Pintar con pistola: ¿qué es? y ¿cómo puedes hacerlo tú mismo?

0
166

Hoy en día las personas cada vez nos encontramos más motivados a desarrollar y llevar a cabo proyectos propios en casi cualquier tipo de área. Estos proyectos que generalmente parten de algún hobby o alguna meta que siempre quisimos cumplir, pueden ser desde ejercicios físicos con nuestro cuerpo o la construcción de algo en particular, algún mueble o la ampliación de algún sector en nuestro hogar. Sea cual sea el proyecto, cada vez nos encontramos más enfocados en tratar de hacerlo todo por nuestra cuenta, es por esto que hoy te hablaremos acerca del proceso de pintura que está presente en casi todos los proyectos de construcción y diseño. La pintura, la cual es por lo general la última etapa de cada proyecto, no deja de ser una de las más complejas, ya que un mal trabajo de este puede arruinar el trabajo final y hacer que tengas que realizar esta etapa nuevamente. Las pistolas para pintar llegaron a facilitar este proceso y permiten a todas las personas , tener la posibilidad de realizar un trabajo de pintura profesional con sus propias manos. Estas pistolas para pintar hacen que ya no tengas que usar las clásicas brochas o pinceles que se secan y dejan generalmente la pintura de manera irregular. Aquí te dejamos una primera observación para que te familiarices con estas y puedas obtener el mayor provecho de tus proyectos y además, ahorrarte tiempo y dinero.

Las pistolas de pintura corresponden a diferentes equipos que permiten pulverizar la pintura o barniz mediante presión de aire, esto con el fin de aplicarla o difundirla sobre alguna superficie. Dentro de los materiales en los cuales estas se pueden utilizar se encuentran metal, piedra, madera, arcilla y porcelanas, vidrio, plástico, entre otros. Como mencionamos anteriormente estas pistolas tienen la cualidad y la capacidad de dar a personas comunes y corrientes el poder de dar acabados industriales a sus proyectos, siendo a la vez, económicos y eficientes.

Estas máquinas se agrupan de acuerdo a diferentes criterios, tales como la alimentación de la pintura, la tecnología de atomización que usan o la forma de uso que estas tengan. A continuación, te dejaremos con los pasos que debes seguir y tener en cuenta a la hora de realizar el trabajo tú mismo.

  1. En primer lugar, debes preparar la superficie y limpiarla bien, por lo que te recomendamos usar un secador de pelo o algo similar que tengas a mano.  Si la superficie que vas a pintar está sucia, ya sea con manchas o polvo, la pintura no se adherirá correctamente, y es posible que rápidamente notes la diferencia entre las áreas limpias y sucias. Puede ser un trabajo tedioso, pero parta todo pinto, ya sea amateur o profesional, es el primer paso y el más importante. Todas las superficies deben estar limpias.
  2. En segundo lugar, debes dar una capa de base si es que vas a trabajar sobre una superficie muy lisa, logrando así que la pintura se fije mejor.
  3. En tercer lugar, debes comprobar que la boquilla y que la cantidad de pintura esté regulada.
  4. Verifica que todas las piezas de la pistola para pintar estén en buen estado.
  5. Finalmente, ya puede comenzar y recuerda que siempre debes estar a una distancia de entre 20 a 25 cm. Entre cada capa te recomendamos dejar secar, lo cual demora según las condiciones de tu entorno, el tipo de pintura, y el tamaño de la superficie.

Te deseamos éxito en tus proyectos y metas y recuerda siempre informarte bien antes de comenzar ya que al estar bien preparado podrás anticiparte a potenciales problemas y ahorrar bastante tiempo y dinero.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí