Como cuidar una mascota huérfana

0
343

Si eres ahora el responsable de un perrito o gatito huérfano aquí te damos técnicas sencillas para su cuidado.

Aspectos como el calor, los estímulos para poder hacer sus primeras deposiciones, una adecuada nutrición, atención y seguridad materna tendrán que ser reemplazadas a través de prácticas humanas.

Cuando hablamos de una mascota huérfana nos referimos a aquellas que no tiene acceso a la leche materna o al cuidado de su madre, ya sea por muerte de esta, o la producción inadecuada o nula de leche.

Siendo cualquiera de los casos anteriores los cachorros precisan del cuidado de un humano que permita el acceso a los nutrientes esenciales que complementan y estimulan su adecuado crecimiento.

Es importante mantener un ambiente adecuado

Es necesario mantener un lugar limpio y caliente lejos de las corrientes de aire. Procura mantener una temperatura adecuada pues es de suma importancia, ya que el enfriamiento puede ser un gran obstáculo para la sobrevivencia de los recién nacidos. Aumenta la temperatura ambiente con una lámpara térmica.

También debes tener en cuenta la humedad ya que si el ambiente es muy seco el recién nacido puede deshidratarse.

¿Qué comida les debo dar?

Esta tarea puede ser un poco difícil dado que la leche de la madre es la mejor nutrición que se le puede brindar a un recién nacido. Sin embargo puedes alimentarlo con un sustituto de leche que tenga una composición adecuada. Elige una fórmula que se aproxime a la composición de la leche natural de la perra o gata.

Una alimentación que no se asimile a la leche natural de la especie puede causar diarrea, trastornos digestivos y puede influir de forma negativa en el desarrollo del cachorro.

Por eso te recomendamos los sustitutos comerciales ya que se asemejan más a la leche natural de la gata y la perra y tienen un respaldo científico que garantiza el contenido nutricional.

¿Cuánto comida se les debe dar?

Durante las primeras semanas la ingesta de alimento del recién nacido queda limitada por el tamaño de su estómago. La mayoría de recién nacidos pueden consumir solo de 10 a 20 ml de leche. Los gatos por su parte pueden ingerir aproximadamente entre una tercera parte y la mitad de esta cantidad.

La cantidad de alimento que le proveas depende de la concentración de calorías que tenga la leche. El valor calórico ideal es entre 1.000 y 1.300 kcal.

Normalmente resulta práctico alimentar al huérfano de cuatro a cinco veces al día durante intervalos regulares.

Métodos de alimentación

Te recomendamos alimentarlo con un pequeño biberón. Para esto debes mantener el tetero en posición vertical con la cabeza del cachorro un poco inclinada. Cuando el cachorro te rechacé el biberón es porque ya está lleno.

Cada alimento debe estar fresco, no recalientes la leche y caliéntala a 37 grados antes de administrarla.

Procura tras cada sesión darle un suave masaje con un trapo húmedo en el área anal y genital, esto simula los lamidos de sus madres y estimula que puedan defecar y orinar.

Recuerda también llevarlo a tu veterinario para la aplicación de todas las vacunas necesarias que fortalezcan su sistema inmunológico.

Fuente:universomascotas.co

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí