E-commerce y exportaciones: ¿oportunidad o problema?

0
829

Por Nicolás Leal, CEO de LAP Marketplace 

Actualmente, según cifras de la Subsecretaría de Relaciones Internacionales, existen aproximadamente 1.294.136 empresas en Chile. De ellas, 235.569 son Pymes – sin considerar las microempresas-, pero solo el 1,6% de ellas exporta, lo que es una cifra sin duda preocupante y, al mismo tiempo, una gran oportunidad.  

Si analizamos las exportaciones de Chile durante los últimos años, veremos que aproximadamente un 50% de ellas corresponden a la minería y la otra mitad está representada, en gran medida, por commodities o productos a granel.

Si hay algo que la pandemia evidenció, es que abrirse a nuevos mercados a través de Marketplaces globales es una de las estrategias más exitosas para sobrevivir y así lograr que las exportaciones de valor agregado sean parte de las estadísticas. Pero ¿estamos preparados para masificarlo? 

Hoy, existen todas las herramientas tecnológicas para vender fácil y rápido en distintos mercados, además de los esfuerzos que hemos hecho entre privados e instituciones públicas para democratizar las exportaciones; sin embargo, nos encontramos con trabas que ralentizan el proceso y debemos trabajar en políticas públicas que permitan avanzar.

Dentro de las principales adversidades, vemos inconsistencias en Aduanas globales, vacíos legales en los sistemas tributarios, para vender directamente en distintos mercados a consumidores finales y problemas para justificar la recepción de pagos internacionales.

En un mundo donde el 20% de las ventas totales del retail corresponden a ventas online (en China un 52.1%), y donde se proyecta que el e-commerce siga creciendo a tasas anuales promedio de 12%, es imposible continuar en las mismas condiciones.

Es muy importante adelantarse y empezar a desarrollar políticas de Estado entre naciones para disminuir las trabas legales y barreras arancelarias, además de implementar herramientas de cooperación tributaria para ventas minoristas a través de canales digitales. Si queremos depender en menor medida de la minería, el valor agregado y los canales digitales globales sin duda son el camino; sin embargo, hasta el momento la realidad nos muestra que la tecnología ha avanzado mucho más rápido que los sistemas regulatorios. 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí