Tragos imprescindibles en una visita a Chile

0
501

Si estás pensando en viajar a Chile en el corto plazo, probablemente querrás conocer su cultura. Para hacerlo es indispensable que pases por las mismas experiencias que cualquier chileno, considerando entre ellas el consumo de alguna de las muchas bebidas típicas locales.

Por supuesto, no vamos a centrarnos en este artículo en la cerveza por ser una opción internacional más que local, sino que vamos a enfocarnos en aquellos productos que realmente simbolizan qué preferencias tienen los chilenos, cuáles son los tragos imprescindibles para quienes habitan allí.

Después de todo, la venta de cerveza no es particular de Chile sino general de todo el mundo, considerando que se trata de una de las bebidas alcohólicas más extendidas en América. Aclarado esto, conozcamos entonces varios de los cócteles que son costumbre en el país.

               Ramazzotti

Por supuesto que hay lugar para los aperitivos y, en este sentido, más de un Ramazzotti trago. Gracias a que el Ramazzotti precio es bastante accesible en comparación con otros productos, tienda a ser una opción elegida en momentos de crisis o cuando se pretende una alternativa clásica.

De todas las variantes disponibles, no queda ninguna duda de que el Ramazzotti Spritz predomina dentro del favoritismo de los bebedores chilenos, y para prepararlo hacen falta estos aperitivos, como así también algún espumante, una rodaja de naranja, arándanos o frambuesas y soda.

Se agrega abundante hielo en una copa, se sirven el Ramazzotti y el Spritz en partes iguales, y luego se completa todo con el espumante, añadiendo un chorrito de agua mineral con gas y resolviendo. Acostumbra llevarse a la mesa con una rodaja de naranja y frutos rojos para darle sabor.

               Aperol

Tampoco puedes dejar de probar un Aperol trago durante tu estadía en Chile y, en este sentido, recomendamos ampliamente el Aperol Spritz por ser uno de los más fáciles de disfrutar.

El secreto para degustar un Aperol Spritz como el de los profesionales está en dónde se lo sirve. Tiene que ser en una copa de vino, que debe llenar con hielo hasta la mitad, añadiendo posteriormente tres medidas de cava, dos medidas de Aperol y una de agua de soda.

Como el Aperol precio es competitivo en relación a la naturaleza noble de los tragos que podemos preparar con él, es costumbre que se lo remate con alguna fruta, como por caso rodajas de naranja.

                  Melvin

El melvin, cuya denominación deriva de la combinación de las palabras melón y vino, ya que justamente se basa en la unión de estos dos ingredientes, es una de las preparaciones típicas nacionales de Chile, un trago que ningún turista puede perderse de compartir con ellos.

El querido melón con vino es un acompañante imperdible en las tardes de verano, y se lo sirve dentro de un melón ahuecado con vino blanco y un toque de azúcar, con resultados increíbles.

               Piscola

El pisco es otro de los orgullos de esta nación, un elemento que no puede faltar en reuniones con familiares o amigos, ni en la alacena de la mayoría de las casas, sobre todo al llegar las fiestas. Combinado con gaseosa cola se logra el famoso piscola, muy popular entre los jóvenes. Generalmente, quienes se van de Chile dicen que es una de las cosas que más extrañan.

               Terremoto

Los movimientos sísmicos que son permanentes en el suelo chileno le dan nombre a este cóctel, que se elabora en base a vino dulce pipeño, helado de piña, granadina y aguardiente o un licor, eventualmente pisco o fernet. Por eso no es difícil imaginarse por qué esa denominación, que hace alusión a las sensaciones que le quedan a uno después de beber terremoto en abundancia.

               Borgoña

Especialmente en la temporada más calurosa del calendario, la jarra de borgoña aparece en la calle. Mezclando frutillas picadas con azúcar y vino tinto, todo con hielo, es ideal para combatir las altas temperaturas que predominan en esta etapa del calendario, aunque es mejor ser precavido con su ingesta porque el dulzor puede disimular las grandes cantidades de alcohol que se beben.

               Navegado

Más de invierno, se conoce como trago navegado a aquel que se produce sobre el fuego, poniendo en una olla ingredientes como vino tinto, naranjas en rodajas, azúcar, canela y clavos de olor, generándose un brebaje caliente ideal para combatir en grupo las temperaturas bajas.

               Araucano

El araucano es un licor digestivo, muy llamativo para quien recién se entera de su existencia, formado por más de 20 hierbas maceradas y tratadas de manera específica en Valparaíso. Normalmente se lo ofrece como un bajativo amargo, perfecto para las picadas.

               Cola de Mono

Este cóctel tradicional de los encuentros navideños y de fin de año, como igualmente de Pascua, surge como resultado de la reunión de ingredientes entre los que destacan aguardiente y café, seguidos por leche, canela, azúcar y las especias que se deseen, resultando casi un postre.

               Malta con Huevo o harina tostada

Originario de los campos chilenos, la malta con huevo y canela solía elaborarse en gran cantidad, para que todos los trabajadores de las zonas rurales pudieran probarla mientras descansaban. Adoptado rápidamente por la ciudad, este cóctel es relevante por su acción energizante.

               Chupilca

Proveniente del sur del país, consiste en vino tinto con harina, y lleva esa denominación porque refiere, claro está, a la chupilca del diablo, bebida de los soldados en la Guerra del Pacífico. Curiosamente, en los avatares de la guerra la harina era reemplazada por pólvora que, según el mito, daba más valentía a los soldados para acometer las terribles acciones, propias del campo de batalla.

               Jote

A pesar de que para algunos constituye un sacrilegio, para otros la mezcla de vino y Coca Cola produce un elixir al que no pueden resistirse cuando comparten un momento con amigos o familia.

Publicidad