¿Nuevo incordio en curso? Pdte. Boric dar por superado impasse con Israel pero le recuerda: “Hay que respetar el derecho internacional, las fronteras de 1967”

La ONU señala que: "En la guerra de 1967, Israel ocupó esos territorios (la Franja de Gaza y la Ribera Occidental), incluida Jerusalén Oriental, que posteriormente anexionó"."

0
872

Estas cosas hay que tratarlas con mucho cuidado. Nosotros somos un pueblo y un país que está por la paz, que está por contribuir a la paz, y en el marco de este tema nosotros siempre hemos dicho que hay que respetar el derecho internacional, las fronteras de 1967, fue parte de la declaración que dio este domingo el Presidente Gabriel Boric y con ello “desde nuestro punto de vista, es un impasse que ha sido superado con las declaraciones tanto de Cancillería como del estado contraparte”.

Lo que plantea el Presidente es que Israel debe respetar las fronteras antes de la guerra de 1967 y que generó la anexión de los llamado territorios ocupados Franja de Gaza y la Ribera Occidental y que la ONU ha pedido desde entonces que Israel se retire de esos territorios, tal como lo señala la Resolución 242 de la ONU:

Tras estudiar distintas alternativas, las Naciones Unidas propusieron poner fin al Mandato y dividir Palestina en dos Estados independientes, uno árabe palestino y otro judío, y que Jerusalén quedara bajo un régimen internacional (resolución 181 (II), de 1947). Uno de los dos Estados previstos proclamó su independencia en 1948 con el nombre de Israel y en la guerra que siguió ese mismo año con los Estados árabes vecinos ocupó el 77 % del territorio que había tenido Palestina bajo el Mandato Británico, incluida la mayor parte de Jerusalén. Más de la mitad de la población árabe palestina fue expulsada o huyó del territorio del nuevo Estado. El resto del territorio asignado al Estado árabe por la resolución 181 quedó bajo el control de Jordania y Egipto. En la guerra de 1967, Israel ocupó esos territorios (la Franja de Gaza y la Ribera Occidental), incluida Jerusalén Oriental, que posteriormente anexionó. Esta guerra provocó un segundo éxodo, de aproximadamente medio millón de palestinos. En su resolución 242, el Consejo de Seguridad formuló los principios de una paz justa y duradera, que incluía la retirada israelí de los territorios ocupados durante el conflicto, una solución justa del problema de los refugiados y la terminación de todas las situaciones de beligerancia o alegaciones de su existencia. Tras las hostilidades de 1973, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 338, en la que, entre otras cosas, pidió que las partes interesadas iniciaran negociaciones de paz. En 1974, la Asamblea General reafirmó los derechos inalienables del pueblo palestino a la libre determinación, la independencia nacional, la soberanía y el regreso de los refugiados. Al año siguiente, la Asamblea General estableció el Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino y otorgó a la Organización de Liberación de Palestina (OLP) la condición de observadora en la Asamblea y en las conferencias de las Naciones Unidas”, señala el informe de la Cuestión de Palestina.

Ahora bien, lo señalado por el Presidente Boric, sin duda, no dejará tranquila a la Cancillería israelí y pedirá explicaciones, más cuando la influyente agencia norteamericana AP al reseñar la nota sobre este episodio diplomático publica: “Boric, de tendencia izquierdista, se ha pronunciado con frecuencia en contra de Israel y sus operaciones militares. En una entrevista televisada el año pasado se le preguntó si perdería su opinión anterior de que Israel es un Estado “genocida y asesino”. “Lo mantengo”, respondió”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí