Putin ofreció armar a sus “aliados” de América Latina, Asia y África para “garantizar la paz y la seguridad”

En medio de la guerra de agresión a Ucrania que ha dejado en evidencia las falencias retraso tecnológico de los sistemas rusos frente a los occidentales, Moscú pretende mantener a flote su industria armamentística, que es una de las pocas redituables que aún le restan a la venida a menos potencia.

0
1803

El presidente ruso, Vladímir Putin, se ofreció este lunes, en medio de la guerra en Ucrania, a armar con equipos modernos a sus aliados de América Latina, Asia y África que no se someten al dictado de Occidente.

“Rusia está dispuesta a ofrecer a sus aliados y socios el armamento más moderno, desde armas de fuego hasta blindados, artillería, aviación militar y drones de asalto”, dijo al inaugurar el foro militar “Armia-2022” en las afueras de Moscú.

Putin subrayó que Moscú “valora sinceramente los lazos históricamente fuertes, amistosos y de confianza con los países de América Latina, Asia y África”, donde -agregó- Rusia cuenta con “muchos aliados, socios y correligionarios”.

También destacó que esos países “no se someten al llamado poder hegemónico, sus líderes muestran auténtico carácter y no se subordinan” a nadie, ya que apuestan por un desarrollo soberano y por solucionar colectivamente los problemas de la seguridad regional y global sobre la base del derecho internacional.

Putin dijo que Rusia “aboga por el desarrollo de una cooperación técnico-militar lo más amplia y multilateral posible”, por lo cual resaltó que “prácticamente todo” el armamento que Rusia quiere exportar “ha sido empleado en acciones militares reales”.

“Muchas de esas armas superan a sus análogos extranjeros en años, si no en décadas“, señaló, en alusión al armamento hipersónico, capaz de superar cualquier escudo antimisiles, según Moscú. Ello, pese a las evidentes carencias demostradas por el equipo militar ruso en su invasión a Ucrania, donde han quedado al desnudo sus falencias y gran retraso tecnológico en relación al armamento occidental recibido por Ucrania, como también las enormes dificultades de Rusia para mejorarlos y la ausencia absoluta de los cacareados modernos sistemas blindados y aéreos que ha publicitado durante años y cuya participación en la actual guerra se ha reducido a la presencia muy marginal de un reducido número de blindados Terminator, con nulo efecto en el frete del Donbass.

Ventas pese al embargo

Rusia dijo haber exportado en lo que va de año 5.400 millones de dólares en armas y planean vender una cantidad similar en la segundad mitad de 2022.

La corporación estatal Rosoboronexport destacó que las sanciones occidentales no repercutieron en las exportaciones de armas y que las transacciones se están realizando en rublos, yuanes y rupias.

Mientras, el consorcio Kaláshnikov presenta en la feria su nueva variante de fusil para la exportación y una novísima pistola-ametralladora y la agencia espacial Roscosmos confirmó que está produciendo en serie el misil balístico intercontinental Sarmat en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk.

A su vez, el Ministerio de Defensa ruso adelantó que durante esta semana firmará contratos por valor de más de 8.000 millones de dólares.

Congreso Antifascista

El líder ruso adelantó además que este año se celebrará el Primer Congreso Internacional Antifascista. No en vano Rusia esgrime como uno de los objetivos de la campaña militar la “desnazificación” de Ucrania.

“Las lecciones de la terrible tragedia que trajo el nazismo a la humanidad en el siglo XX no debe ser olvidada. Nuestro deber ante la memoria de millones de víctimas de la Segunda Guerra Mundial es reaccionar con dureza a los intentos de falsificar la historia, contrarrestar la propagación de cualquier forma de neonazismo, rusofobia y racismo”, afirmó.

En cuanto a la marcha de la “operación militar especial”, aseguró que su Ejército está liberando “paso a paso” el Donbás, aunque durante el último mes de combates las tropas rusas no han logrado apenas avanzar en la región de Donetsk a costa de graves bajas humanas y pérdidas de material, mientras los restantes frentes se mantienen virtualmente estancados en medio de la exitosa ofensiva de ataques ucranianos contra depósitos de armas y bases rusas en las zonas de retaguardia y las crecientes amenazas de contraofensiva sobre las ganancias territoriales de Moscú en el frente sur.

(Con información de EFE y CNN)

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí