Análisis de las normas en la propuesta de nueva constitución para seguridad, defensa y relaciones exteriores

El estudio de AthenaLab hace hincapié en una serie de vacíos y deficiencias detectadas en el borrador entregado por el trabajo de las comisiones del órgano constituyente, y que ahora está sometida a la Comisión de Armonización.

0
1787
Foto Ministerio de Defensa.

De cara a la entrega del borrador de 499 artículos emanados del trabajo de las comisiones de la Convención Constitucional, y que ahora están en manos de la Comisión de Armonización para elaborar la propuesta de Nueva Constitución, el centro de análisis AthenaLab elaboró un estudio de las materias y normas propuestas que pueden tener un impacto y consecuencias directas en la seguridad, defensa y relaciones exteriores de nuestro país en caso que la iniciativa sea aprobada en el Plebiscito de Salida del 4 de septiembre.

Es así que, de acuerdo al análisis del borrador, se visualiza que este parece no ser “capaz de proponer una arquitectura de Seguridad del Estado para enfrentar los desafíos del siglo XXI y, a la vez, debilita la institucionalidad vigente en la materia que, sin ser perfecta, al menos daba un marco de referencia y organización claro”.

Por otra parte, en relación a las Relaciones Exteriores, se estima que la redacción “incurre en definiciones que son propias de políticas públicas o de la administración que hace cada Gobierno para llevar adelante las relaciones exteriores, limitando el margen de maniobra para la política exterior e imponiendo una rigidez que pone en riesgo el interés y la seguridad de la república. Para agravar lo anterior, las materias y prioridades definidas no se sustentan en la realidad que vive Chile ni en evidencias que obliguen a generar cambios como los propuestos“.

En lo referente a las ramas de la Defensa Nacional y las policías, el estudio sostiene que “en una propuesta de Constitución plena de detalles y normas específicas cuesta entender que se hayan omitido aspectos tan relevantes, como son la definición de las policías o la habilitación de la FF.AA. en tareas que los propios estados de excepción constitucional exigen. La conclusión más plausible es que dicha omisión es deliberada y para completar el trabajo a través de leyes simples. El problema surge cuando el mismo borrador elimina los quorum superiores y deja aspectos centrales para la estabilidad democrática, al arbitrio de mayorías que pueden ser circunstanciales, incluso de los diputados presentes en la sala“.

Profundizando en lo que respecta a las Fuerzas Armadas, se hace hincapié en que “se puede apreciar la eliminación de la participación de las FF.AA. en el máximo de aspectos de la vida nacional, con un fuerte componente ideológico. Además, hay una clara redacción aspiracional y no realista, donde se superponen materias legales-constitucionales con otras administrativas o de políticas públicas”.

Tampoco adelanta comentarios alentadores en aspectos como “la estabilidad y definición de aspectos relacionados con el uso de la fuerza, las instituciones policiales, los estados de excepción constitucional, entre otros”, asegurando que estas “son materias que exigen que
hubieran quedado establecidos en la norma legal superior, cosa que no ocurrió
y que abre distintos escenarios, no todos auspiciosos”.

Concluye el estudio subrayando que “dado que la Comisión de Armonización no puede modificar el fondo de las normas aprobadas, resulta altamente complejo que se solucionen los aspectos observados en este documento, lo que tendrá un impacto potencialmente negativo en las áreas revisadas”.

Lea a continuación el análisis completo de AthenaLab:

Revisión-Normas-Constitucionales-por-AthenaLab by Mario Estay Elgueta on Scribd

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí