miércoles, febrero 28, 2024

Cómo la Educación Socioemocional está transformando la vida de niños (as) vulnerables en Chile 

Debe leer

  • Según estudios y evidencia científica reconocida a nivel mundial,  un niño (a) con habilidades socioemocionales no solo tendrá un buen rendimiento académico, sino que también tendrá una mejor calidad de vida en todos los aspectos. 
  • Eventuras es una Fundación acreditada por el Ministerio de Educación y que, se ha adjudicado varios fondos, gracias a la excelencia de sus programas enfocados a docentes que enseñan en distintos establecimientos educacionales en nuestro país. 

Empatía, control y gestión de las emociones. Habilidades sociales, generación de relaciones saludables con el entorno y adultos, mejora en la conducta y rendimiento académico. Estos son solo algunos de los aprendizajes y beneficios que entrega la implementación de la  educación socioemocional  desde el aula. 

Si bien este proceso formativo no es nuevo, ya que ha estado a cargo de las familias, con los años, y en este nuevo contexto social y post pandémico, se ha ido concientizando en el mundo y a nivel nacional, la relevancia de que las escuelas también enseñen educación socioemocional, en especial, en aquellas en contexto de vulnerabilidad. El dilema está en cómo se aplica, de manera concreta, en el aula. 

En el mundo, CASEL (Collaborative for Academic, Social and Emotional Learning), es una de las  organizaciones reconocidas como referente internacional y que busca que SEL -por sus siglas en inglés Socioemotional Learning – sea parte de una educación equitativa y de calidad para todos (as). 

¿Y qué pasa en Chile?  Eventuras es una fundación que nace en la era pre pandémica, en 2019. Su foco es buscar y adaptar, al contexto de nuestro país, las herramientas más reconocidas del mundo a las escuelas chilenas, así como también programas con evidencia y validados por CASEL, con el propósito de empoderar al docente en el aprendizaje socioemocional  de sus alumnos (as). 

Con los años y, de manera exitosa, Eventuras, acreditada por el Ministerio de Educación para ofrecer sus programas a las escuelas a través del Registro ATE, (registro público de personas o entidades pedagógicas y técnicas de apoyo) ha ido implementando y adaptando programas reconocidos a nivel mundial en SEL, entre ellos Second Step, un programa de educación socioemocional aplicable durante todo el año que, ofrece un currículum de clases socioemocionales mediante el cual se le enseña a los niños (as) desde la importancia de escuchar a otros, cómo generar lazos de amistad hasta cómo pedir ser parte de un grupo de interés, entre muchos otros aprendizajes. 

Francisca Astudillo, Ingeniero Civil de la Universidad Católica, Máster en Educación en Universidad de Harvard y Fundadora de Eventuras, explica que  “hay distintas maneras de desarrollar educación socioemocional. Una, es hacerlo de manera explícita, es decir, impartir una clase de educación socioemocional en la que se abordan distintas temáticas de interés,  desde lo intrapersonal a lo interpersonal. Y,  es justamente esto lo que nosotros, como Eventuras proponemos, colocando al docente como actor clave en este proceso de aprendizaje”. 

“A través de nuestros programas, los (as) docentes consiguen las herramientas necesarias para que puedan hacer clases de educación socioemocional a sus alumnos (as), enseñándoles sobre empatía, la importancia de respetar y escuchar a otros (as), a identificar y ponerle nombre  a sus emociones, a gestionarlas y regularlas. Todo esto genera mejores actitudes y motivación hacia el aprendizaje en estudiantes, impactando el rendimiento académico.  Otro beneficio poco mencionado es que la educación socioemocional mejora el  autoestima de los niños (as), que es algo vital en especial, en aquellos (as) en contextos vulnerables, ya que ellos (as) tienen que superar muchas más dificultades que sus pares en contextos socioeconómicos más altos”. 

“También nosotros, como Eventuras, visibilizamos los actuales dolores de los docentes, ya que se les critica mucho, pero son pocas las herramientas a las que tiene acceso, lo que es paradójico, ya que ellos (as) tienen un gran poder sobre el futuro de los niños (as) de Chile.  Por eso, nos enfocamos en ellos, entregándoles herramientas para su bienestar y también para generar impactos positivos en sus alumnos (as)” desde el aula, agrega la profesional de Eventuras que, a lo largo de los años, se ha adjudicado Fondos, entre ellos Transforma de Fundación Colunga y Huneeus y Semilla  Expande de Corfo.

El impacto de la educación socioemocional 

“La importancia de la educación socioemocional en la escuela, es que no solo mejora el ambiente en el aula, sino que también genera  niños (as) más felices, con más ganas de aprender cosas nuevas, ya que  un niño (a) con mejores actitudes, rinde mejor en lo académico. Son niños que creen más en sus propias capacidades y tienen expectativas más altas para sus propias vidas. Esto es especialmente crítico para niños de contextos vulnerables que tienen que superar más dificultades que sus pares con más recursos”, agrega la profesional de Eventuras.  

Un estudio que evidencia las menores expectativas que experimentan los niños de contextos vulnerables, fue desarrollado por la investigadora chilena Susana Claro, Doctorado en Economía de la Educación en la Universidad de Stanford e ingeniería civil UC en su estudio “La mentalidad de crecimiento atenúa los efectos de pobreza en el logro académico” que indica, entre otras cosas, que un niño en contexto vulnerable, tiene el doble de posibilidades de tener más pensamientos de mentalidad fija. “Es decir, cree que el cerebro no se puede desarrollar más, que tiene un límite y esto hace que, a la vez, estos alumnos (as)  se esfuercen menos”, explica Francisca. 

 Por otra parte, respecto al futuro de estos niños, existen estudios que indican que jóvenes con más habilidades sociales,  pueden acceder a mejores sueldos e incluso presentan una menor rotación en los trabajos durante su vida de adultos. 

Una investigación muy interesante, en esta misma línea, es la desarrollada por BID “Habilidades, Educación y Empleo en América Latina”, que, entre cosas indica, que además de las destrezas académicas que la escuela ha formado tradicionalmente, los empleadores están buscando hoy jóvenes con una serie de habilidades socioemocionales relacionadas con el comportamiento, entre ellas el pensamiento crítico, la responsabilidad, el trabajo en equipo y la capacidad de resolver problemas, todo lo cual contribuye a mejorar sus probabilidades de lograr una inserción laboral exitosa.

“En Eventuras trabajamos para mejorar las habilidades socioemocionales desde edades tempranas, es decir, nuestro enfoque es proactivo y no reactivo. Y, la manera en que nosotros generamos el cambio es a través de docentes con una metodología basada en evidencia científica, puesto que los estudios indican que las políticas públicas no generan impacto si no se les entrega herramientas a los profesores que puedan aplicar desde el aula”, agrega la experta. 

“Ahora también se puede desarrollar la educación socioemocional mediante metodologías en las que se generan habilidades socioemocionales de manera implícita, por ejemplo , a través de aprendizaje basado en proyectos. A través de esta metodología, se aprende habilidades socioemocionales mediante la práctica, trabajando en equipo, escuchando a otros, practicando  la  tolerancia a la frustración, entre otros”, especifica. 

Ahora, si bien Eventuras se enfoca en el primer ciclo básico como una forma de impactar desde edades temprana a niños y niñas en contexto de vulnerabilidad, Francisca Astudillo recalca que “una de las grandes ventajas es que la educación socioemocional no tiene límite de edad, es decir, es posible que una persona adulta pueda aprender a controlar y gestionar de mejor forma sus emociones si es que tiene acceso a herramientas que se lo permitan, solo que es más difícil. En cambio, si la intervención se realiza en edades tempranas, es mucho más fácil y proactivo, previniendo fenómenos como el bullying. Por ello, trabajamos con gran pasión en capacitar a los docentes para que hagan esas clases enfocadas en educación socioemocional, que vienen listas y respaldadas con evidencias que han dado resultados en otros países”. 

“De este modo, no solo estamos generando cambios para que el amor llegue a los estudiantes sino que también estamos construyendo un espacio de amor para los docentes, Es decir, estamos ayudando a los profesores (as) a generar un espacio para que puedan aplicar una docencia cariñosa, basada en el vínculo. Y, a la vez, estamos creando un entorno de amor y contención para que los mismos docentes puedan transmitir esto a sus alumnos (as) desde el aula”, finaliza. 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Women’s Night Out : La primera corrida nocturna sólo para mujeres

Cuatro mil mujeres inscritas se aprestan a participar este sábado 2 de marzo en la primera corrida nocturna para...

Los destacados del día