jueves, junio 20, 2024

Consejos para manejar en días de lluvia

Debe leer

Conducir bajo la lluvia tiene numerosas dificultades que aumentan el riesgo de accidentes. Por ejemplo, una lluvia intensa reduce la visibilidad y el exceso de luces puede encandilar, la carretera se vuelve resbaladiza, los neumáticos pierden adherencia y aumenta la distancia necesaria para el frenado.

La tecnología de hoy nos permite -mediante GPS- planificar nuestras rutas y evitar sectores que estén con problemas, incluso en términos de condiciones climáticas; pero, a veces, estamos obligados a circular con lluvia y ahí, es indispensable reforzar nuestras medidas de precaución. Para ello, Mario Yáñez, gerente general de GPS Chile, empresa con más de 20 años liderando el mercado de la integración tecnológica en la cadena de suministros, nos entrega algunos consejos fundamentales.

  1. Mantener el parabrisas en buenas condiciones, al igual que los limpiaparabrisas para lograr la mejor visibilidad. En el mercado existen productos como repelentes de lluvia o antiempañantes, que pueden ayudar en este objetivo.
  2. Revisar siempre que la presión de los neumáticos sea la correcta y fijarse en que los dibujos no estén desgastados, ya que de esto depende su capacidad de adherencia.
  3. Reducir la velocidad. Con lluvia, es necesario conducir aún más a la defensiva que de costumbre y asumir desde el principio, que el viaje nos puede tomar más tiempo del habitual. GPS Chile tiene un sistema de “control de velocidad” que implementa límites de velocidad específicos para condiciones de lluvia, puedes definir zonas riesgosas o alertar cuando se exceden los umbrales definidos de seguridad
  4. Aumentar la distancia con otros vehículos. Hay que recordar que la distancia de frenado aumenta y tener espacio para reaccionar en caso de ser necesario.
  5. No frenar brusco. Esto podría provocar la pérdida de control del vehículo. En general es recomendable, dejar de acelerar e ir frenando lentamente, con ambas manos bien firmes en el manubrio.
  6. Recordar que los primeros minutos de lluvia son los más peligrosos, ya que se puede acumular barro o los aceites que fueron absorbidos con el tiempo por el pavimento, son removidos por el agua y crean una película resbaladiza.
  7. Evitar el “aquaplanning”, que sucede cuando hay tanta agua acumulada que el vehículo pierde adherencia y solo sigue recto. Aquí es necesario mantener la calma, no frenar, no acelerar, no girar y solo sacar el pie del acelerador y mantener firme la dirección hasta que el vehículo se vaya deteniendo y vuelva a tomar fuerza.
  8. Implementar pautas de conducción eficiente, a través de los sistemas de monitoreo y los análisis de información de eventos y actividades en plataforma se puede predecir los comportamientos de los conductores, se pueden desarrollar planes de entrenamiento y capacitación, para evitar conducción riesgosa o aceleraciones y frenadas bruscas.

“Para quienes tiene flotas de camiones a su cargo, les recomendamos utilizar la tecnología y servicios de monitoreo de flotas y personas, ya que permite visibilizar condiciones de las rutas, del vehículo y la atención del conductor. Cada uno de estos factores puede hacer la diferencia a la hora de evitar accidentes. Ya hemos visto como las empresas que invierten en tecnología han aumentado sus estándares de seguridad”, finalizó Yáñez.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

00:58:53

LCSLM: Fraude Alimentario y cuidado de las mascotas

Esta semana, el analista Guillermo Holzmann conversó con Natalia Sánchez, especialista en Inocuidad Alimentaria y Académica de la UNAB...

Los destacados del día