Tras dichos de Jackson: La megadelicada sensibilidad de los parlamentarios que se sienten ofendidos por cualquier cosa

"Tenemos infinitamente menos conflictos de interés que otros que trenzaban entre la política y el dinero", Giorgio Jackson dijo una tremenda verdad: solo recordar Penta y SQM, por mencionar los dos casos de corrupción política más recientes.

0
504

Este miércoles estuvo marcado por la polvareda que levantaron parlamentarios de todos los sectores que se sintieron ofendidos al máximo por esto: “Nuestra escala de valores y principios en torno a la política no solo dista del gobierno anterior, sino que creo que frente a una generación que nos antecedió…”.

En otra época los más conspicuos habrían retado a duelo, pero ayer usaron las afiladas ondas de imagen y sonoras para emprenderlas con toda clase de adjetivos contra el ex diputado y ahora ministro Giorgio Jackson, el mismo que cuando estaba en el Congreso pedía a gritos el fin de los privilegios parlamentarios, y vaya que son hartos y que son pagados por todos los chilenos y la retribución legislativa es más bien pobre.

Pero el Congreso en su conjunto -se darán cuenta de ello sus señorías- es la institución peor evaluada por la ciudadanía y la que menos confianza genera, tal como lo reveló ayer la encuesta CEP que señala que solo el 9% confía en estos señores y señoras y más abajo con un 4% los partidos políticos, es decir la crisis de confianza que estalló el 18-O sigue intacta.

Pero ¿qué dijo Jackson que ofendió hasta la médula a sus graciosas señorías?

“Nuestra escala de valores y principios en torno a la política no solo dista del gobierno anterior, sino que creo que frente a una generación que nos antecedió, que podía estar identificada con el mismo rango del espectro político, como la centro izquierda y la izquierda,yo creo que estamos abordando los temas con menos eufemismo y con más franqueza(…) tratamos de decir las cosas de forma directa, porque es así como la gente lo está sintiendo y lo está viviendo (…) tenemos infinitamente menos conflictos de interés que otros que trenzaban entre la política y el dinero”.

Lo que dijo en el programa Contexto Factual transmitido por Wingz es una tremenda verdad, o ¿acaso no es cierto que, por ejemplo, en el gobierno pasado la tónica eran ministros y autoridades vinculadas a los negocios? De hecho, el propio Presidente de la República anterior (Sebastián Piñera) arrastra complejos episodios de conflictos de interés, uso de información privilegiada para beneficio de sus negocios. ¿O acaso los escándalos de corrupción como Penta, SQM, son invenciones creativas de los extraterrestres?

Lo que se requiere es que el Congreso -en su conjunto- deje de mirarse el ombligo, deje de sentirse ofendido por la más mínima crítica y aborde en serio los problemas reales del país que está sumido en una grave crisis de inseguridad, altísimo costo de la vida y muchas otras vulnerabilidades; claro que la mayoría de los congresistas no ve esa realidad porque viven en una apoltronada burbuja y solo reaccionan cuando alguien osa decirles por ejemplo “feos” o recordarles los múltiples errores y horrores que han cometido.

Publicidad