Situación económica e inflación: principales causas actuales de afecciones en salud mental en adultos

0
633

La salud mental y el bienestar de las personas en Chile se han visto alterados principalmente por la crisis económica del presente año. La dificultad para acceder a ciertos productos y servicios de uso cotidiano y la incertidumbre de algunos respecto de cuándo mejorará su situación financiera, ha derivado en diversos trastornos y en un aumento de las consultas psicológicas, entre aquellos que pueden costearlas.

Tal como informó tiempo atrás la encuesta Cadem, un 65% de los entrevistados refiere que la inflación y el escenario económico les ha impactado mucho o bastante, siendo el mayor incidente en la salud mental de los chilenos, seguido por la pandemia y el reciente estallido social.

Fernanda Pederneras, Coordinadora Equipo Psicología de Care Assistance, señala que “el actual contexto de la economía ha moldeado la manera en la que nos comportamos, cómo nos relacionamos y lo que hacemos. Un ejemplo de esto es que actualmente las personas prefieren entretenerse en su casa, en vez de ocupar los espacios públicos, lo que en ocasiones es impulsado por el bajo presupuesto económico y la imposibilidad de destinar grandes montos a panoramas recreativos y momentos de ocio”. 

Agrega que las alteraciones mentales en nuestro país se ven fuertemente relacionadas con el modelo económico adoptado. Las barreras de acceso a los servicios básicos, especialmente a los tratamientos en salud, es una agravante constante en la salud mental de las personas que conviven con trastornos severos o reactivos a las condiciones de vida.

Esto se explica en la medida que entendemos que la pobreza no solo se refiere a una carencia económica, sino que corresponde a un concepto multidimensional en el que interfieren factores tanto económicos, políticos, como relacionales y emocionales.

“No tener las herramientas para hacer frente a los desafíos que debemos afrontar está fuertemente relacionado con el déficit de recursos emocionales y personales, y como consecuencia, con trastornos como el estrés, la ansiedad o emociones como la rabia y frustración. La falta de factores protectores como el acceso a una red psicosocial o familiar, la inclusión y participación social deteriora el tejido social y quienes permanecen marginados se encuentran cada vez más vulnerables y propensos a enfermar, especialmente en patologías de salud mental”, afirma la profesional.

Problemas de salud mental más frecuentes según rango etario

Según el estudio Termómetro de la Salud Mental en Chile, un 23,6% de los chilenos presentan sospecha o problemas de salud mental y un 45,9% considera que su propio estado anímico es peor o mucho peor ahora que previo a la pandemia.

Fernanda Pederneras explica que los trastornos prevalentes en la población adulta chilena son los del ánimo, en particular la ansiedad y depresión, lo que coincide con los motivos de consulta más comunes en el área de Psicología de la Clínica Virtual de Care Assistance.

En el caso de la población infantojuvenil en Chile, sostiene que ya previo a la pandemia cuatro de cada diez niños o adolescentes manifestaban sintomatología relacionada a la salud mental, la que en los últimos dos años y medio ha aumentado exponencialmente, al punto que se estima que la prevalencia actual de sintomatología ansiosa y depresiva infantil y adolescente se duplicó y sigue en aumento.

En cuanto a la población geriátrica, la psicóloga precisa que esta presenta generalmente problemas asociados al proceso de envejecimiento, que se ven relacionados con las hospitalizaciones y la institucionalización de estos. “La comorbilidad con otras enfermedades físicas suele verse acompañada de una salud mental deficiente. Además, por las condiciones precarias en cuanto al acceso a salud, algunas personas mayores presentan una escolaridad muy baja, lo que es un factor de riesgo para la presencia de cuadros en salud mental. Un factor que usualmente no se le da mayor relevancia es el cambio de apariencia y su impacto en la autoestima de las personas mayores, sin embargo, este también puede configurarse como un factor de riesgo para el padecimiento de alguna patología en salud mental”, plantea.

Fernanda Pederneras indica que “en Care Assistance, atendemos a empresas y sus colaboradores, para lo cual contamos con un amplio equipo de profesionales dispuestos a entregar contención y terapia a quienes nos consultan. El área de psicología atiende en horario continuo desde las 9:00 hasta las 21:00 horas, entregando una atención rápida y pertinente de acuerdo a su motivo de consulta”.

Explica que, en la Clínica Virtual, uno de los motivos de consulta recurrentes son justamente los problemas laborales. “Es compleja la intervención respecto a este motivo de consulta, ya que, si el contexto laboral es deficiente o incluso negligente, se debe intervenir en el trabajo”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí