Mascarada e Irresponsabilidad contumaz del Congreso y de los partidos políticos que siguen SIN VOLUNTAD REAL para avanzar en Proceso Constituyente: No hay acuerdo

0
653
Imagen alegórica de una mascarada, que es en lo que se ha transformado el Proceso Constitucional que lidera el Congreso.

Ya van 3 meses del Plebiscito Constitucional y todo lo que dijeron los políticos, congresistas y opinólogos es la más burda de las charlatanerías escuchadas en Chile, porque el gobierno de turno aturdido por la aplastante derrota del Apruebo, dejó en manos en el Congreso -la institución peor evaluada de la República- ilúsamente en que podría conducir el proceso constitucional, pero el joven gobierno no tomó en cuenta que estas Graciosas Señorías (Parlamentarios) solo hacen su juego porque lo único que les interesa es mantener sus cuotas de poder y sus granjerías pero el bien de la República poco y nada y este viernes nuevamente paso lo mismo de siempre NO HUBO ACUERDO y se hechan todos la culpa, pero a estos señores no les interesa llegar a acuerdo, solo les interesa seguir alargando el tema y los grandes (I)responsables de esta jornada fueron los Amarillos y RN que conducido por el señor Chahuán, Francisco, ha sido el más férreo opositor a cualquier solución propuesta.

Para la cita de este viernes la centroizquierda propuso: un órgano compuesto por un 70% de convencionales electos y un 30% de expertos, quienes tendrían voto sólo en el ámbito de la Armonización y Normas Transitorias.

Por su parte la derecha agrupada en Chile Vamos mantuvo su posición: órgano conformado por 50% miembros electos y 50% de expertos, con voz y voto en todo el proceso.

Al término del la mascarada de este viernes, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, son su rostro inexpresivo le dijo a la prensa: “Esta noche siento decepción, pero creo que no hay que bajar los brazos, hay que insistir en un acuerdo para Chile, por eso quiero hacer un llamado a todas las fuerzas políticas que han participado del diálogo a estar a la altura de lo que Chile nos exige. Chile merece una Constitución nacida en democracia, pero entendemos la frustración y decepción que muchos dicen sentir, y todavía no es posible arribar a un acuerdo como Chile merece”, y que son palabras y más palabras para no avanzar en nada.

Publicidad