de Codelco recibiendo un sueldo anual cercano a los $50.000.000. Es decir, en 21 años ha ganado más de $1.000 millones.

Además, recibe un sueldo como Presidente de la FTC, de más de $500.000.
Además, permanece cobrando su sueldo como trabajador de planta de Codelco cercano a $2.000.000.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

¡Refresca tu verano con frutos exóticos!

Cada vez es más frecuente ver deliciosos y coloridos jugos, postres, helados, cócteles y platos en cuya preparación se...

Los destacados del día