Mes de Prevención del Suicidio: Entender la depresión como una enfermedad mental multifactorial es clave para ayudar a quien la sufre

0
1525

En Chile mueren 11 personas por cada 100 mil habitantes por daño autoinfligido.

Según la OMS, la depresión es la principal causa de problemas de salud y de discapacidad a nivel global y, de acuerdo con las últimas cifras reportadas, se estima que más de 300 millones de personas viven con esta enfermedad.

Existen determinantes biológicos, psicológicos, sociales y emergentes que pueden llevar a desarrollar esta patología mental que, con un temprano abordaje integral y el acompañamiento familiar y del entorno, tiene cura.

‘La depresión no es una reacción normal a una situación difícil de la vida; no es sólo estar triste; tampoco es una cuestión de carácter o de poca fortaleza; y, sobre todo, no es una elección. La depresión es una enfermedad generalmente influenciada por determinantes de tipo biológico, psicológico, social o emergente’. Esta afirmación fue realizada por destacados especialistas en el marco de ‘Septiembre Amarillo’, instaurado por la Organización Mundial de la Salud como el mes para la prevención del suicidio y, particularmente, el día 10 de septiembre como el Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Bajo la denominación ‘Busca el Sol’ y el hashtag #LaDepresiónTePasayPasa,la campañabusca visibilizar todos aquellos determinantes que pueden causar depresión y provocar un suicidio y trabajar sobre ellos para dejar en claro que la depresión se trata y tiene cura, y que los suicidios pueden prevenirse en el 90% de los casos.

De acuerdo con cifras de la propia OMS, la depresión es la principal causa de problemas de salud y de discapacidad a nivel global y, según las últimas cifras reportadas, se estima que más de 300 millones de personas viven con esta enfermedad en el mundo. En Chile, mueren 11 personas por cada 100.000 habitantes por daño autoinfligido.

Según el Ministerio de Salud de nuestro país, más de 220 mil chilenos mayores a los 18 años han planificado su suicidio y más de 100 mil reconoce que intentó quitarse la vida, cifras que se desprenden de la Encuesta Nacional de Salud, ENS 2016/2017, que por primera vez midió en específico esta temática”.

En cuanto a la causa de la depresión, el doctor Roberto Amon, profesor asociado de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes y director médico de iPsiquiatria, comenta que existen diferentes determinantes que favorecen la aparición de ésta. Conocer el impacto que tiene cada uno de estos factores en los individuos, permite desarrollar estrategias de prevención y también de tratamiento para evitar o tratar la enfermedad tanto a nivel individual como global, y de esta manera también prevenir el suicidio. “Entre los determinantes de la depresión se incluyen variables que van desde factores individuales como la genética y la historia de vida, hasta factores psicológicos, sociales y ambientales. Estos no actúan de manera aislada, sino que se refuerzan entre sí actuando a distintos niveles para finalmente afectar la manera como experimentamos las emociones, y cómo funciona nuestro cerebro. Estos determinantes se pueden clasificar en: Determinantes biológicos, psicológicos, sociales y otros determinantes o determinantes emergentes, dentro de estos últimos se destacan: una menor exposición a la luz solar, cambios bruscos en el peso, contaminación ambiental (agua, aire, tierra) y un exceso de exposición a pantallas (TV, celular, computadora, entre otros)”, explica el doctor Amon.

En este mismo sentido, Claudia Baros Agurto, psicóloga clínica, magister en conducta suicida y directora ejecutiva de la Red de Equipos de Prevención de Suicidio (REPS Chile), refuerza que, “tanto la depresión como el suicidio se ven influidos por factores ambientales o psicosociales, y ambos se desencadenan por múltiples causas que actúan conjuntamente. Entre los principales factores están el ser víctima de violencia, abuso o acoso sexual, bullying (o ciberbullying); acoso laboral; discriminación por orientación sexual o identidad de género, entre otros. También por no tolerar la frustración, buscar la inalcanzable perfección, tener un contexto de sobre exigencia y baja empatía. Otro factor es la tendencia a no buscar ayuda y/o tener escasas redes de apoyo; vivir situaciones que se pueden considerar como crisis vitales y tener bajos recursos para hacerles frente (desempleo, ruptura amorosa, duelos, pérdidas materiales o de estatus, etc.)”.

Consultado frente a lo que se debería hacer para que colegios, universidades y entornos laborales fueran más consecuentes con el control del bullying y acoso laboral, Emanuel Pacheco, Director Ejecutivo de Fundación Katty Summer manifiesta que es importanteno limitarse a actuar solamente cuando ocurre un suicidio o un evento de violencia grave, se debe tomar el peso a las implicancias de la violencia escolar y laboral en todas sus formas, más allá de lo relacional, no conformarnos con encontrar tranquilidad en el caos y acostumbrarnos a seguir como si nada sucede.  Es fundamental que en los espacios de estudio o laborales, se vea que la agresión genera efectos en toda la comunidad, aumenta la sensación de inseguridad, disminuye el rendimiento escolar o laboral, la participación, y promueve ambientes hostiles.  Las relaciones interpersonales continúan dentro y fuera del horario escolar o laboral.”

“Es importante que entendamos que la conducta suicida se previene abordando los factores de riesgo que la pueden gatillar en el contexto más amplio. Considerando que el acoso es un factor de riesgo, es imperativo fomentar y reforzar prácticas de convivencia no violentas en lugares de estudio y trabajo (prevención universal), así como capacitar a los equipos académicos y laborales en detección y tratamiento de casos de acoso escolar o laboral, con protocolos adecuados de actuación, para mitigarlos y dar reparación a los involucrados (prevención selectiva). Y para ayudar a la concientización en la eliminación del acoso en los contextos de educación o trabajo, como prevención universal”, explica Claudia Baros.

“Los determinantes de la depresión son complejos, y se sabe además que el 50% de los pacientes que consuman un suicidio sufrían de depresión. Esto afecta a todos los grupos de edad, pero es muy dramático en especial entre los jóvenes de 18 a 25 años, donde el suicidio es una de las principales causas de muerte, y que en gran medida se explica por la depresión. Por eso y porque la depresión es una enfermedad altamente tratable, es que el foco tiene que estar puesto en detectarla y tratarla lo más pronto posible, lo que sin duda salvará muchas vidas”. asevera el doctor Amón.

También es importante mencionar que existen factores protectores contra el suicidio y la depresión que pueden trabajarse y potenciarse, comenta el Dr. Amon: “A diferencia de los factores de riesgo, existen factores que reducen la probabilidad de que un evento ocurra, en este caso, podemos hablar de factores protectores contra la depresión. Estos factores pueden ser recursos tanto psicológicos propios de la persona, como conductas que realiza o recursos asociados al ambiente que le rodea. Los factores protectores van desde conductas relacionadas a nuestro estilo de vida como lo son la dieta, el ejercicio físico y el realizar actividades placenteras, hasta conductas que podemos adoptar para reducir el riesgo de depresión en personas de nuestra comunidad, como lo son contribuir a la disminución de la violencia en todas sus formas y disminuir la contaminación ambiental. Además, el potenciar la resiliencia personal y modular los niveles de estrés es clave. La resiliencia es la capacidad de recuperarse de manera exitosa de la adversidad, y por lo tanto influye de manera significativa en nuestra salud mental, y además se sabe que es una capacidad entrenable”.

Para el Lic. Martín Javier Martínez Lozano, Gerente General de Upjohn para el Cono Sur y Región Andina, “desde Upjohn asumimos por segundo año consecutivo acompañar esta iniciativa del Mes y el Día Mundial de Prevención del Suicidio, con el objetivo de compartir con la comunidad consejos que contribuyan a enfrentar estas situaciones para las que habitualmente la gente no está preparada y recomendarles enfáticamente la consulta temprana con los especialistas”.

La campaña ‘Septiembre Amarillo’ (www.septiembreamarillo.com) – ‘Busca el Sol’ es una iniciativa de la OMS que cuenta con el auspicio de IPsiquiatría, la Fundación Ineco, y de la División Upjohn de Pfizer. El nombre fue instituido desde 1994 en homenaje a Mike Emme, un joven estadounidense de 17 años que se quitó la vida en un momento de profunda desesperación. Sus padres eligieron ese color porque era el mismo del que había pintado su auto Ford Mustang 1968, que había restaurado. Esta página web cuenta con información detallada acerca de la iniciativa e información importante para el público en general.

Upjohn División de Pfizer

En Upjohn como división de Pfizer, nos enfocamos en ayudar a resolver la carga global de enfermedades no transmisibles (ENT) poniendo a disposición de todos los pacientes, en todas partes, soluciones de salud confiables y de calidad.

A pesar de los importantes avances médicos en la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas, las ENT, como las enfermedades cardiovasculares, siguen siendo una de las principales causas de muerte y discapacidad a nivel mundial, especialmente en los mercados emergentes. Habiendo aumentado sus esfuerzos para encontrar intervenciones escalables, factibles y efectivas, los gobiernos y las agencias de salud ahora enfrentan una serie de desafíos únicos y crecientes. Para conquistarlos, los sistemas nacionales de salud necesitan un socio en el que puedan confiar, uno que no solo crea que todos merecen una buena salud, sino que tenga la cartera, la experiencia y los conocimientos para hacer realidad esta creencia.

En Upjohn, estamos en una posición única para cumplir la promesa de buena salud para todos. Como división de Pfizer, nuestro legado respalda nuestra fortaleza: como proveedor premium de medicamentos en mercados desarrollados y emergentes; una marca de confianza que respalda la calidad de nuestros productos y personas; y un líder de la industria con un compromiso inquebrantable de mejorar continuamente nuestras capacidades de fabricación, comerciales y médicas en apoyo de nuestra misión y propósito más amplios.

Mientras miramos hacia el futuro, los pacientes, las personas y las empresas son la piedra angular de nuestros esfuerzos por construir un mundo más saludable para todos.

Para mayor información Ipsiquiatría: https://ipsiquiatria.com/

Para mayor información REPS Chile: https://repschile.org/

Para mayor información Fundación Katty Summer: https://fsummer.org/

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí