Blindaje total al nuevo poderoso secretario del Senado Siguen Raúl Guzmán: “No existe conflicto de interés”

0
374

Luego que el martes el Senado decidiera avalar la nominación del aún fiscal Raúl Guzmán, como el nuevo Secretario General del Senado de la Nación, las defensas hacia su persona han continuado de parte de varios personeros de Gobierno y del mismo Poder Ejecutivo, usando como argumento principal que su llegada al Congreso no reviste “conflicto de interés”.

Por 30 votos a favor, cuatro en contra y siete abstenciones, el persecutor se transformó en el nuevo Secretario General del Senado en medio de un debate que se dio en la sala respecto al rol modernizador que deberá cumplir como también los cuestionamiento de forma y éticos que suscitó su nombramiento.

Guzmán ejerce el cargo de Fiscal Regional Metropolitano, hasta hoy que anunciará su salida del Ministerio Público.

A pesar del cuestionamiento que sufrió todo el proceso previo a su nombre y al millonario sueldo que recibiría en su nueva función, el Senado decidió respaldarlo mayoritariamente en un “proceso de selección transparente que se inició el año pasado, tras un procedimiento iniciado por la anterior mesa del Senado”.

Hay que recordar que también hubo críticas en su contra cuando se dio a conocer el audio de su exposición ante la Comisión de Régimen Interno, ocasión en que señaló que él sería un “escudo protector del Senado”, lo cual causó más indignación tanto en la ciudadanía como en algunos sectores políticos.

A lo anterior se suma el hecho que el senador RN, Manuel José Ossandón, está siendo investigado en la fiscalía que Guzmán dirige por tráfico de influencia luego que el acalde de Pirque y primo del legislador, Cristián Balmaceda, se querellara en su contra y que significó que el prepresidenciable de RN se abstuviera en la votación de Guzmán.

Sin embargo, todos estos cuestionamientos no fueron suficientes para que los senadores reaccionaran y votaran en contra.

Luego de la votación, Guzmán ofreció una conferencia de prensa en la que indicó que “el secretario del Senado debe ser el vocero del Senado y en ese sentido, hacerse cargo de las críticas que vengan del mundo externo en cuanto a la administración y funcionamiento administrativo del servicio del Senado, tal como, la vocera de la presidencia cumple este rol”.

Además, en la ocasión explicó que su exposición se inició “haciéndonos cargo de la crisis de confianza que hoy existe respecto de las instituciones públicas en general y en Congreso, el Senado, no se escapa de ello y desde ahí debemos construir un proceso de modernización que tenga por objeto acercar las instituciones, particularmente acercar la corporación del Senado a la ciudadanía, generar confianzas, porque con ello robustecemos la democracia”.

En cuanto al proyecto que presentó a la Cámara Alta, Guzmán explicó que busca la “reestructuración en tres áreas, del servicio para establecer áreas estratégicas de la gestión, con áreas de soporte; en segundo lugar la gestión de personas y en tercer lugar la gestión legislativa. Aquí nadie sobra, vamos a asumir un trabajo en conjunto y en equipo”.

Blindaje a Guzmán

Aunque su nombre causó resquemores, el nuevo secretario del Senado ha recibido diversos respaldos de importantes personeros de Gobierno y de la propia Cámara Baja.

Uno de los primeros en blindarlo fue el propio presidente de la Corporación, Jaime Quintana (PPD), quien a través de su cuenta en Twitter y tras la votación valoró la aprobación del nuevo secretario, afirmando que “Raúl Guzmán confirmado como nuevo sec general luego de concurso público y transparente. Tiene antecedentes laborales y académicos intachables y recibirá remuneración un 15% más baja que la actual tras las modificaciones que hemos propuesto. Buenas noticias para el @Senado_Chile”.

Además, en una entrevista con radio Duna, Quintana aseguró que no existe ningún tipo de conflicto de interés por el hecho que Guzmán llegue al Congreso desde el Ministerio Público.

Yo no lo veo como un problema, primero fue por un concurso público entregado a una empresa externa recomendada por la Alta Dirección Pública, es decir, un concurso público impecable como pocas veces se había dado antes como naturalmente podían participar externas y externos”.

Incluso aseguró que “nunca vislumbramos que una persona que venía del Ministerio Público podría generar un conflicto, un mes atrás nadie pensaba que un fiscal que estaba terminando su periodo podría llegar”.

Quiero ser muy categórico, Guzmán no lleva hasta ahora ninguna investigación que tenga que ver con ningún senador ni ningún diputado. Se nos puede acusar de ingenuidad, pero en ningún caso de conflicto de interés porque no lo hay, se trata de una persona que no tenías cómo inhabilitarlo”, señaló.

Otro que lo defendió previa a la votación a pesar de que se inhabilitó al momento de sufragar fue Ossandón, quien señaló en una conversación con CNN Chile que “por primera vez veo que se toma un cargo sin cuoteo político”.

En ese sentido, explicó que la empresa a cargo del concurso “recomendó a siete y después de todos recomendó a cuatro, y parte del proceso del concurso es que el organismo superior es el que decide”.

En tanto, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, también salió a respaldar a Guzmán y descartó eventuales conflictos de interés.

Creo que el senado sabrá ponderar y actuará con responsabilidad para efectos que la elección de su secretario general le dé plenas garantías al senado de total independencia y que no exista ninguna forma de conflicto de interés, eso lo tendrá que ver el senado y a ellos les corresponde decidir. No me parece que pueda existir (conflicto de interés) pero es el Senado al que le corresponde señalarlo”, argumentó el titular del Interior.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí