Solo se muere cuando llega el olvido: Homenaje al general Manuel Baquedano González

0
1887
Plaza - Monumento al General Manuel Baquedano antes de su vandalización.

El 12 de marzo de 2021, antes de medio día, frente al vandalismo que por meses sufría el monumento al general Manuel Baquedano González y la Tumba del Soldado Desconocido, diversas organizaciones en retiro del Ejército y camaradas de otras instituciones, sin olvidar a numerosos civiles, levantamos la voz y con  nuestra presencia,  rendimos un sentido y profundo homenaje, a quien, además de haber sido Comandante en Jefe del Ejército en Campaña durante la Guerra del Pacífico, ejerció en forma temporal el cargo de Presidente de la República en 1891, por cierto, en momentos de extrema gravedad para el país.

Horas después, el monumento al invicto General, fue retirado del lugar en que permaneció por casi un siglo, desde que fuera inaugurado el 18 de septiembre de 1928. El 21 de  octubre del mismo año y con los honores de reglamento por parte del Ejército, los restos del Soldado Desconocido, sufrieron la misma suerte y fueron  trasladados al Mausoleo Militar de Santiago, para evitar mayores vejaciones.

En ese homenaje, reivindicamos en parte con nuestra presencia, el ultraje a su memoria y a su servicio a Chile, por estimar que retirarlo del lugar que en justicia y por decisión ciudadana le correspondía para evitar su total destrucción, constituía en sí mismo un agravio al alma nacional, a la memoria histórica de la Patria y al Soldado Desconocido, representante de miles de chilenos, que participaron de las gestas bélicas vividas en el pasado por nuestro país.

Baquedano fue en vida un soldado ejemplar, sencillo, honesto, dedicado a sus funciones militares y cívicas, comprometido con Chile y con el bienestar de sus conciudadanos, alejado de la estridencia de la política, sin ambiciones personales y de inalterable rectitud ética.

La tumba al soldado Desconocido que estaba a los pies del de Monumento al general Baquedano, durante las manifestaciones sirvió para acumular desechos al que le prendían fuego, al costado la placa en bronce. (Fotos: Infogate)

Su recuerdo en la Plaza que lo cobijaba, incluía como mencionamos la Tumba del Soldado Desconocido, no solo para homenajear a todos los chilenos que han participado en conflictos bélicos, sino, además, para simbolizar la profunda relación de Baquedano con sus tropas, dada la cercanía y confianza que generaba en quienes eran sus subalternos.

La simbiosis de Baquedano y sus soldados, se hace realidad a través de los simbolismos propios de una obra de arte, pero que inevitablemente nos hace recordar esa hermosa estrofa del Himno del Ejército de Chile que menciona; “Cruzan bajo arcos triunfales, tras de sus bravos generales y aunque pasan heridos, van marchando marciales, van sonriendo viriles y retornan invictos”.

Creemos, luego del tiempo trascurrido, tal como se menciona en el título de las presentes líneas, que solo se muere cuando llega el olvido, por lo que formulamos, en unión de ideales y sentimientos patrios junto a otras organizaciones de uniformados en retiro y de civiles que profesan nuestros mismos principios, un llamado para que en justicia y concordancia con nuestras tradiciones e historia, Baquedano y el Soldado Desconocido vuelvan a estar en la memoria y a la vista de todos los chilenos.

El uno de enero del próximo año, se cumple el bicentenario de su nacimiento. ¿Qué mejor gesto de unión, reencuentro, homenaje y desagravio sería para Chile y el invencible general, volver al sitial que le corresponde y que la historia y el pueblo le otorgaron?

Enrique Slater Escanilla, es general de Brigada en Retiro y presiente del Centro de Generales de Ejército

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí