Bolivia vuelve a la carga con su demanda marítima: Presidente Arce la calificó como “una cuestión abierta y pendiente”

Mandatario del vecino país volvió a invocar, en la línea de la retórica de Evo Morales, a la democracia de los pueblos "buscando la hermandad, la complementariedad y la solidaridad entre Bolivia y Chile" por medio del diálogo, para satisfacer su "aspiración marítima soberana".

0
1172

Aunque el presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció este martes, durante la conmemoración del Día del Mar en La Paz, que impulsará un diálogo con Chile con miras a nuevo tiempo de relacionamiento, volvió a insistir que la demanda de su país por obtener un acceso soberano al mar es “una cuestión abierta y pendiente”.

Es así como durante su intervención en el acto en el que también se conmemoraron los 142 años de la batalla de Calama en el inicio de la Guerra del Pacífico, el Mandatario sostuvo que “Bolivia reitera a la comunidad internacional que la (demanda) del acceso soberano al mar es una cuestión abierta y pendiente, cuya solución preocupa a la comunidad internacional (…) y que debe ser alcanzada a través de un diálogo sincero y mutuamente beneficioso para generar un clima de buena vecindad (con Chile)”.

Volviendo a la retórica tantas veces ocupada por el exPresidente Evo Morales, Arce precisó que la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) –que el 1 de octubre de 2018 estableció que Chile no tiene obligación de negociar un acceso soberano al mar, pero que, en la visión boliviana, tampoco cerró las puertas a que ambos países dialoguen para hallar una salida a su aspiración– debe ser la base para rediseñar una renovada política exterior marítima del Estado boliviano con Chile.

“El siglo XXI nos exige iniciar un nuevo tiempo de relacionamiento con la hermana República de Chile; esta visión estratégica se plasma en una política marítima enmarcada en la diplomacia de los pueblos y bajo un enfoque integracionista, de complementariedad y de entendimiento para enfrentar un futuro común entre ambas naciones”, afirmó.

La hoja de ruta bilateral e integración internacional para Bolivia

El Mandatario explicó que se trata de una hoja de ruta que permitirá proyectar la inserción internacional de Bolivia en la cuenca del Pacífico y, en consecuencia, con la demanda de acceso soberano al mar como política de Estado.

Así, el jefe de Estado boliviano indicó que “en esta nueva etapa de aproximación con Chile daremos continuidad a la senda trazada en 2019, que fue interrumpida por el gobierno de facto y que ahora será efectivizada a través de los siguientes pasos”:

1) Bolivia retomará el acercamiento bilateral con Chile y continuará el diálogo y la negociación a fin de identificar fórmulas de entendimiento e integración entre pueblos hermanos, lo que permita encontrar una solución concreta, útil, factible y mutuamente beneficiosa al enclaustramiento de Bolivia.

2) “Promoveremos negociaciones para mejorar las condiciones de libre tránsito, zonas francas, depósitos y otros con el objeto de disminuir los obstáculos al comercio que enfrentan nuestras exportaciones e importaciones en los puertos chilenos, sin claudicar a nuestra demanda de retorno soberano al mar”.

3) Restablecer las instancias de cooperación bilateral con Chile, orientadas en una acción diplomática enmarcada en un clima de paz y confianza mutua. 

4) “Retomaremos las negociaciones con Chile para precautelar los derechos de Bolivia frente a la privatización unilateral de los puertos chilenos que afectan los intereses de nuestro comercio internacional”.

5) Priorizar el proyecto del corredor bioceánico con el propósito de fortalecer la integración física de Bolivia con los países del Pacífico.

6) “Impulsaremos el proyecto de la hidrovía Paraguay-Paraná para efectivizar nuestro acceso al Océano Atlántico y así optimizar nuestra competitividad internacional, de igual manera seguiremos avanzando en el proyecto de la hidrovía Ichilo Mamoré Amazonas”.

7) Se promoverá la presencia de Bolivia en los puertos que fueron otorgados por países vecinos, en particular en el Puerto de Ilo, a fin de habilitar como una vía alternativa de comercio hacia el Pacífico.

8) “Aprovecharemos los derechos de explotación y las facilidades que nos brinda la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar como país sin salida del mar, mientras no se encuentre una salida definitiva a nuestro enclaustramiento”.

9) Se fortalecerá la diplomacia de los pueblos buscando la hermandad, la complementariedad y la solidaridad entre Bolivia y Chile.

Apuesta al diálogo

Finalmente, el Presidente Arce hizo hincapié en que “hermanos y hermanas somos de la cultura de la paz y por ello apostamos al diálogo como el mecanismo más idóneo para resolver nuestras diferencias con Chile. En ese sentido, estos desafíos que nos planteado están encaminados a promover una efectiva presencia de Bolivia en el Océano Pacífico y Atlántico y a buscar soluciones estructurales que restituyan a Bolivia gradualmente su cualidad marítima soberana”, ratificó.

Y recalcó que estos desafíos requieren del “compromiso y esfuerzo inagotable de cada uno de los bolivianos en el marco de la unidad y alejados de mezquindades políticas porque estamos en tiempos que exigen mirar el futuro en una sola dirección y con un solo objetivo como política de Estado de retornar al mar con soberanía”.

Con información del Diario “La Razón” de Bolivia

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí