Las claves para la semana que se inicia: “Paso patrás y otro pa’lante”

En los días que vienen se tendrá que dirimir si se postergan o no las elecciones (¿para cuando?).

0
1508

Finaliza el verano.  La economía no recupera y el dinero escasea.  A cambio abundan las disputas electorales mientras ningún presidenciable destaca.  La Moneda insiste en designar funcionarios con atribuciones difusas pero a cambio se beneficia de la experiencia de ProkuricaIzkia canta verdades, mientras la delincuencia y la pandemia arrecian.

La oposición consumida en sus diversas  candidaturas presidenciales, el amplio espíritu del Apruebo ha quedado subordinado a los cálculos de los partidos, ningún candidato trasciende su tienda. En el Senado asume una combativa senadora que ejercerá sin vacilar el balance de poder.  En los días que vienen se tendrá que dirimir si se postergan o no las elecciones (¿para cuando?), a la vez si tendremos un nuevo recorte del 10% a las pensiones u otro mecanismo de apoyo social.  La segunda ola arrecia y el Minsal innova con un paso a paso patrás y otro palante.  ¿Alguien recuerda la promesa que nadie se iba a quedar sin cama ni respirador?

La sociedad se debate entre la incertidumbre económica, el temor al bicho y la esperanza de la vacuna. Poco tiempo queda para seleccionar el constituyente, el concejal y los demás cargos.  Propaganda por tic toc e instagram. Eso para los winkas.  Los originarios la tienen mas difícil dadas las limitaciones que imponen la cuarentena, la infraestructura, la franja y las lucas. No hay mucho wi fi en Putre ni Lonquimay.

Sensación térmica: Confusión y más confusión

Muchos apostaron que con el fin del 2020 llegarían tiempos mejores.  No parece, mas bien la mayoría cacha que tendremos mas de lo mismo, con campañas con mascarillas, medio trabajando, y menos que medio cobrando.  ¿Es posible mejorar? Claro que si.  Cuando se agrega experiencia y sensatez al mando. El biministro demuestra que no es necesario salir todos los días en la tele hablando enojado.  Cada funcionario debería dedicarse a lo suyo: la subse de prevención se dedica a controlar la cuarentena (es una falta no un delito) mientras la delincuencia arrecia.  Ayudaría no designar funcionarios a contrata como ventaneros en la cadena de mando policial o militar,  conforme a la ley esa es una función exclusiva de la autoridad.  ¿Necesitaremos un VAR para analizar las jugadas de la Moneda?

También podríamos construir un cordón sanitario en las fronteras.  Con generosidad y previsión.  Si ayudamos a Tacna a vacunarse, a Pisiga, a Charaña, entre otros, estamos protegiendo a la vez la salud de Arica, Colchane y Visviri.  Cooperación y prevención.  Si vacunamos a los diplomáticos acreditados en nuestro país, protegemos por reciprocidad a los nuestros y no los dejamos abandonados.  En la embajada en El Vaticano se enfermó medio mundo y en Caracas también.  

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí