¿Cómo el sector vitivinícola gestiona su última milla?

0
528

Dos años después del inicio de la pandemia, las cifras confirman que el sector vitivinícola se está recuperando gradualmente. Eso se debe a que, de acuerdo a un estudio realizado por Consumo y Retail de KPMG en España, su consumo se incrementó en un 131% entre 2019 y 2021 a nivel mundial, después de sortear obstáculos como los problemas de stock derivados de la falta de contenedores y la reducción de la producción debido a la pandemia.

No debemos pasar por alto el auge de la digitalización del e-commerce gracias a la última milla, en una era en que el cliente es lo más importante y un error en el despacho puede ser catastrófico para su satisfacción. Por ello, el gran desafío de DispatchTrack/Beetrack  en la industria de las bebidas alcohólicas es impactar con fuerza a través del ecommerce, potenciando casos como el de Viña Santa Ema, empresa con una larga tradición en la producción de vinos chilenos de alta calidad con presencia en más de 30 países. 

Viña Santa Ema, cuyos viñedos están presentes de cordillera a costa en el Valle del Maipo, necesitaba impulsar sus ventas online y con ello garantizar que sus vinos lleguen a manos de sus clientes en tiempo y forma. Al respecto, Felipe Olave, Brand Manager de Viña Santa Ema, sostiene que “cuando decidimos darle un foco protagonista a nuestro ecommerce, como un importante canal de ventas, surgió la necesidad de encontrar una empresa partner en software de planificación para nuestras rutas, ya que buscábamos un servicio integral y de excelencia en nuestros despachos”

En ese contexto, el e-commerce seguirá impactando con fuerza en las empresas y quién mejor implemente un sistema de ventas online, más preparado estará para seguir desarrollándose en esta era digital. 

Un ejemplo de aquello es la viña Miguel Torres, que encontró en Beetrack-DispatchTrack el aliado estratégico que necesitaba para mejorar sus operaciones tanto de última milla como de planificación de rutas, y así lo ratifica Leonardo Flores, jefe de Abastecimiento y Distribución de Miguel Torres, quien destaca que una de las principales ventajas de utilizar los software de Beetrack-DispatchTrack fue mejorar el seguimiento de los pedidos.

“Teníamos problemas con la visibilidad de nuestros pedidos, pero ahora obtenemos esa información de manera muy rápida y con todo el tracking de los vehículos. Entonces fue una gran solución para saber el estado de la ruta, desde el inicio hasta el final del proceso de entrega”, dice Flores.

Cabe consignar que los cambios radicales en los patrones de ventas impulsados por el servicio que brinda DispatchTrack/Beetrack, se han transformado en una gran prueba en el cumplimiento de la gestión de la última milla en el sector vitivinícola, y DispatchTrack/Beetrack -con servicios como PlannerPro– está revolucionando el envío de última milla para las bodegas de Viña Santa Ema y Viña Miguel Torres al proporcionar la primera plataforma de entrega que permite a una bodega controlar toda la cadena de logística del vino con seguimiento en tiempo real, actualizaciones en vivo y notificaciones desde la sala de degustación hasta la sala de estar del consumidor.

Publicidad