Pronósticos analíticos de Metadoro – El dólar intentará vengarse del oro

0
613
crédito foto: https://pixabay.com/es/illustrations/bullion-oro-bar-lingote-de-oro-1744773/

Al inicio de la semana, el precio del oro mostró una dinámica positiva, al ganar 0.8%, alcanzando su nivel más alto desde el 16 de agosto de $1786 por onza troy. Sin embargo, el oro no pudo mantener el gran movimiento y perdió todas sus ganancias semanales el 17 de noviembre, retrocediendo a $1765-1770 por onza.

No hay nada sorprendente en la dinámica parabólica de las cotizaciones del oro. Una desaceleración más fuerte en la inflación al consumidor de EE.UU. en octubre, cuando los precios al consumidor aumentaron solo 7.7% a/a frente a las expectativas de 8% a/a, impulsó una fuerte caída en los rendimientos de los bonos del gobierno de EE.UU. a 10 años del 4.2% al 3.7%, una baja de la divisa estadounidense en 4.5% y un crecimiento del oro por una cantidad similar.

El movimiento comenzó inmediatamente después de la publicación de las estadísticas de inflación. El impulso de crecimiento del oro se prolongó ligeramente gracias a los datos de inflación de los productores de en los Estados Unidos, publicados el 15 de noviembre (8% a/a en lugar de 8.3% a/a esperado), así como a un breve período de aumento de los riesgos geopolíticos, cuando dos misiles militares, que entraron en el territorio de Polonia, estaban a punto de activar el artículo 5 del Tratado de la OTAN y provocar una entrada de la alianza militar en Ucrania.

Pero, para el crecimiento del oro, esto resultó ser demasiado poco. Los inversores esperaban una caída más fuerte de la inflación al productor en EE.UU., lo cual era comprensible después de los datos sobre la inflación al consumidor. El incidente con la caída de misiles en Polonia fue rápidamente “apagado” por las declaraciones de Joe Biden de que el avión de reconocimiento de la alianza pudo rastrear la trayectoria de los misiles e indicar su origen no ruso.

Es muy demostrativo observar la dinámica del movimiento de capitales en los ETFs de oro, donde una caída más fuerte de la inflación estadounidense la semana pasada provocó una verdadera entrada de fondos. En el contexto de una disminución de la salida de fondos de oro en los últimos meses, esto parecía un punto de inflexión. Sin embargo, esta semana la entrada fue nuevamente reemplazada por una salida significativa de ETFs de oro, que fueron bloqueados por completo por una entrada a corto plazo. Por lo tanto, debemos afirmar que la parábola de crecimiento en los precios del oro se ha formado o está a punto de formar un pico y pasará a una fase descendente, que puede resultar no menor que la fase de crecimiento del 10 de noviembre.

Otros factores también hablan sobre un probable retroceso de las cotizaciones del oro a $1700-1710 por onza troy. En primer lugar, son las estadísticas más fuertes sobre las ventas minoristas en EE.UU. para octubre (1.3% m/m frente a las expectativas de 1% m/m), lo que debería enfriar un poco los inversores que creían en el fin de endurecimiento de la política monetaria de la FED, y apoyar al dólar estadounidense.

Y en segundo lugar, estos son los resultados desescaladores de la cumbre del G20, donde Joe Biden y Xi Jinping hicieron varias declaraciones alentadoras de que la lucha por el liderazgo mundial entre EE.UU. y China continuará, pero incluso en caso de un enfrentamiento militar por Taiwán, la lucha entre los dos países no llegará al escenario apocalíptico de una catástrofe nuclear global.

No debemos olvidar de la creciente probabilidad de una fuerte caída del mercado de valores estadounidense en diciembre, lo que podría aumentar la demanda del USD y obligar a algunos inversores a liquidar posiciones para comprar oro con el fin de mantener el suministro de margen.

Así que tenemos una situación en la que las cotizaciones del oro, con su crecimiento la semana pasada, hicieron una apuesta muy seria por una reversión completa de la tendencia bajista. Pero, por otro lado, antes de finales de 2022, podemos obtener otra entrada bastante fuerte en los precios del oro a la baja. Una nueva prueba de $1710 por onza troy parece un programa obligatorio, pero una caída más seria a los mínimos anteriores de $1620-1650 aún está en duda.

Iván Marchena, Jefe del Departamento de Análisis Metadoro https://metadoro.com/es

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí