Hermógenes no suelta a Piñera: “Se ha convertido en un verdadero rey de los paraísos fiscales”

0
278

Hermógenes Pérez de Arce, para muchos un ultramegafanático de Pinochet, es también un ultramegaarchienemigo de Sebastán Piñera. El abogado y periodista usa su pluma como fino estilete para dedicarle punzantes y arteras columnas de opinión como “El gran fresco de la política chilena”.

Pero ahora publica -en su blog- una nueva reflexión a propósito de la declaración de patrimonio del el Mandatario que busca ser nuevamente el inquilino de Palacio. Bajo el sugerente título “Piñera y la Mitología Grecorromana”, Hermógenes hace picadillo -una vez más- al precandidato. El siguiente es el texto completo:

“Mientras se blinda con equipos programáticos cada vez más numerosos, Piñera vive una doble odisea, porque cae en la encuesta de la primaria y pierde en la segunda vuelta presidencial. Y además se revelan, gracias a una investigación de Ciper Chile, todos los trucos que utilizó para constituir sociedades en paraísos fiscales, eludir los impuestos de acá (que él nos subió) y esconder su patrimonio recurriendo a hijos y nietos.

Así se ha convertido en un verdadero rey de los paraísos fiscales, con sucesión y todo, pues en ellos ha puesto hasta a sus seis nietos menores de edad formando una sociedad –“Ilíada” (¡qué diría Homero!)— la cual, no obstante tener un capital de un millón de pesos, ha logrado invertir 500 millones de dólares en otra sociedad –Odisea (¡qué volvería a decir Homero!)– formada por sus cuatro hijos. Ésta, a su turno, es dueña del Fondo de Inversión Privado “Mediterráneo” y de Bancard International Investments, constituida en las Islas Vírgenes Británicas. “Mediterráneo” fue el que tuvo la idea de comprar acciones de la pesquera peruana Exalmar cuando el Perú y Chile estaban enfrascados en un litigio relativo a las aguas territoriales.

Y para no omitir a la mitología romana, también Piñera creó entonces “Eneida” (¡qué diría Virgilio!) S.a.r.l. SPF, constituida en Luxemburgo, otro paraíso fiscal, por supuesto.

Su principal escudero, el diputado Nicolás Monckeberg (RN), ha debido mover su línea de defensa y hoy nos informa, en “El Mercurio”: “Los paraísos fiscales son lugares donde perfectamente se puede tener sociedades dentro de la ley”. Podría habérselo informado a la UDI antes de que ésta bajara a Laurence Golborne en 2013 por tener una cuenta en Islas Vírgenes Británicas. La UDI actual es claramente distinta, pues su presidenta se fotografía cada vez más con Piñera a medida que aumentan los hallazgos de sus sociedades en paraísos fiscales del exterior.

A su vez, los nietos de Piñera –informa Ciper Chile- han transformado un capital de un millón de pesos en un aporte de 500 millones de dólares a Odisea. Quiere decir que no sólo han heredado las habilidades de su abuelo para hacer “pasadas” rentables, sino que las han multiplicado, sobrepasando las capacidades de todos los demás impúberes del país. Los hijos tampoco lo hicieron mal, pues dice también Ciper que cuando eran estudiantes se las arreglaron para reunir 4.495 millones de pesos y aportarlos para adueñarse del 99,99 % del Fondo de Inversión Privado Mediterráneo, despojando a su padre de la mayor parte de su fortuna de US$ 2.700 millones, pues le dejaron tan solo US$ 600 millones, que es lo que ahora él ha declarado como patrimonio radicado en Chile.

En otros países los políticos hacen esfuerzos por probar su ninguna vinculación con inversiones en paraísos fiscales. Ha sido el caso de Macri, en Argentina, que ha logrado mostrar su inocencia de eso, y de David Cameron, en Gran Bretaña. Al único que no parece importarle nada que ello se descubra es a Piñera, acostumbrado a reírse de los chilenos y faltar a la probidad impunemente, sin perder votos. Tanto que en 2009 resultó elegido Presidente cuando acababa de ser condenado por compra de acciones con información privilegiada, delito que a otros inversionistas les cuesta el ostracismo mercantil y político.

Mucha gente esgrime, cuando se entera de mi insistencia en apoyar a un candidato probo y de derecha, como es José Antonio Kast, “¡es que Piñera va a ganar!” No es un argumento nacido de la ética política, por cierto, pero lo peor es que tampoco es verdad: las encuestas relativas a una segunda vuelta presidencial muestran que Piñera no va a ganar. La última, de Criteria Research, acredita que perdería contra la candidata de izquierda, Beatriz Sánchez, por 42 a 41 por ciento.

A su turno, el único candidato de derecha, José Antonio Kast, ha triplicado sus votos al 3 % y ocupa en este momento el quinto lugar entre los presidenciables de primera vuelta, según la misma Criteria Research.

Lo peor para Piñera es que en la propia primaria de ChileVamos, donde todo el mundo da por descontado que derrotará a Felipe Kast y Ossandón, este último se le ha acercado peligrosamente, al tiempo que él ha caído de manera pronunciada: en abril Piñera lideraba con 71 % versus 17 % de Ossandón y 12 % de Felipe Kast; en mayo los guarismos son 53 % Piñera, 33 % Ossandón y 4 % Felipe Kast.

El argumento “moral” de que “Piñera va a ganar y no importa cómo sea ni lo que haya hecho o haga” se derrumba. Que es como debe ser” remata Hermógenes Pérez de Arce.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí