¿Buscando ministros o quemando nombres para blindar a los verdaderos? … El caso de Defensa

En lo que parece haber consenso es que él o la nueva titular de la cartera vendrá desde fuera de Apruebo Dignidad. Hasta ahora los nombres que circulan pertenecen al PS.

0
1389

Uno de los ejemplos más repetitivos en la conformación del equipo ministerial de un nuevo Gobierno es la danza de nombres que se “filtran” a través de diversos medios. En la jerga futbolística, se habla de “humo“, poniendo nombres en la palestra que habitualmente después se los lleva el viento sin pena ni gloria (siempre hay excepciones), para blindar a los que verdaderamente ocuparán esos puestos.

En la reunión sostenida ayer miércoles entre Gabriel Boric y los partidos de Apruebo Dignidad, ya se trazaron algunas líneas en cuanto a abrir la puerta a no militantes del conglomerado par integrar su gabinete. Además, el propio Presidente Electo se fijó el pasado lunes, tras reunirse con Piñera en La Moneda, un plazo aproximado en torno al 22 de enero, “o sea, cerca de un mes después de la elección. Yo espero no superar ese plazo, pero además, estamos conscientes de que es importante para el país otorgar certezas (…) sobre lo que viene y, por lo tanto, vamos a actuar en consecuencia de aquello“.

Dichas certezas apuntan en especial dos ministerios estratégicos, como Hacienda e Interior, donde la elección de titulares entregará claras señales a diversas áreas. Pero también hay elecciones que si bien no tienen la presión actual de las secretarías mencionadas, sí son igual de estratégicas, como es el caso de Defensa Nacional.

Y es en torno a esta donde también ha empezado la ronda de nombres, cada cual con más o menos credenciales para asumir el cargo. Pero como mencionábamos al principio, la especulación abunda, y ya se comenta que las menciones más bien apuntan a quemar nombres para “proteger” la propuesta definitiva.

Es así que actualmente se ha hecho pública las opción de la reconocida abogada Paulina Vodanovic (PS) , quien fuera subsecretaria para las Fuerzas Armadas en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, donde estrechó nexos con el mundo militar.

Otra carta es la de Marcos Robledo (Instituto Igualdad PS), que se desempeñó como subsecretario de Defensa entre 2014 y 2018, en el mismo Gobierno, a quien se le indica como cercano del frenteamplista Fernando Atria, quien sería el nexo para su consideración como posible ministro.

Ambas opciones públicas dentro de las tiendas políticas (ambos son militantes del Partido Socialista) hablan claramente de que la búsqueda de nombres que tengan experiencia y llegada en el sector de la Defensa está fuera de Apruebo Dignidad, ante la carencia de nombres de peso al interior del conglomerado que acompaña a Gabriel Boric.

De hecho, en ese sector surgió la opción del reelecto diputado de Revolución Democrática Jorge Brito, quien presidió la comisión de Defensa de la Cámara y también la Comisión Especial Investigadora del Fraude al Interior del Ejército. Sin embargo, sus relaciones con el mundo de la Defensa no fueron las mejores y fue obligado a dejar la presidencia de la Comisión al recibir una censura acusado de obstruir el proyecto de ley de Inteligencia impulsado por el Gobierno. Estos antecedentes claramente están haciendo naufragar -por ahora- su candidatura porque también no cuenta con la simpatía del sector del FA y sus aliados

Pero las opciones de Vodanovic y Robledo tampoco están claras. Este último no genera consenso en el Partido Socialista, mientras que a la primera le fallaría su manejo político (pese a su fortaleza “técnica” y sus redes), y su bullado paso por el comando de Paula Narváez durante las primarias de Nuevo Pacto Social provocó algunos cortocircuitos que le están restando favoritismo, pese a presidir la Fundación Horizonte Ciudadano, con el total apoyo de Bachelet y Ana Lya Uriarte.

Ahora bien, la búsqueda de un mistro o ministra de Defensa que conozca mínimamente como funciona el mundo militar es clave dado que los enunciados de reformas profundas a las instituciones de la Defensa es un tema que preocupa a las instituciones.

Por ahora solo nombres que se queman y que afianza el viejo dicho político: “si quiere que alguién no ocupe un cargo relevante instale su nombre…”

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí