Experto advierte la urgente necesidad de incorporar aeronaves de mayor capacidad ante catastrófica temporada de incendios forestales

0
471

El consultor en gestión de emergencias, Michel De L´Herbe, hace una dura advertencia ante la resistencia del director de Conaf del pasado gobierno y el actual, en cuanto a incorporar aeronaves de mayor capacidad para el combate de incendios forestales y el reforzamiento significativo de las brigadas terrestres, algo que ha debilitado seriamente la preparación del Estado para enfrentar adecuadamente temporadas.

El especialista explica que unos pocos incendios forestales escalan a niveles catastróficos, como es lo que está ocurriendo en la actual temporada, “pero que ya es un hecho repetido pues ya en el año 2014 y 2015 se presentaron las que a la fecha son las dos temporadas más destructivas desde que se lleva registro en Chile”.

De L´Herbe, junto con lamentar la muerte de los tres brigadistas forestales en el incendio de Vichuquén, indicó que al “al día de hoy las cifras de superficie destruida por el fuego han seguido aumentando dramáticamente, pues hoy ya se han superado las 100.000 hectáreas consumidas por el fuego a nivel nacional, cifra que a igual fecha del año pasado alcanzaba las 8.200 hectáreas”.

Esta semana, probablemente,  superaremos  las 105.000 hectáreas que equivale a la totalidad de la superficie consumida en la segunda peor temporada de la historia desde que hay registro”, añadiendo que “cuando se analizan las últimas diez temporadas, es posible señalar que en promedio, el 70% del daño se genera en los meses de enero a marzo, lo que hace aún más urgente y necesario tomar medidas de fortalecimiento de las capacidades de combate”.

Para el experto, “la temporada sigue mostrando señales altamente preocupantes, pues la insuficiente capacidad logística para combatir incendios de rápida y violenta propagación incrementa seriamente el riesgo de accidentabilidad de los equipos de respuesta, sumando a ello el desgaste, agotamiento y recarga de trabajo de los equipos” tal como lo advirtió la semana pasada en su video columna en INFOGATE.CL.

La prevención es sumamente relevante, puntualizó De L’Herbe, no obstante es importante aclarar que no estamos frente a mayor irresponsabilidad de la comunidad, una oleada de pirómanos o elementos que nos permitan señalar que la responsabilidad de las personas ha tenido un comportamiento diferente al promedio histórico.

De hecho señala que “si miramos las cifras, podemos ver que el número de incendios se mantiene dentro de los promedios históricos, sin cambios que resulten significativos”.

Al cierre de esta entrevista, las cifras publicadas por Conaf en su sitio web institucional, señalaban que el incremento de incendios respecto de igual fecha del año pasado ha sido de un 19% y en comparación a los últimos 5 años, ha disminuido en un 4%.

En ese sentido, De L´Herbe sostiene que es urgente y necesario complementar las capacidades actuales que poseen Conaf, para lo cual es fundamental incorporar aeronaves con capacidad de 4.000 a 6.000 litros, “lamentablemente el director actual de la Conaf confunde a la opinión pública entregando cifras que se asocian a la cantidad de aeronaves, cuando en realidad lo que se ha venido planteando desde 2012 es que se requieren no mayor cantidad, sino que mayor capacidad que complementen las aeronaves utilizadas a la fecha”.

Frente al 1% de los incendios que provocan el 70% de los daños, las capacidades de respuesta no son las adecuadas. Requerimos fortalecer la capacidad de aeronave incorporando algunas de mayor descarga“, señala al tiempo que sostiene que “actualmente  en Chile las aeronaves alcanzan  3.100 litros en algunos tipos de aviones y que en definitiva éstas deberían ser complementadas con aeronaves de 4.000 a 6.000 litros”, cuestión que ha sido advertida desde 2012, año de la trágica muerte de un grupo de brigadistas de una empresa forestal en el sur de Chile y del incendio del Parque Nacional Torres del Paine.

De L’Herbe señala que existe mucha evidencia de dichas propuestas, incluso de planteamientos hechos por parlamentarios que han sido especialmente insistentes esta temporada.

Y añade que “nuestro sistema de emergencia una vez más está dando muestra de incapacidad de anticipación, pero también de fragmentación puesto que llama la atención que siendo Conaf una institución táctica, que está a cargo de combatir los incendios forestales, la institución sectorial especializada en emergencia (Onemi) brille por su ausencia a nivel nacional y la última vez que hayamos tenido al director nacional de la Onemi con presencia pública relevante haya sido hace varias semanas en puntos de prensa a raíz del terremoto en el sur del país”.

Finalmente, el especialista menciona que es preocupante lo que viene en lo que falta de enero, febrero y marzo, ya que son los meses que históricamente concentran el 70 % del daño en hectáreas, “por lo tanto estamos en el momento en la cual la curva de daño, según el comportamiento histórico de las temporadas de incendios forestales, crece significativamente. Hasta ahora los incendios se han concentrado principalmente hasta el Maule, pero todavía falta que la temporada se extienda hacia el sur donde aún no hemos visto que la temporada por razones meteorológicas se haya hecho presente, pero eso ocurre más temprano que tarde, por lo que urge tomar medidas, ya sea por parte del director de Conaf, Onemi o niveles superiores del gobierno”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí