lunes, abril 22, 2024

Zelensky sigue arrastrando a Occidente a una guerra mayor al insistir en que le den más, más y más apoyo militar para enfrentar a Rusia

Debe leer

Si bien es cierto Rusia invadió a Ucrania hace un año ya, la guerra se ha ido desarrollando de manera irregular al igual que las «ayudas» en equipos y armas occidentales para la agredida Ucrania pero también ha habido ayuda militar a Rusia, es decir es un conflicto en que más allá de lo puntual esta sirviendo de campo de pruebas para las nuevas armas y sistemas de defensa entre Occidente y Rusia y aliados, pero la crisis sigue escalando ya que Ucrania viene en una sostenida campaña de «recolección» de armas y sistemas a los países OTAN, tal como lo hizo con Alemania y con el Reino Unido y con ello el peligro de escalar la guerra a un nivel imparable ya que a medida que Ucrania pide y pide armas arrastrando a la OTAN a la guerra, los aliados de Rusia harán lo propio y así se llegará un conflicto imparable, por lo tanto la responsabilidad del escalamiento de la guerra está principalmente en manos del Presidente de Ucrania que en vez de pedir la intermediación del mundo para detener la guerra, está haciendo lo contrario atizando el conflicto al pedir solo armas e hipotecando el futuro del país, porque todo lo que ha pedido habrá que pagarlo a menos que los fabricantes de armas se hayan transformado en el «Hogar de Cristo».

En este contexto el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy instó el viernes a los aliados occidentales a acelerar su apoyo militar a Ucrania y advirtió en una importante conferencia sobre seguridad internacional que los retrasos favorecerían a Rusia cuando la invasión se acerca a su primer aniversario, reseña el cable de AP.

“No hay alternativa a la celeridad, porque de la celeridad depende la vida”, dijo Zelenskyy en la Conferencia de Seguridad de Múnich en Alemania.

Ucrania depende de las armas de Occidente para frustrar la ambición del presidente ruso Vladimir Putin de asegurar el control de grandes áreas del país, en lo que se ha convertido en una prueba de la determinación de los gobiernos extranjeros en medio de los crecientes costos financieros.

Unos 40 jefes de Estado y de gobierno, además de políticos y expertos en seguridad de casi un centenar de países, incluyendo Estados Unidos, Europa y China, estarán presentes en la reunión de tres días.

En su petición de más armas occidentales, Zelenskyy comparó la lucha de Ucrania contra la invasión rusa con la pelea bíblica entre David y Goliat y dijo que su país tenía el valor de David, pero necesitaba ayuda para obtener la honda.

Zelenskyy prometió que su país finalmente prevalecerá sobre la agresión de Moscú, pero advirtió que Rusia “todavía puede acabar con muchas vidas”.

“Es por eso que debemos darnos prisa”, dijo Zelenskyy. “Necesitamos velocidad”.

Zelenskyy presenta a Ucrania como defensora de los valores occidentales de libertad y democracia frente a la tiranía y alega que su nación tiene que estar bien aprovisionada para defenderse de Rusia. Los países occidentales le han brindado su apoyo, pero a veces han demorado en satisfacer sus pedidos.

El canciller alemán Olaf Scholz, que ha sido uno de los principales partidarios de Ucrania, aunque a veces vacilante, renovó las promesas de ayuda, pero insistió en que los aliados de Kiev no deben apresurarse.

“Pese a toda la presión para actuar que sin duda existe, en esta cuestión decisiva debe priorizarse el cuidado sobre las prisas, la cohesión sobre las medidas en solitario”, subrayó Scholz, cuya prudencia sobre Ucrania ha sido notable.

El mes pasado, Berlín acordó entregar tanques de guerra Leopard de fabricación alemana a Ucrania y otorgar a otros países licencias para hacer lo mismo. Las autoridades alemanas, que enfrentaron una fuerte presión para dar ese paso, se han dicho desde entonces decepcionadas de que otros países no hayan aportado más.

El presidente francés Emmanuel Macron respaldó el llamado de Zelenskyy.

“Debemos ser creíbles colectivamente”, dijo Macron en la reunión, “porque es la única manera de hacer que Rusia regrese a la mesa de negociaciones de manera aceptable y construya una paz sostenible. Es decir: En el momento y en las condiciones que elijan los ucranianos”.

Por primera vez en dos décadas, los organizadores de la conferencia no invitaron a funcionarios rusos a Munich. Se trata del más reciente desaire de los países occidentales, que han tratado de aislar a Rusia diplomáticamente a causa de la invasión a Ucrania que comenzó el 24 de febrero de 2022.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Serie de terremotos provocan el colapso de dos edificios en Taiwán

Dos edificios en la ciudad de Hualien colapsaron parcialmente y se inclinaron después de que una serie de terremotos...

Los destacados del día