BBC recuerda los conflictos limítrofes “pausados” en América y los de Chile en particular

Entre los temas limítroes pendientes, se recuerda la situación del Silala con Bolivia y la reclamación argentina sobre el Punto F desconociendo así el Tratado de Paz y Amistad que firmó con Chile.

0
555
Imagen Mapa BBC

El pasado 9 de febrero la edición en español de BBC, BBC Mundo publicó un reportaje clave para la geopolítica nacional en el futuro inmediato: “Los mapas que muestran las disputas territoriales en países de América Latina: En América Latina hay varias disputas territoriales entre algunos países del continente o con países como Reino Unido y Estados Unidos. Muchos desacuerdos se remontan a cuando se delimitaron las fronteras tras los procesos de independencia y no se cerraron debido a la importancia estratégica de las zonas en reclamo. Cinco casos fueron llevados ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya (CIJ), de los cuales cuatro siguen pendientes de fallo. Algunas disputas nunca se presentaron ante la corte, pero involucran a organismos internacionales y, en otros casos, sigue habiendo tensiones diplomáticas a pesar de que el caso se resolvió con un fallo de La Haya”, el cual puedes revisar íntgramente, y en lo que respecta a Chile reproducimos:

Chile vs. Bolivia por el río Silala

El conflicto entre los países vecinos por el derecho a las aguas del río o manantial de Silala se reanudó a finales de los años 90 y llegó a La Haya en 2016. El Silala se origina en el departamento de Potosí, en el sureste de Bolivia, a cuatro kilómetros de la frontera con Chile.

Bolivia afirma que es un manantial cuyas aguas fluyen a Chile en parte por canales artificiales construidos en 1908, y que Chile está haciendo un “uso ilegal y abusivo” de estas aguas “sin pagar por ello”.

Chile asegura que se trata de un río internacional, que nace en Bolivia, cruza la frontera hacia Chile y desemboca en el Río San Pedro de Inacaliri, en la cuenca hidrográfica del Pacífico.

Sus aguas, sostiene, pertenecen a ambos países.

En 2016, Evo Morales anunció que su gobierno presentaría una demanda a la CIJ para que Chile “reconociera una deuda millonaria” por el uso de las aguas del Silala, tras un permiso dado por Bolivia en 1908 a una empresa de ferrocarriles de Chile, que fue revocado en 1997.

Sin embargo, Chile se adelantó y llevó el tema a La Haya ese mismo año, pidiendo que la corte reconociera el río como internacional y que el reparto de sus aguas se hiciera “de forma equitativa y razonable”.

La Paz contestó en agosto del 2018, argumentando que el río fue canalizado hasta la frontera con Chile por la empresa de ferrocarriles, pero admitió que parte de las aguas fluye naturalmente al país vecino por la pendiente del terreno.

El caso sigue parado en La Haya desde 2019, sin fecha para una decisión. Pero en mayo de 2021, los dos países acordaron normalizar las relaciones bilaterales, pese a la disputa.

Argentina vs. Chile por el pasaje de Drake

El pasado 23 de agosto, el presidente chileno, Sebastián Piñera, aprobó por decreto una actualización de una carta náutica que extendía los límites marítimos de Chile en unos 30.000 kilómetros cuadrados.

Pero dentro de esta extensión se incluyó una zona de unos 5.500 km² de plataforma submarina, en forma de medialuna, que Argentina considera propia: el pasaje de Drake. La decisión de Piñera reanudó la disputa histórica de los vecinos en el Cono Sur, quienes casi fueron a la guerra por una región cercana en los años 70, y son los dos únicos países del continente americano que reclaman una parte de la Antártida.

En un comunicado, el gobierno argentino acusó a Chile de pretender “apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina”. Argentina argumenta que ese área fue considerada suya por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas(CLPC). En 2016, la CLPC aprobó los nuevos límites marítimos presentados por el país, que representaban una ampliación de unos 1,6 millones de km², incluyendo el área que ahora reclama Chile. Pero Chile considera que la CLPC es un “órgano científico” que no tiene autoridad para determinar los límites legales de un país.

Andrés Allamand, ministro de Exteriores de Chile, respondió al comunicado argentino diciendo que “nadie se apropia de lo que le pertenece”, pero aseguró que la situación será resuelta a través del diálogo entre los países, según los tratados ya firmados.

Argentina y Reino Unido son los únicos países que reclaman exactamente la misma porción de territorio del
continente blanco.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí