ACTUALIZADO // Vergüenza mundial: Autoridades aztecas aseguran que no hubo muertos solo 26 heridos tras batalla campal entre barristas de Querétaro y Atlas en México

Luego de los violentos hechos ocurridos en el Estadio La Corregidora, la Liga Mexicana de Fútbol decidió suspender la jornada y abrió una investigación sobre lo ocurrido.

0
595

El fútbol latinoamericano sufrió este fin de semana otro lamentable episodio de violencia. Esta vez, la víctima fue el deporte mexicano y los espectadores que acudieron al Estadio La Corregidora, ubicado en la Ciudad de Querétaro.

El partido disputado en esta localidad entre el Atlas y Querétaro terminó en una riña masiva que dejó al menos 17 fallecidos según los últimos informes extraoficiales, lo que fue corregido posteriormente por las autoridades aztecas señalando que solo dejó heridos y heridos muy graves pero no muertos.

Si bien ayer a primera hora se hablaba de 22 lesionados, esa cifra creció durante la tarde a 26. “Es una tragedia porque, aunque no hay muertos, no podemos decir que no es una tragedia y no podemos permitir que se politice”, dijo el gobernador del central estado de Querétaro, Mauricio Kuri González, en conferencia de prensa.

La autoridad detalló que se hospitalizaron 26 personas, 24 hombres y dos mujeres. Además Tres ya fueron dados de alta, 10 son reportados fuera de peligro, otros 10 son reportados como delicados, mientras que los tres restantes se encuentran graves.

Pese a las dudas que existían por los posibles fallecidos, tras las imágenes de heridos inmóviles, ayer la secretaria de Salud de Querétaro, María Martina Pérez Rendón, informó que estos tres pacientes evolucionan de forma favorable.

“Están estables, están vivos, la imagen pudiera decir otra cosa, pero están vivos, no tenemos ninguna defunción”, aseguró.

Incluso agregó que uno de ellos había sido intubado la noche del sábado, pero el domingo por la mañana fue extubado y monitoreado.

Todo comenzó cuando el marcador se encontraba 0-1 a favor del Atlas. En ese momento, los seguidores de los gallos blancos se excusaron de la rivalidad histórica que hay entre ambas aficiones para atacar la barra de los rojinegros.

Lo que comenzó con una pelea en las tribunas se extendió hasta el campo, ya que, por seguridad, las autoridades del estadio se vieron obligadas a abrir las puertas de emergencia que conducían precisamente a la cancha.

Sin embargo, no solo las familias que habían decidido disfrutar de un buen juego salieron al campo deportivo para escapar de la violencia en las gradas. Los barristas también saltaron al césped para continuar con una riña que aumentaba de proporciones.

La pelea que se mantenía en una de las esquinas del campo de juego se fue extendiendo hasta llegar al centro de la cancha. Las fuertes imágenes que rápidamente se hicieron virales en las redes sociales muestran a niños pequeños y familias enteras tratando de buscar refugio.

Para completar una situación ya de por sí insólita, algunas grabaciones muestran cómo destruyen el VAR y cómo un joven se roba la malla de la portaría con una navaja.

El partido, que fue suspendido, se habría saldado con la vida de 17 personas, según información que todavía no ha sido confirmada por las autoridades competentes. Mientras, videos y fotos gráficas en los que se ven cuerpos desnudos en los alrededores del estadio también han circulado en las redes sociales y en los grupos de los servicios de mensajería por todo el país.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí