Mesa de trabajo Chile y Bolivia: Experta advierte que no hay medidas concretas para paliar la crisis

0
753

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, contribuyendo en su ámbito a enfrentar las difíciles situaciones de seguridad, sanitarias y migratorias que están produciéndose en las Regiones de Arica y Parinacota, y de Tarapacá”, detalló la entidad mediante un comunicado.

Tras la crisis migratoria, sanitaria y los problemas de seguridad, debido a la llegada irregular de población extranjera a Chile, que se desarrollan actualmente en el norte del país, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que anunció diferentes medidas para abordar esta situación.

Una de estas medidas es la creación entre los Gobiernos de Bolivia y Chile de una mesa de trabajo ministerial para abordar varias cuestiones de interés, como por ejemplo lo relacionado con la migración y el contrabando.

Además, dentro de él comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores, señaló que ha desarrollado un conjunto de acciones, tanto con organismos internacionales como con países donantes de cooperación internacional, a fin de facilitar la entrega de ayuda humanitaria en las ciudades de Arica, Iquique y Colchane.

En el caso del Plan Regional de Respuesta a Refugiados y Migrantes (RMRP) es una herramienta de respuesta estratégica y una herramienta de incidencia para la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial, la cual apoya la operación subregional y nacional, y garantiza la respuesta a las necesidades más apremiantes de refugiados y migrantes y las comunidades de acogida.

Para María Soledad Torres, directora de Legal Global Chile, “en este sentido, no suponen medidas que vayan a solventar de manera inmediata la crisis humanitaria que se vive en el norte de Chile. Se requieren de esfuerzos concretos para que haya un apoyo regional a la crisis, especialmente relativa al éxodo venezolano, puesto que a la fecha cada país ha tomado las medidas que considera solucionan su situación particular”.

Dentro de las medidas impuestas por el gobierno se encuentran:

  • Facilitación de la gestión de 3,5 millones de dólares asignados por ACNUR y OIM para el establecimiento de residencias transitorias para migrantes en Colchane e Iquique.
  • Implementación del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes Venezolanos (RMRP).
  • Diálogo de Alto Nivel entre el Gobierno de Chile y el Sistema de Naciones Unidas.
  • Gestión de los flujos migratorios dentro de la región, con acento en la migración irregular, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes y el papel de los gobiernos locales en la gestión de la inmigración.

Con respecto a esto, la experta detalla que, “como medidas más que retóricas debería ser como principal preocupación la de catastrar a todos los migrantes que están ingresando por lugares no habilitados, a través de un proceso de regularización efectivo y sin limitaciones, puesto que es imposible para nuestro país expulsar a todos los migrantes que ingresaron de manera no regular, compartiendo información con los países del continente para comunicar la realidad de la legislación migratoria en cada país, así como aquellos que han cometido delitos, compartiendo bases de datos de los extranjeros”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí