Cristián Warnken y daño a escultura: “Sorprende que nadie haya tomado medidas efectivas para anticipar este desastre”

0
549

Llama la atención, como cierta prensa defensora de la reciente realizada carrera de autos eléctricos de la Fórmula E, no haya o no este preocupada de los serios daños que la instalación del circuito dejó en el más que centenario Parque Forestal de Santiago y que dañó la escultura de Rebeca Matte “Ícaro y Dédalo” (Ver Nota: Fórmula E y el daño colateral…), el vociferante intendente, el decé Claudio Orrego, que habló “hasta por los codos” a la hora de defender la competencia poco y nada ha dicho para condenar y este verdadero atentado a la ciudad como es la destrucción de parte de esta icónica escultura en el frontis del Museo Nacional de Bellas Artes, un escándalo que ha sido minimizado por las autoridades de la ciudad, pero este martes ha levantado la voz el escritor Cristián Warnken, que publica una carta en la que se pregunta: “Sorprende que nadie haya tomado medidas efectivas para anticipar este desastre”.

A continuación el texto completo de la misiva de Warnen que titulo “Ícaro y Dédalo”:

Los daños causados a la emblemática escultura de Ícaro y Dédalo, de la artista Rebeca Matte, en el contexto de la carrera de autos Fórmula E que se realizó en Santiago, es un símbolo de la importancia que nuestras autoridades les asignan al arte y al patrimonio en el desarrollo de la ciudad y del país.

Sorprende que nadie haya tomado medidas efectivas para anticipar este desastre.

“La escultura es una de las maravillas de nuestra ciudad,
una obra conmovedora por su temática, simbología y magistral ejecución. Ícaro es el símbolo de la “desmesura”, la “hybris”, que desoye las advertencias del padre. Esa misma “desmesura” está destruyendo nuestros barrios, edificios patrimoniales, nuestra historia y memoria cultural e histórica.

Y lo más peligroso es que en Chile, esa “desmesura” se junta con la desidia, la negligencia, el descuido. Lo que acaba de ocurrir es solo un botón de muestra vergonzoso. ¿Quién asumirá los costos de la reparación? ¿Alguien asumirá la responsabilidad, o como ya es habitual entre todos se lavarán las manos?

Propongo que todos los ciudadanos que amamos esta ciudad depositemos una flor junto a esta escultura, en recuerdo de esta gran artista que fue Rebeca Matte y como muestra de dolor por el daño causado al alma de Santiago”, remata el escritor.

rebeca-matte
Por cierto esperemos que el intendente Orrego, llegue no con una flor sino que con una gran corona y pida público perdón por este desastre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí