martes, febrero 20, 2024

Lucía Hiriart sigue lucrando gracias al Cema Chile

Debe leer

El 22 de Julio de 1954 fue creada por escritura pública la Fundación Graciela Letelier de Ibáñez o también conocida como «Ropero del Pueblo». La iniciativa impulsada por la esposa del general Carlos Ibáñez del Campo tuvo por finalidad proporcionar en forma caritativa un «mayor bienestar material y espiritual a las familias chilenas, especialmente en lo referente al niño, a la mujer y a la clase obrera«.

Cuatro años más tarde, se modificaron sus estatutos y se convirtió en una institución era privada presidida por la cónyuge del Presidente de la República.

Con María Ruiz-Tagle, esposa del ex presidente Eduardo Frei Montalva, CEMA sumó miles de socias y redes a lo largo de Chile. Durante la presidencia de Salvador Allende, la organización -bajo el mando de Hortensia Bussi- pasó a llamarse: “Ropero del Pueblo, Coordinadora de Centros de Madres” (COCEMA).

Tras el golpe de Estado, Lucía Hiriart junto a las esposas de los integrantes de la Junta Militar decidió cambiarle el nombre a la institución. Se eliminó la referencia a la “clase obrera”, reemplazándola por “hogares de escasos recursos”.

En 1977, un Decreto Supremo firmado por Pinochet le permitió a CEMA el funcionamiento de sus galerías artesanales con fines comerciales.

Los recursos económicos para CEMA Chile provinieron de diversos sectores, como el 3% de la Lotería de Concepción para luego agregarse el de la Polla Chilena de Beneficencia. Además, Pinochet dispuso la compra de los productos hechos por las asociadas a CEMA por distintos estamentos públicos sin licitación alguna.

Un poco antes que se acabara la dictadura comandada por su marido, Lucía decidió cambiar una vez más los estatutos para impedir que asumiera la esposa del presidente Patricio Aylwin, Leonor Oyarzún. Dejándola a ella en ese cargo a perpetuidad.

De esta forma, la viuda de Pinochet se apropió de un patrimonio cercano a $3.350 millones. Cifra que fue calculada en 2005 cuando los dineros de CEMA Chile pasaron a ser parte de la investigación por el millonario desvío de dineros públicos a las cuentas que Pinochet y su familia ocultaban en el Riggs y otros bancos y paraísos fiscales fuera del país, consigna Ciper Chile.

El mayor porcentaje de los $3.350 millones lo constituyen los inmuebles que el Fisco le donó a la fundación entre fines de los ’70 y 1990. Dineros que fueron utilizados lucrativamente por «doña» Lucía Hiriart en el rentable negocio inmobiliario. Ella y su entorno piensan que ese patrimonio es parte de su fortuna personal.

A fines de 2014 se supo de una venta en Chillán que destapó un un secreto que hasta hoy la familia del ex dictador había sabido ocultar. Un modus operandis que hoy deja como ganancia cerca de $6.312 millones.

De acuerdo al reporte de Ciper Chile, la Policía de Investigaciones (PDI) efectuó un informe pericial contable en octubre de 2005 que arroja que después de 1990 la forma en que operaba CEMA Chile cambió. De las subvenciones y donaciones del Estado, pasó a obtener sus ingresos casi exclusivamente de la venta y arriendo de inmuebles.

Entre 1996 y 2004, la PDI constató ingresos por más de $3.741 millones por concepto de inmuebles enajenados. “Las debilidades de control interno observadas en la administración de bienes inmuebles y otras operaciones propias de la gestión administrativa permiten a estos peritos dudar de que el producto de la venta de todas las propiedades transferidas por el Estado a la fundación haya ingresado a las arcas de la entidad”, señala el informe.

El lucrativo negocio repartió ganancias también a las universidades Bernardo O’Higgins, Mayor y San Sebastián, las que hoy funcionan en terrenos que fueron de Cema y que antes eran propiedad fiscal.

«Cema Chile«, así se llama la carpeta que forma parte de la investigación judicial sobre la fortuna oculta de la familia Pinochet. En esos documentos, consigna que existe un profundo desorden contable y aparacen US$ 100 mil dólares que el consejo de la entidad donó a su presidenta, Lucía Hiriart, para cubrir sus gastos mientras acompañaba a su marido durante su detención en Londres, dinero que le fue entregado en dos partidas de US$50 mil (en 1998 y 1999).

Asimismo, se encuentran los contratos que les hizo Cema a sus hijos Augusto y María Verónica Pinochet Hiriart (entonces esposa del controlador de SQM, Julio Ponce Lerou) por trabajos de los cuales no quedó ningún registro. Tampoco del monto de sus remuneraciones. Y los tres créditos que Cema le entregó a su hija Jacqueline y de los cuales sólo reembolsó la mitad, señala Ciper.

Cema Chile también prestó ‘ayuda social’ a los nietos y bisnietos de Lucía Hiriart. María Verónica Pinochet Molina, nieta de «doña» Lucía, fue contratada como “relacionadora pública” de la fundación. Y en los registros aparece además que dos de los hijos de María Verónica recibieron dinero para pagar su educación.

ropero del pueblo
¿Qué pasó en Chillán? La venta de un inmueble de Cema en Chillán, a fines de 2014, abre un apuerta a otras 105 propiedades de origen fiscal y que no aparecen registradas.

Cema era dueña hasta esa fecha de la propiedad ubicada en Avenida Ecuador Nº 395, en Chillán. El terreno abarca 4.080 m2 y lo obtuvo gratis en marzo de 1987, luego de que la Municipalidad de Chillán se lo traspasara para construir allí su sede provincial y comunal.

La donación fue avalada por el Ministerio del Interior y lleva la firma de Pinochet. La única prohibición establecida en el contrato fue que el bien raíz no podía ser enajenado por un período de cinco años a partir de su inscripción a nombre de Cema, tal como lo estipula el DFL 789 de 1978, que regula la adquisición y disposición de bienes municipales.

Por entonces, el terreno estaba eriazo y avaluado en poco menos de $4,5 millones. El 26 de diciembre del año pasado, cuando Cema lo vendió, lo hizo en más de $783,7 millones. El 26 de diciembre de 2014, Cema vendió el terreno a la Sociedad Agrícola Covadonga, representada por José Antonio Díaz Iriondo.

A pesar que CEMA se hizo de la propiedad a través de una donación del municipio, este inmueble no figura en la lista de 113 propiedades que el Estado le cedió a la institución y que el Ministerio de Bienes Nacionales entregó a CIPER en 2013. De los 49 bienes raíces que todavía figuran a nombre de CEMA Chile en un informe de bienes de la fundación fechado en junio de 2014, muchos no aparecen en la nómina.

lucia hiriart cmea

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

¡Se viene marzo! Conoce los panoramas imperdibles para los rezagados de las vacaciones de verano

Vacacionar en temporada baja tiene innumerables beneficios. Aprovecha para conocer Chile y visita alguno de los parques nacionales más...

Los destacados del día