Qué beneficios pueden ofrecer las empresas para que los colaboradores no se vayan y atraer nuevos talentos

0
690

Además de la remuneración, los incentivos del mundo laboral posterior a la pandemia han evolucionado con el objetivo de evitar la fuga de talentos y lograr atraer a los mejores candidatos.

Desde hace algunos meses en Estados Unidos se identificó el sentimiento de muchos trabajadores, donde expresan que sus empleos no los llenan o no les dan las condiciones adecuadas, por lo tanto, están pensando en cambiarse de trabajo.

El académico de la Universidad Texas Anthony Klotz lo bautizó como “La Gran Renuncia”: “Todos pudimos dar un paso atrás en el último año y pasar más tiempo haciendo otras cosas y realmente cuestionar el valor de lo que estamos haciendo en el trabajo”, explicó el estadounidense.

Como consecuencia de esta situación, las personas tomaron la decisión de hacer cambios en sus vidas, renegando la manera de trabajar que tenían antes de la pandemia.

Aunque en Chile no se ha identificado este fenómeno con la misma intensidad, sí existe mayor dificultad para llenar los puestos de trabajo, en comparación con los tiempos anteriores a la llegada del COVID-19, lo que ha provocado que las empresas se adapten para retener y atraer talento.

La génesis de nuevas formas de trabajar

Esto ha impulsado a las compañías a ofrecer diferentes tipos de incentivos laborales, con el fin de retener a sus colaboradores y atraer nuevos talentos.

Diversas encuestas evidencian que para 2022 los trabajadores van a querer conseguir un trabajo remoto o con horario flexible.

“La pandemia demostró que la presencialidad en un 100%, en algunos cargos, no es necesaria, lo que permitió que muchas personas pudieran migrar a ciudades diferentes y conservar su trabajo. De esta manera se ha detectado que el poder trabajar a distancia es un beneficio que buscan muchas personas y que no están dispuestos a dejar”, explica Anita Jirón, directora Corporativa de Negocios de HR Buró.

Además, destaca que esto ha abierto una puerta a la descentralización del trabajo, “hoy las personas de otras regiones pueden prestar sus servicios a empresas que tienen sus oficinas en Santiago sin inconvenientes y logrando excelentes resultados”.

Incentivos en la estructura de compensaciones

Si bien los colaboradores no solo buscan beneficios económicos, hoy las empresas están recurriendo de manera más frecuente a bonos por compromiso y responsabilidad. “Permiten generar incentivos adicionales al trabajador si demuestra compromiso, puntualidad y permanencia. Generalmente, se ofrece en cargos de alta rotación o masivos, como, por ejemplo, retail, logística e industrial, pudiendo alcanzar un 15% más en la remuneración base, por lo que se puede evidenciar como un componente interesante en la estructura de compensaciones”, detalla Jirón.

A estos incentivos se suma la importancia de tener oportunidades para crecer profesionalmente y realizar estudios de perfeccionamiento.

Más que nunca las personas están priorizando su calidad de vida, esto puede ser efecto de la pandemia o un recambio generacional, muchos de ellos buscan más renta, un mejor trato, más flexibilidad o tiempo para su vida personal.

Aquellas empresas que no se adapten a esta nueva normalidad correrán el riesgo de enfrentarse a una posible fuga de talento. “Hemos visto a las compañías muy atentas a escuchar las expectativas de sus colaboradores y de los nuevos candidatos, ya que saben que si no lo hacen estarán más expuestas a perderlos o bien a no lograr conectar con el talento que buscan”, concluye Anita Jirón.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí