Claves para evitar el cansancio vocal con el uso de mascarillas

0
292

Las personas que utilizan su voz por tiempos prolongados tienen mayor disposición a generar problemas vocales. El exceso de su usoes, sin duda, una característica en la actividad docente y en otras ocupaciones que usan su voz como herramienta de trabajo, como los abogados, vendedores y telefonistas, entre otros.

Pamela Carrasco, académica de la Carrera de Fonoaudióloga de Universidad de Las Américas Sede Concepción, explica que el contexto pandémico ha acrecentado otros factores perjudiciales como el reflujo gastroesofágico, estrés, y falta de descanso, y si estos los sumamos, generamos un conjunto de elementos que pueden gatillar una disfonía.

“Las personas que deben usar su voz usando mascarillas reportan una serie de molestias como: sequedad y dolor de laringe, cansancio o malestar al hablar, acumulación de secreciones, carraspera frecuente, pérdida de los tonos agudos, voz ronca, y en casos más extremos, cuadros de disfonía. Esto se debe al efecto de barrera que ejerce la mascarilla, atenuando el sonido en sus frecuencias más agudas y disminuyendo su intensidad aproximadamente unos 10 decibelios”, agrega la académica.

Para proyectar mejor nuestra voz cuando usamos mascarillas, Pamela Carrasco llama a considerar las siguientes recomendaciones para prevenir la aparición de patologías vocales:

  • Hablar más lento y articulado de lo habitual para mejorar la inteligibilidad.
  • Hablar dirigiéndose al interlocutor, evitando bajar la mirado o dar la espalda.
  • Usar gestos faciales y corporales para acompañar el mensaje que quiero comunicar.
  • Evitar hablar compitiendo con el ruido del ambiente.
  • Hidratarse constantemente durante el día, consumiendo al menos 2 litros de agua a temperatura ambiente. Evitar el excesivo consumo de café y bebidas gaseosas o azucaradas.
  • Mantener una postura adecuada para permitir que fluya de forma natural la voz (espalda, hombros y caderas alineadas, ubicar la pantalla a la altura de los ojos y apoyar los codos cuando usa el teclado). Evitar carraspear o toser.
  • Realizar pausas vocales, eso significa descansar la voz, sin hablar luego de usarla por tiempos prolongados.
  • Descansar adecuadamente nos ayuda, ya que libera la tensión de nuestra musculatura.
  • Una alimentación equilibrada y saludable es importante también para evitar el reflujo gastroesofágico que irrita las cuerdas vocales.

Si a pesar de estas medidas los síntomas se agravan y son persistentes en el tiempo, es importante consultar a un otorrinolaringólogo y realizar terapia con un fonoaudiólogo especialista en voz.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí