martes, mayo 28, 2024

Armada realiza el último aprovisionamiento de las bases antárticas antes del invierno

Debe leer

Desde Fildes, Antártica Chilena.- Para muchos resulta lejano, nada menos que a más de 3.500 kilómetros de la capital y por lo tanto no está dentro de la vorágine informativa que pasa más allá de los límites del Gran Santiago, pero por estos días, en el Territorio Antártico Chileno se vive un verdadero frenesí porque hay que ganarle al invierno polar que ya da sus primeros atisbos con nevazones, vientos y  baja temperatura; y clima cambiante  por lo que hay que apurar las últimas operaciones de abastecimiento de las bases chilenas y extranjeras que piden apoyo en el Continente Blanco y que además tiene la tarea de evacuar a científicos, partidas de trabajo y funcionarios del Estado que han estado cumpliendo diversas tareas en esta parte de Chile, la más lejana y por lo tanto la más desconocida, donde las comunicaciones no son al ritmo que se cree porque no se cuenta con internet de todas las compañías y solo dos de la que operan en el país permiten comunicaciones relativamente estables siendo que esta es una zona estratégica para el país y por lo tanto debería tener full conectividad.

Cabe destacar que al cierre de esta nota aún los buques permanecían fondeados en Fildes a la espera de la caprichosa ventana que permita cruzar el Drake y que tarda  -dependiendo de la velocidad del buque- entre 36 y 48 hora y finalmente se abrió la ventana y pudieron zarpar, en el caso del Janequeo el domingo 26 de marzo a las 05:45 de la madrugada.

Así y como todos los años, cuando se termina la llamada “Campaña Antártica”, la Armada de Chile ha enviado una suerte de convoy de buques que están realizando el último aprovisionamiento de petróleo, materiales y víveres para que las dotaciones de las Bases Arturo Prat, O’Higgins, Científica Escudero, Alemana GARS, Gobernación Marítima de Bahía Fildes cuenten con el petróleo suficiente para pasar el hielo polar. Adicionalmente se embarcan a científicos, marinos y militares que han cumplido diversas labores durante el verano y regresan  sus ciudades de origen.

En este contexto los buques OPV Fuentealba, el ATF Janequeo y el Transporte Aquiles han realizado la tarea de ir base por base dejado lo necesario para pasar el invierno antártico y de paso se han retirado todas las basuras y desechos que han quedado del verano y con ello dando cumplimiento al Protocolo de Madrid que busca proteger el medioambiente antártico.

En medio del Drake este crucero con rumbo a la Antártica, uno de los últimos cruceros. (Foto: Infogate tomada a las 12:41 pm del domingo 26 de marzo)

Factor Drake

Ahora bien, todas las operaciones navales en esta zona tienen una variable que es determinante: las cambiantes condiciones meteorológicas del Drake, que  puede generar olas de 3 a 9 metros e incluso más explica el “meteo” del Janequeo.

Lo que hace del “meteo” (meteorólogo a bordo) un hombre clave para todas la naves en esta ruta, ya que el repentino cambio de condiciones climatológicas, que en cosa de minutos, la mar calma y poco viento se torna tempestuosa con vientos superiores a los 40 nudos y c26 deon ello olas monumentales que pueden superar los 9 metros y que hace que toda la tecnología y más modernos sistemas de proyección climatológica no sirvan de nada y aplica la pericia, la experiencia del comandante del buque, que en el caso del Janequeo tras varias evaluaciones decidió postergar el zarpe para proteger a la tripulación y a la nave ya que –explica Patricio Concha- exponerla a olas de más de 5 metros y viento cruzado es innecesario, por lo tanto esperará mejores condiciones para ello ya que desde Fildes (Caleta Ardley) a Paso Richmond (Drake) son 522 millas náuticas es decir un poco más de 966 kilómetros.

Comandante del ATF Janequeo, Capitán de Fragate Patricio Concha indicando el contenedor para emergencia mediomabientales. (Foto: Infogate)

Prat –  Fildes – O’Higgins

La primera “parada” fue el domingo 19 de marzo en la Base Arturo Prat de la Armada de Chile (1947),  para entregar petróleo, bajo estrictas medidas de seguridad medioambiental y retirar desechos. El comandante de la Base, el capitán de Corbeta, Roberto Norambuena, explica que “Estamos en la última faena de aprovisionamiento de combustible que está haciendo la última unidad naval –Janequeo-  antes de invierno y durante el verano hemos estado trabajando con brigadas de reparaciones para así estar listo para el invierno que está comenzando  y ya estamos listos con nuestra dotación compuesta por 9 Gente de Mar para enfrentar el desafío que significa pasar el invierno en este territorio. Estamos muy motivados para hacerlo bien y cumplir nuestra misión lo mejor posible y esperar que en noviembre, en la próxima Campaña Antártica llegue de nuevo los buques. El mayor riesgo durante el invierno son las condiciones meteorológicas  ya que no sabemos cómo va a ser este invierno”.

Luego de un día completo de trabajo, el Janequeo zarpó rumbo más al sur –hacia el Polo. Desde Base Prat a Fildes son 45 millas náuticas o 83,3 kilómetros –  a la Base Presidente Eduardo Frei para retirar la basura de la base INACH y entregar petróleo a la Gobernación Marítima de Fildes (Bahía Chile), donde además se encuentra lo que fue la Villa Las Estrellas de la FACH, la Base Rusa, la Base China, la Base ecuatoriana, entre otras.

“Nos estamos preparando para pasar el invierno hasta el mes de noviembre cuando los buques comienzan con la nueva Campaña Antártica (COMANTAR) y el relevo del personal de la Gobernación Marítima y apertura de las próximas bases,  la Capitanía de Puerto Paraíso y la a apertura de la Alcaldía de Mar de  Covadonga (Base O’Higgins)”, explica el gobernador marítimo de Fildes, capitán de Fragata Cristián González.

Luego de esta tarea, nuevamente zarpa rumbo más al sur a 75,5 MN o 139,8 Km para llegar a la Basé O´Higgins del Ejército de Chile , fundada en 1948  y a la Base científica de Alemana GARS, ambas una al lado de la otra levantadas en el islote Isabel Riquelme.

ATF Janequeo a su arribo a la Base O’Hiigins del Ejército, al costado la base GARS de Alemania. (Foto: Infogate)

Así, el martes 21 de marzo el Janequeo llega a la Rada Covadonga, para entregar petróleo y retirar personal de la base del Ejército, su comandante, el teniente coronel Juan Llancafil comenta que “esta faena –la última- de entrega de combustible por parte del buque Janequeo de la Armada de Chile nos permitirá pasar lo que resta de año y a partir de hoy cerramos nuestra Campaña Antártica estival  y solamente quedamos acá 21 hombres para mantener y desarrollar las diferentes tareas que nos ha encomendado el Ejército para este año. Nuestro próximo relevo debería llegar durante la primera quincena de noviembre próximo”.

En el Janequeo embarca una partida de soldados que desde noviembre trabajaron en distintas áreas de la Base para dejarla lista para enfrentar el invierno.

Durante el verano, la base del Ejército llega a tener a más de 40 personas y cuenta con un laboratorio para científicos que opera el INACH.

teniente coronel Juan Llancafil comenta que “esta faena –la última- de entrega de combustible por parte del buque Janequeo de la Armada de Chile nos permitirá pasar lo que resta de año y a partir de hoy cerramos nuestra Campaña Antártica estival  y solamente quedamos acá 21 hombres». (Foto tomada desde el mirador de la base. /Infogate)
Retiro de basura de la Base Científica INACH, en Bahía Fildes. que es transportada al ATF Janequeo. (Foto: Infogate)

«Reunión de Pingüinos Papua» en O’Higgins. (Foto: Infogate)
Foto: Infogate
Base China. (Foto: Infogate)
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Israel ‘se sienta’ en el repudio mundial y sigue masacrando Rafah: Anoche siguieron los bombardeos

Los ataques de la noche mataron a un total de 16 personas en vecindario de Tel al-Sultan, en el...

Los destacados del día