Conadecus interpuso en 2021 demanda contra Metrogas y Agesa por el escándalo revelado hoy

“Desde 2016 y hasta la fecha, estas empresas han cometido un fraude civil aumentado artificialmente sus costos de adquisición del gas, por la vía de revenderse entre ellas a un precio más caro el mismo gas, en un acto de triangulación fraudulenta", sostiene Conadecus.

0
21414
Edificio corporativo en Las Condes diciembre 2015 / Foto: Metrogas

La primera demanda de Conadecus se presentó contra Metrogas, y su empresa relacionada AGESA el 7 de noviembre de 2021, ante el 25º Juzgado Civil de Santiago, en representación de 785 mil consumidores de gas natural de las regiones Metropolitana y de O´Higgins.

La segunda demanda fue interpuesta contra Gasco, Abastible y Lipigas, el 11 de noviembre de 2021, en representación de todos los consumidores de gas licuado del país. “Estas empresas pertenecen a grandes grupos económicos nacionales: Grupo Pérez Cruz, Grupo Angelini y Grupo Yaconi-Santa Cruz, respectivamente”, señaló Hernán Calderón, presidente de Conadecus.

A mediados de octubre del 2021, un informe de la Fiscalía Nacional Económica, FNE, alertó que el mercado del gas en Chile no estaría funcionando adecuadamente desde una perspectiva competitiva, tras analizar la comercialización del gas licuado de petróleo (GLP) y del gas natural (GN) entre 2010 y 2020.

Restituir cobros

Las demandas se fundan en supuestas infracciones a la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores, las que a juicios de Conadecus “pueden y deben ser sancionadas sin tener que esperar el pronunciamiento de otras autoridades u organismos que pueden tardar años (como las de libre competencia), obligándolas desde ya a restituir a los consumidores esos cobros abusivos“.

Hernán Calderón, presidente de Conadecus, calificó de “una vergüenza” las utilidades recibidas por las empresas, explicando que “ganaron 181 millones de dólares al año en el caso de los cilindros gracias al sobreprecio que pagamos nosotros”.

Primera demanda

La primera demanda se realizó el 7 de noviembre DE 2021, contra Metrogas, “en representación de los consumidores de gas natural de las regiones Metropolitana y de O’Higgins (785.000 personas y sus familias)”, sostuvo la corporación.

“Desde 2016 y hasta la fecha, estas empresas han cometido un fraude civil aumentado artificialmente sus costos de adquisición del gas, por la vía de revenderse entre ellas a un precio más caro el mismo gas, en un acto de triangulación fraudulenta. Tales mayores costos artificiales han sido traspasados subrepticiamente a los consumidores, valiéndose de información falsa y engañosa”, sostuvo.

“Esta práctica ilícita ha permitido a Metrogas efectuar cobros indebidos a los consumidores de aproximadamente US$80 millones por año (cerca de US$400 millones en el periodo)”, agregó.

Segunda demanda

La segunda demanda colectiva se presentó el pasado 11 de noviembre, contra Gasco, Abastible y Lipigas, “en representación de todos los consumidores de gas licuado (cilindros) del país (7 millones de usuarios y sus familias)”.

“Desde 2014 y hasta la fecha, esas empresas han efectuado un aprovechamiento económico masivo y billonario, usufructuado de la baja sostenida en los costos de ese insumo, ocultándola a los consumidores y, por el contrario, han llevado adelante una práctica sistemática de alza de sus precios de venta al público, efectuando cobros indebidos de aproximadamente USD $181 millones anuales (cerca de USD $1.267 millones en el periodo)”, detalló Conadecus.

Las demandas se fundan en infracciones a la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores en que han incurrido estas empresas. Estas faltas pueden ser sancionadas sin tener que esperar el pronunciamiento de otras autoridades u organismos, obligando a las empresas a restituir los cobros abusivos denunciados.

Consulta de Conadecus

En el año 2014 Conadecus realizó una consulta ante el TDLC por la integración vertical y horizontal y la concentración del mercado del gas en Chile. En el 2019, la Corte Suprema confirmó la resolución del TDLC que Gasco y Abastible debían vender sus participaciones. La decisión del TDLC fue en el marco de un procedimiento no contencioso, en el que el Tribunal ordenó la medida de desinversión de los dos accionistas de Gasmar (Empresas Gasco y Empresas Abastible) como una forma de prevenir potenciales riesgos a la libre competencia.

“Consideramos que todas empresas han abusado de esta forma indolente de que el gas es un bien de primera necesidad e insustituible, sobre todo para los segmentos más modestos del país, manteniendo al alza los precios del gas, por un afán de lucro insaciable, pese a que los costos a los que ellas accedían experimentaron una caída sistemática”.

“Estos cobros indebidos incluyen por cierto todo el período en que el país y los consumidores han sufrido los devastadores efectos económicos (y de otras índoles) de la pandemia del Covid-19, teniendo en cuenta además que las cuarentenas obligaron a las familias chilenas a intensificar el consumo de este esencial producto”.

“Consideramos que este grave aprovechamiento, sobre todo de los más necesitados, es el paradigma de los abusos económicos que condujeron a la indignación ciudadana, al estallido social y a la grave crisis que afecta todavía al país”, recalcó Calderón y agregó que “existen razones para estimar que la competencia no está funcionando en forma adecuada en el mercado del gas en Chile”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí