Gobierno anunció nuevas indicaciones al proyecto de jornada laboral de 40 horas, implementación gradual en 5 años y suma urgencia

Una de las iniciativas principales del actual Gobierno parece haber encontrado un respaldo transversal en el mundo político y empresarial, refrendado con la presencia de líderes gremiales y parlamentarios de la oposición en el masivo acto desarrollado en el Patio de Los Naranjos de La Moneda.

0
400

El Presidente Gabriel Boric, encabezó este martes en La Moneda el anuncio de las nuevas indicaciones de su Gobierno al proyecto de ley que rebaja la jornada laboral semanal a 40 horas, entre las que destacan la implementación escalonada de la medida en un plazo de 5 años, el acompañamiento a las pymes, y horario diferido de entrada y salida para madres o padres trabajadores que tengan a su cuidado a menores en edad escolar.

La presencia no solo de autoridades de Gobierno y líderes del oficialismo, sino que también de líderes empresariales y parlamentarios de oposición, reflejó el triunfalismo y confianza existente en la actual administración respecto al futuro de la iniciativa legal surgida hace ya 5 años y que tuvo entre sus impulsoras a la actual ministra vocera Camila Vallejo, en aquel tiempo diputada.

Sobre ello, el Mandatario afirmó que el proyecto “está hoy un paso más cerca de hacerse realidad, y lo bonito es que hay empresas que se han ido adelantando y han demostrado que muchas veces no se requiere una ley para avanzar en mejorar la calidad de vida, sino también la disposición y el diálogo social ayudan a avanzar en esa dirección”. 

Comentó también que “vale la pena recordar que uno de los motivos más profundos del estallido social, tiene que ver justamente con la calidad de vida, con la sensación de abuso y de agobio, y este proyecto apunta al centro de esa problemática“.

A este proyecto le hemos puesto una urgencia razonable para que pueda ser debatido en el parlamento, para que pueda ser perfeccionado en la medida que los parlamentarios y parlamentarias así lo estimen, pero con la convicción de que tiene que avanzar”, detalló además.

Previamente el ministro secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson, dio a conocer que “al momento del ingreso de las indicaciones también va a contar con suma urgencia, por lo tanto, eso va a permitir tener 15 días para poder tener el debate y la discusión a nivel de la Cámara Alta y de esa manera las observaciones y modificaciones que haya suscrito el proyecto puedan desplazarse hacia un tercer trámite en la Cámara y así poder despacharlo a ley”.

Las indicaciones

  • Se profundiza de manera integral la propuesta original de reducción de la jornada ordinaria del artículo 22 del Código del Trabajo, considerando otras regulaciones contempladas en el Código del Trabajo.
  • Se incorporan modificaciones a la regulación sobre exclusión de la limitación de jornada, jornada parcial y jornadas excepcionales. Así, la disminución de jornada laboral extiende sus efectos directos a más de 4 millones de trabajadoras y trabajadores.
  • Gradualidad. Se propone una implementación escalonada de la reducción de jornada, sin distinción por tamaño de empresa, para reducir la jornada a 40 horas en un plazo de 5 años: a 44 el primer año, a 42 el tercer año y a 40 el quinto año.
  • Más tiempo de descanso efectivo. Se inspira en el objetivo de generar descanso efectivo. En algunos casos específicos donde no sea posible materializar una disminución efectiva de horas de la jornada, se generarán mecanismos de compensación, como días libres.
  • Responsabilidad económica. La reducción de la jornada debe implementarse con cuidado y responsabilidad sobre los efectos que pueda tener en la economía, protegiendo el empleo y las remuneraciones. Esto implica, por una parte, una aplicación gradual de la reducción de jornada, que permita a las empresas ajustar sus procesos productivos y absorber la reducción con el menor impacto posible. Habrá un acompañamiento especial a las micro y pequeñas empresas.
  • Corresponsabilidad. La reducción de horas de trabajo debe ir acompañada de medidas de corresponsabilidad social, que enfrenten la desigual repartición de las tareas de cuidados y del trabajo no remunerado, el que recae principalmente en las mujeres: 91,6% de las mujeres lo hacen (5,89 horas al día), frente a solo un 73,9% de los hombres (2,74 horas al día). Para ello, se establecen algunas medidas que apuntan en esa línea.
  • Conciliación trabajo y familia. Se incorporan mecanismos que permitan adaptar las condiciones laborales a las necesidades personales y familiares de las y los trabajadores. Estos mecanismos apuntan, además, a dar prioridad a las personas cuidadoras, otorgándoles mayor soberanía sobre sus tiempos de trabajo y cuidado.
  • Modernización. Se incorporan los avances tecnológicos en la regulación del registro de asistencia y control de jornada, dando cuenta que existen nuevos mecanismos de supervisión sobre trabajadoras y trabajadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí