jueves, junio 20, 2024
  • En una apuesta por democratizar el diseño, inmobiliaria Echeverría Izquierdo incluye en el valor de sus departamentos las soluciones de Casa Chic, una serie de muebles y accesorios multifunción.

 Optimizar los espacios que habitamos se ha transformado más en la regla que en la excepción, y la buena noticia es que la dupla diseño+orden es una tendencia totalmente transversal. A veces se recurre a niveles adicionales inteligentemente construidos para crear un aumento nada despreciable de espacio y almacenamiento -como una cama en altura con el clóset debajo- o bien se puede optar por utilizar muebles y herramientas cuya función es, justamente, entregar soluciones en espacios clave de un departamento o casa, como la cocina, los clósets o la loggia.

A los consejos generales, como no saturar y memorizar el concepto “menos es más”, se suman algunos más específicos, como la utilización de los llamados muebles o soluciones multifuncionales. Frente a esta realidad, inmobiliaria Echeverría Izquierdo apostó por incluir en el valor de los departamentos de todos sus proyectos actualmente a la venta en la Región Metropolitana (Parque de Araya, Humana, Fam, Line, Vanguardia, Mind y Play), todos los productos de Casa Chic que están instalados en los respectivos pilotos, entre los que destacan organizadores de doble altura; elevadores de clóset; colgadores, cuberteros, especieros, pantaloneros y escurridores extraíbles.

«Los clientes que compren un departamento en alguno de nuestros proyectos de la Región Metropolitana se lleva los productos que están instalados en el piloto de regalo. Pero también pensamos en el cliente que compró antes. Por un año daremos un 30% de descuento en productos de Casa Chic, sin límite de compra, es decir, todas las veces que compre en la tienda u online tendrá ese descuento”, señala Cristóbal Lyon, subgerente de marketing de Echeverría Izquierdo.

 En términos de mobiliario, expertos en diseño interior recomiendan elegir, por ejemplo, mesas plegables, camas abatibles, sofá camas o muebles que cumplan una o más funciones, y que además tengan capacidad de almacenamiento en el interior. Igualmente se aconseja aprovechar los espacios del suelo al techo, por ejemplo, para una biblioteca, tener la cama en altura, aprovechar la parte de debajo de alguna escalera, o incluso convertir los escalones en cajones.

Finalmente, si falta espacio en la cocina, una buena opción es poner en una pared un tablero perforado para colgar diferentes utensilios.