sábado, abril 13, 2024

Matthei con la banda presidencial en la cartera asegura: «Estoy dispuesta a ir a la guerra y a morir por mi país. Chile me importa»

Debe leer

Este domingo la eterna candidata presidencial Evleyn Matthei, que en vez de andar con el vestido de novia en la cartera, anda con la banda presidencial, esa que le ha sido tan esquiva, no porque ella no pueda sino porque fuerzas fácticas (Piñera que sigue con la herida abierta por el «kiotazo»), nunca permitirá que se la tercee, da una extensa entrevista en La Tercera, donde deja entrever con nitidez que está lanzada a la carrera por se candidata a La Moneda y también aborda la complejidad del momento que vive la nación sumida -una vez más- en la corruptela de politicos, politiqueros y aprendices de políticos y es en este punto en que destacamos los dichos de doña Evelyn que asegura «Soy hija de milico. Mi papá estaba dispuesto a ir a la guerra y morir por Chile (…) estoy dispuesta a ir a la guerra y a morir por mi país. Chile me importa. Uno siempre tiene que dar hasta la última gota de sangre para sacar al país adelante».

Consultada por la crisis generada por los convenios y el rol del ministro Giorgio Jackson a quien todos culpan de algo que no ha hecho pero le están cobrando las «cuentas pendientes» cuando fue parlamentario, en este contexto se refiere a la exigencia de la UDI -su partido- para que el Gobierno saque al ministro:

«El mayor chantaje es el que usan ellos cuando dicen que los pobres jubilados no van a recibir nada si nosotros no nos sentamos a conversar. Eso es mentira. La PGU quedó aprobada en el gobierno de Piñera y con financiamiento para que la reciba mucha más gente. No dar esa pensión a gente que sí estaba contemplada, eso es chantaje. Aquí la inmensa mayoría de los ciudadanos quiere que el 6% vaya a su cuenta individual, pero ellos no están dispuestos a eso (…) Quisiera ponerlo de otro modo: no puedo entender que el Presidente no se dé cuenta de que tiene varios ministros absolutamente quemados. Puede ser justa o injustamente, pero están quemados.
Matthei, como vieja política, evita caer en la tentación de dar nombres de ministros que deben salir y responde: «Yo he salido a defender públicamente a Carlos Montes. Nadie lo podría acusar de corrupción, pero está quemado. Y el otro que se está quemando es el ministro de Justicia. Porque está justificando lo injustificable. Un ministro de Justicia no nos puede decir que es un error administrativo no pedir boleta. Perdón, entregar toda la plata por adelantado, no tener ningún plan de seguimiento y, además, no tener boleta de garantía, eso está hecho para burlar lasplatas del Estado. Nosotros no podemos avalar eso. Hay que entender que la gente mira esto con alarma y cree que estamos todos en la misma».

La ciudadanía piensa que hay un club de los políticos en que tú robas ahora y yo robo después. En el fondo, que entre todos nos tapamos las cosas y finalmente nunca pasa nada. La carta de la UDI va en esa dirección. Es decir: basta. No podemos seguir avalando este tipo de cosas», explica Evelyn.

Le pregunta a actual alcaldes de Prvidencia: ¿Ha habido renuncias y desde el Presidente hacia abajo han dicho que se debe aclarar caiga quiéncaiga. ¿No le cree? y ella responde: Efectivamente, han caído dos subsecretarios y cuatro seremis. Pero ¿alguien en su sano juicio cree que es posible sentarse a conversar con sus ministros teniendo a la vista un caso así? Yo no estoy diciendo que sean culpables ni corruptos. Lo que digo es que aquí hay responsabilidades políticas. Y en determinados momentos tienes que cambiar las caras para poder seguir avanzando, pero esto de proteger a los amigos ha ido demasiado lejos
¿Por qué debe salir Jackson? ¿Cuál es su responsabilidad?
Su responsabilidad es haber alardeado de la probidad mirando en menos a todos los demás, acusándolosde ser casi corruptos, de hacer cocina, de tener otros estándares morales y no haberse preocupado de que su partido tuviera, efectivamente, los estándares que él dice tener. Esa es su responsabilidad (…) Cuando uno es ministro entiende que es un fusible. ¿O alguien cree que Andrés Chadwick disparó en el caso Catrillanca o en el estallido social? Por supuesto que no. ¿Y por qué lo sacaron? Por una responsabilidad política. Y fue bastante peor, porque, además, lo acusaron de grave violación de derechos humanos. Eso sí que fue miserable.

Y como es obvio se le pregunta si el ministro Jackson debería haber renunciada, Evelyn sentencia: «Obvio que él debió haberse ido. Pero pareciera que se aferran al cargo y al amiguismo, y no entienden que son gobierno. Insisto: tú no necesitas ser declarado culpable. Hay veces en que sencillamente no es posible seguir adelante».

Por ahora doña Evelyn seguirá esperanzada en ser una suerte de Juana de Arco de Chile, pero para ello deberá enfrentar -al igual que Juana- un poder implacable como el de Piñera que seguramente tiene todo planeado para la hoguera que consumirá las buenas intenciones de Matthei, porque en política las cuentas pendientes se pagan y más se se trata de quien nunca perdona ni olvida.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Todo listo para la 24ª Edición de CINELEBU que comienza el 12 de mayo

Con importantes anuncios como estrenos de cortometrajes y películas nominadas al Oscar, el festival más importante de cortometrajes...

Los destacados del día