Cardenal Aós en Te Deum dice “hoy pedimos por los buenos políticos” y la pregunta es “¿los hay?

“Una serie de problemas que los líderes y gobernantes deben conocer y trabajar para solucionar los eventuales conflictos con el diálogo y la colaboración, y para corregir y castigar no con una voluntad arbitraria, sino con ley justa e igual para todos. Hoy damos gracias por los buenos políticos y oramos para que todo cristiano se convenza de que tiene el deber y derecho de interesarse por la política, de tomar parte activa en la política”, señala el arzobispo Aós.

0
545

Este domingo se realizó el tradicional Te Deum Ecuménico en la Catedral Metropolitana, donde el arzobispo de Santiago, Celestino Aós, llamó a todos los chilenos y “cristianos” a que tiene el deber y derecho de interesarse por la política, dando gracias a “los buenos políticos” de tomar parte activa en esta área. Sin embargo, la pregunta que surge tras la homilía es si existen políticos buenos o de buena calidad, dado los últimos hechos en donde la elite ha mostrado bastantes falencias tanto en la calidad de las leyes que salen del Congreso o las trabadas conversaciones para un nuevo proceso constituyente que por intereses han provocado una nueva crisis política.

El prelado dijo que las “injusticias, problemas e insatisfacciones nos llevaron al estallido social del 18 de octubre de 2019. Tuvimos desde el 15 de noviembre el proceso para el cambio de Constitución, la elección de nuevo Presidente, la vacuna y lucha anti covid-19, etc. Siguen las causas injustas, se suma la violencia, el crimen organizado, la inseguridad económica, la atención deficiente en salud, las malas relaciones y convivencia, etc”.

Una serie de problemas que los líderes y gobernantes deben conocer y trabajar para solucionar los eventuales conflictos con el diálogo y la colaboración, y para corregir y castigar no con una voluntad arbitraria, sino con ley justa e igual para todos. Hoy damos gracias por los buenos políticos y oramos para que todo cristiano se convenza de que tiene el deber y derecho de interesarse por la política, de tomar parte activa en la política”, señala Aós.

En ese sentido, precisó que algunos problemas actuales son de todos, por lo que “el cristiano y la política deben tutelar y promover los valores y derechos fundamentales e inviolables de la persona. Ahora bien, dijo que él ni como ciudadano, ni como miembro de la Iglesia quiere, ni pide privilegios, pero sí quiere como todo ciudadano, “ser escuchado, colaborar y trabajar por el bien común, la paz, la solidaridad, la justicia y la esperanza”.

Aós también condenó la violencia que ocurre en el país, indicando que “la violencia no construye. Los violentos ni hacen presente ni futuro para Chile, ni construyen los corruptos (…) No podemos convertir al otro que no piensa como nosotros en un enemigo, la gente votó en Plebiscito y malo es violentar con insultos o amenazas a quienes votaron de una u otra forma. Todos debemos dejar que los demás nos evangelicen constantemente”.

A pesar de orar por los políticos en un momento de la homilía, el arzobispo le dio un raspacacho a la clase política, afirmando que “una buena política escucha a la gente y da respuestas a sus necesidades legítimas (…) Los ciudadanos no dejemos en manos del Gobierno, de las instituciones, lo que nosotros debemos hacer. Las instituciones del Estado y las instituciones de la Iglesia deben cuidar con sumo esmero de los más débiles y empobrecidos, de los migrantes y necesitados y deben favorecer la información para que cada uno vea cuál es su parte, qué aporte debe entregar, que así se le facilite a cada ciudadano para vivir una vida humana”.

Asimismo, apuntó a que estas Fiestas Patriasdeben ser una muestra de amor entre los ciudadanos chilenos, pero ese amor debe durar después a lo largo del año”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí