miércoles, abril 17, 2024

Escaneo del iris, mitos y realidades

Debe leer

La noticia que han difundido los medios de comunicación sobre una empresa que ofrece a las personas criptomonedas a cambio de escanear su iris, ha estado en el tapete de la discusión. Más allá del debate generado sobre la privacidad, es interesante conocer qué información proporciona el escaneo del iris y si este tiene riesgos para la salud ocular.

El escaneo de iris a cambio de criptomonedas es una práctica controvertida que implica el uso de la tecnología de reconocimiento de iris para autenticar la identidad de un individuo a cambio de recibir criptomonedas como pago.

Esta práctica plantea preocupaciones sobre la privacidad y seguridad de los datos biométricos de las personas, ya que el escaneo de iris puede ser considerado una forma intrusiva de recopilación de información personal.

Al escanear el iris, se capturan detalles únicos como la forma y disposición de las fibras, así como los patrones y colores presentes en el iris. Con esta información, se puede crear un perfil de la persona que puede ser utilizado para verificar su identidad en diferentes contextos, como en sistemas de seguridad de acceso a edificios, control de fronteras, identificación biométrica en aeropuertos, entre otros.

¿Existen riesgos al escanear el iris?

El Dr. Eusebio García, Director Médico de Clínica Oftalmológica Providencia, COP, explica que hasta el momento no se han identificado riesgos para la salud ocular asociados con el escaneo del iris. Comenta que por lo general es un procedimiento seguro y no invasivo, ya que se utiliza una cámara especial para capturar una imagen del iris sin necesidad de contacto físico con el ojo. Agrega, sin embargo, que es importante asegurarse de que el dispositivo utilizado cumpla con los estándares de seguridad y calidad necesarios para evitar posibles complicaciones. 

En este sentido, es importante considerar que todo dispositivo para escanear el iris debe cumplir con la normativa de seguridad ocular internacional, emitir niveles seguros de radiación y no causar daño a los ojos del usuario durante el proceso de escaneo. También es necesario utilizar medidas de protección, como filtros de luz y protecciones físicas, y contar con mecanismos de autoajuste para adaptarse a la distancia y al ángulo de visión de los ojos del usuario, para evitar molestias o lesiones.

Eusebio García concluyó que, en caso de experimentar alguna molestia durante el escaneo del iris, se recomienda detener el procedimiento y consultar con un oftalmólogo para evaluar cualquier problema potencial en la salud ocular.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Ejecutivo inauguró parque de baterías de almacenamiento de energía renovable más grande de Latinoamérica

El Presidente Gabriel Boric, encabezó este martes la ceremonia de inauguración del Parque de Baterías de Almacenamiento BESS Coya,...

Los destacados del día