¿Cómo evitar ser hackeado? La clave está en tu contraseña

0
2177

Una gran cantidad de información sensible se encuentra en nuestros dispositivos móviles. Lo cierto es que vivimos conectados cada vez más tiempo y los avances técnicos no dejan de sorprendernos. Ahora bien, aquello también tiene un daño colateral: la posibilidad de ser hackeados. 

Si bien hasta cierto punto, nunca podemos evitar de todo el riesgo de que alguien viole nuestra intimidad en línea, sí podemos hacérselo más difícil. La clave para ello está al alcance de nuestra mano: Al elegir nuestras contraseñas es importante tener en cuenta las siguientes características que hacen a un password seguro:

– En primer lugar, es de vital relevancia rotar tus contraseñas. Muchas personas por pereza o temor a olvidarse sus claves, eligen siempre el mismo password para garantizarse el poder recordarlo. Si bien eso puede parecer práctico, es un gran error, ya que nos adentramos a una gran serie de riesgos. 

–  A la hora de registrarnos en cualquier página es importante ser creativos y responsables con nuestra contraseña. Si resulta fácil de hackear porque es la misma que nuestro mail, redes sociales y cuenta bancaria, pondremos en riesgo toda nuestra información y cuentas involucradas. Generalmente los sitios web reconocidos y con buena reputación ponen mucho esfuerzo en la protección de la información de sus clientes, un ejemplo son los casinos en línea en particular, de esta manera los usuarios pueden disfrutar de sus juegos de casino online favoritos con toda seguridad y confianza, asi que siempre es importante hacer bien nuestra parte.  

–  Otro elemento que puede ser de gran ayuda es combinar diferentes caracteres: mayúsculas, minúsculas, números y símbolos, con un mínimo de ocho en total, harán de nuestro password mucho más seguro. En ese sentido, lejos de las predecibles “12345678”, una frase como “CHiLe$10521” será más compleja para ser descubierta por los hackers y así proteger las sesiones en las redes sociales más populares de la actualidad y otro tipo de páginas. 

– De la mano con lo anterior, es recomendable evitar poner datos personales que sean fáciles de adivinar en nuestra contraseña: la fecha y año de nacimiento, el nombre de nuestra pareja o hijos, el cuadro de fútbol del que somos hinchas, entre otros.  

– Por último, es aconsejable establecer en nuestras cuentas de mayor uso la verificación en dos pasos. En los últimos años, la gran mayoría de las redes sociales y las cuentas asociadas a Google dan esa opción e incluso se muestran insistentes en que adoptemos ese hábito. Lo que hace este recurso es emparejar tu teléfono móvil con tu usuario, lo cual ante cada acceso de un dispositivo no reconocido, se enviará un código de un solo uso a tu teléfono móvil para verificar tu identidad. Es decir, además de mantenerte seguro, también podrás enterarte en tiempo real cuando alguien quiere violentar tu seguridad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí