Cruces varios y un duro asedio a Kast marcaron el último debate televisivo de cara a las presidenciales

SI bien hubo varios cruces entre distintos candidatos, fue notoria la predisposición de aspirantes al sillón presidencial y periodistas de los canales en contra del candidato derechista, quien se vio en problemas para superar la avalancha de preguntas y ataques.

0
1225

Por cerca de dos horas y 45 minutos se extendió el último debate de Anatel, en la antesala de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo este domingo 21 de noviembre, y en el que participaron 6 de los 7 candidatos, recordando que Franco Parisi se encuentra aún en Estados Unidos.

Tomando en cuenta que se trataba de una de las últimas oportunidades de cada uno de los aspirantes al sillín presidencial para marcar su posición y buscar captar votos a través de una instancia a nivel nacional, esta estuvo marcada por los tensos cruces entre los candidatos y, en particular, la fuerte presión ejercida, tanto por los postulantes como los periodistas encargados de dirigir el debate, sobre José Antonio Kast

En este contexto, uno de los más polémicos cruces fue el sostenido por los abanderados de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, y de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, luego que el primero criticara tajantemente a su contrincante por haber apoyado de manera pública a través de sus redes sociales a gobiernos de izquierda en Latinoamérica.

En ese contexto el candidato mostró tweets impresos de Boric en los que manifestaba su apoyo al expresidente de Cuba, Fidel Castro, y al actual mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro.

Otro de los choques memorables fue el sostenido por Marco Enríquez-Ominami y José Antonio Kast, luego de que el abanderado del PRO calificara como “una amenaza para la democracia“, al candidato del Partido Republicano.

Usted es una amenaza, una amenaza para la democracia, para el Estado protector. Los chilenos tienen miedo y usted va a aumentar el miedo”, disparó ME-O en aquella oportunidad.

Otro de los tópicos que marcaron este debate, fue el de gobernabilidad, en donde Gabriel Boric fue categórico al remarcar que en un eventual gobierno suyo se hará “cumplir la ley siempre, en todos los lugares del país”, esto al ser consultado por las barricadas y manifestaciones que se registran cada viernes en el sector de Plaza Italia, mientras que Eduardo Artés, representante de Unión Patriótica, sostuvo tajante que “si yo fuera Presidente, y hay manifestaciones en la calle, yo las voy a encabezar”

Uno de los momentos especiales en el marco del debate fue protagonizado por Kast, quien al momento de tomar la palabra por primera vez, sacó una bandera de Cuba, para luego brindar palabras de apoyo en una jornada que ha estado marcada pos las protestas en contra del actual gobierno de la isla, el cual ha ejercido una fuerte represión contra el movimiento.

“Quiero decirle a todo el pueblo cubano que estamos con ellos, en algún minuto se hará la libertad para cada uno de ustedes”, sostuvo el candidato mientras exponía la bandera que incluía mensajes escritos de cubanos.

En materia económica quien marcó tendencia fue el abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quién afirmó que distintas propuestas de su gobierno “generan una incertidumbre” en la población, reconociendo que la principal preocupación en la gente está argumentada en la reforma tributaria que propone para llevar a cabo “las transformaciones” que pretende consolidad en su eventual administración.

Lo que genera mayor incertidumbre es la reforma tributaria, sin embargo, yo considero de que una reforma tributaria es necesaria para poder llevar adelante un programa de transformaciones como el que nos hemos estado planteado”, remarcó.

Voten por mi

Sobre el final del debate, los candidatos expusieron sus argumentos para convencer a la ciudadanía a votar por ellos este domingo. 

Así, José Antonio Kast señaló: “Ustedes habrán visto hoy gran parte de un debate sobre el pasado, de cosas importantes pero no urgente. No hablamos de delincuencia, no hablamos de narcotráfico, no hablamos de terrorismo, no hablamos de pobreza, de vivienda, de salud, temas que son absolutamente urgentes, urgencias sociales que todos vemos y que vemos que no se solucionan por muchos años“.

“Ha sido una campaña compleja, difícil, sí. Pero lo quiero agradecer a todas aquellas personas que nos han acompañado de Arica hasta Magallanes (…) aún nos quedan unos pocos días para la elección, los queremos esperar para que se inscriban como apoderados de mesa y sigamos defendiendo la democracia, el desarrollo y el progreso”, acotó.

En tanto, Sebastián Sichel sostuvo: “Tengo fe en nuestro futuro, esperanza, porque esa ha sido la historia de nuestra vida, una lucha constante para salir adelante juntos. Está en el murmullo de generaciones hacia atrás, está en el sonido de nuestra historia (…) siempre nos decían ‘se puede’, sí podemos por amor, nos mostraron que ese era el camino, y por amor les quiero pedir que voten por tener un mejor destino como país“.

Gabriel Boric, por su parte, dijo: “No me aprendí un discurso de memoria, pero quiero imaginármelos a ustedes en sus casas hoy día tratando de pensar en cuál es el Chile que queremos construir, y me imagino que pueden haber tenido diferencias en su apreciación de este debate, pero al final del día -ya sea que lo hayan visto en familias o con amigos- van a seguir juntos, y el rol del próximo presidente o presidenta de Chile es que sigamos juntos, de que avancemos de la mano para construir un país que sea más justo, que pueda entregar una educación de calidad sin importar cuanta plata hay  en la billetera, que disminuyamos las listas de espera y que no haya una salud para ricos y para pobres, que tengamos pensiones dignas sin AFP, en donde respetemos a todas y todos en cualquiera de sus formas de amor”.

A su vez, Eduardo Artés indicó: “Compañeras y compañeros, vamos ya cerrando lo que es este debate, ustedes han escuchado una cantidad de proposiciones, que más bien son parche de un sistema que no resiste parches, hay que cambiar el sistema. Hoy día, con nuestra candidatura presidencial, hemos mantenido en alto y hemos hecho avanzar muchísimo las banderas de la refundación de Chile. Patria nueva, popular, perspectiva socialista, con un programa antiimperialista. El futuro nos pertenece a los trabajadores y a las trabajadoras”.

Asimismo, Marco Enríquez-Ominami, declaró: “Conozco la rabia, entiendo la frustración frente a tanta corrupción, aquí tienen a un candidato, un candidato que mete miedo y que miente; a otro que improvista y que puede ser buena onda, pero no tiene un plan. Yo no quiero extremos, quiero seguridad“, agregando que “conocemos la rabia de los chilenos, está en juego ni más ni menos que la seguridad, pero no con las ideas de Pinochet como propone José Antonio Kast. Conozco el camino, no se trata de elegir al más simpático, al más buena onda, no. Se trata de que ustedes decidan”.

Finalmente, Yasna Provoste, expresó que “estas elecciones determinarán el futuro de nuestro país. Los candidatos de la derecha ofrecen orden sin cambios. La coalición de Gabriel cambios sin orden. Ambos nos conducen a la incertidumbre. Nosotros queremos transformaciones profundas en paz y en tranquilidad. Por eso que hemos planteado un programa que es serio, que es responsable, que está financiado. Las familias chilenas no quieren perder lo logrado, quienes ver a sus hijos e hijas progresar a través de la educación pública, quieren tener salarios dignos, quieren acceder al derecho a la vivienda, quieren tener garantizado que enfermarse no sea un drama en sus familias, quieren ver a sus adultos mayores que no están abandonados. Quiero invitarlos a que hagamos un gran pacto nacional”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí